28 de mayo de 2020

MANCHA EN EL PULMÓN

Deforestación.

MANCHA EN EL PULMÓN


Tanto gris que fumaste y el carbón
del esmog que ennegrece tu saliva,
que tenés una mancha en el pulmón
y transmuta tu piel en carne viva...

Tanto uranio con tanta radiación
propagada y atómica es la ojiva,
y megaminería de ambición
que vuelve la agua santa en agresiva...

Así tu alma se torna vengativa,
y escudas tu bondad con destrucción.
Los verdes has teñido de marrón

y cerúleos de roja disyuntiva,
van pintando la mancha corrosiva
agravada por deforestación.

© Rubén Sada.




TRAPECISTA DEL IDIOMA

María Cristina del Pino Segura, española considerada mejor trapecista del mundo
María Cristina del Pino Segura, española considerada mejor trapecista del mundo.

TRAPECISTA DEL IDIOMA


En la rígida cuerda del idioma
equilibra su viaje el trapecista,
un poeta, rapsoda, noble artista
que jamás se caerá si se desploma.

De la A, hasta la zeta el vate doma
verso a verso, no teme caer en pista,
luego lustra el boceto el ebanista
y al lograrlo recibe su diploma.

Qué asombroso el poema en su trapecio
y equilibrio su verso que sostiene.
A los grandes y niños entretiene

y por eso lo aplauden con aprecio.
Cantó su cisne un postrimero viaje
el acróbata osado del lenguaje.

© Rubén Sada. 28/05/2020.



GALILEO



GALILEO


Planteaste preguntas. Respondiste
molestando al poder establecido.
Te otorgaron castigo inmerecido
en un ático lúgubre, muy triste.

Te enfrentaste al rey sol y a lo que existe
con pilares de ciencia que hacen ruido,
la "santa inquisición" paró el latido,
e inmortal a partir de entonces fuiste.

Sembraste el gen del monstruo de la ciencia
incubado en los siglos del progreso.
El huevo de la sierpe está en proceso,
la inquisición moderna te sentencia.

Tu sacrificio completó el desove
en la elipse eternal "eppur si muove".

© Rubén Sada. 27/05/2020

27 de mayo de 2020

SONETO ELÍPTICO



SONETO ELÍPTICO 


Con solo una palabra haré un poema 
que encienda un fosforito de esperanza,
un verbo es medio poco, pero alcanza
y detona el incendio que me quema.

Con esa ínfima chispa de algún tema
mi hornillo tornasol me da confianza,
y acrisola esmeraldas de bonanza,
sonetos que deslumbran como gema.

En la elipse de un verso que acaricia
orbito alrededor de la justicia
en el brillante tropo de una elipsis

que me arrastra a la órbita del sol,
y encendiendo esta fragua en un crisol
enfrentará mi propio apocalipsis.

© Rubén Sada. 26/05/2020.

NOTAS:
ELIPSEFigura geométrica curva y cerrada, con dos ejes perpendiculares desiguales.
ELIPSISSupresión de una o más palabras de una frase que, desde un punto de vista gramatical, deberían estar presentes pero sin las cuales se comprende perfectamente el sentido de la frase.

26 de mayo de 2020

AL RITMO DE LA ESPERANZA

Artista Helene Beland (Canadá)


💚 AL RITMO DE LA ESPERANZA 💚


De una sana coexistencia
se nutre nuestra esperanza,
con la íntima confianza
de que triunfará la ciencia.
El respeto y la conciencia
son la ayuda superior,
que nos hará ver mejor
la senda de la amistad,
sabiendo que la hermandad
está basada en amor.

💚

Hallaremos el camino
y podremos este junio,
despertar al plenilunio
que nos depara el destino.
Con la inspiración del sino
saldremos bien airosos,
en estos tiempos ociosos
que reconforta el saber,
y dispuestos a aprender
pasamos días hermosos.

💚

Como yo no tengo vicio
me esfuerzo en hacer el bien,
siendo amable y más, también
si puedo algún beneficio.
De aprender tengo el oficio
que me viene de la crianza,
tendré que aprender la danza,
de la onda positiva,
y ocupar la mente activa
al ritmo de la esperanza.

💚

Algunos van preocupados
de gérmenes y bacilos,
mientras felices, tranquilos,
vivimos los confinados.
Porque estamos vacunados
en estos tiempos ociosos
con unos versos preciosos
de décimas y sonetos
que de mortales aprietos
nos van a sacar airosos.

💚

Así la dicha es completa
de un tiempo fuera de serie,
y bailando a la intemperie
alcanzaremos la meta.
Entre flores de violeta
que perfuman esta noche
le vamos poniendo el broche
esperando amanecer,
y de la poesía hacer
un generoso derroche.

💚

Tengo metas positivas
cuando sea el pasado esto,
un futuro brilla presto
con sendas bastante activas.
Erradico las nocivas
lastimaduras de lanza,
firmo con la paz alianza
y me alejo del estrés,
empiezo a mover los pies
al ritmo de la esperanza.

💚

He bailado con las feas
y me embarré con el suelo,
bebí el dolor del flagelo
y nadé contra mareas.
Fui moldeando mis ideas
con tesón, con fe y confianza,
y enfrentando la asechanza
puse el disco en “Lado B”,
de ahora en más bailaré
al ritmo de la esperanza.

💚

© Rubén Sada. 26/05/2020

25 de mayo de 2020

VOLCÁN


VOLCÁN


Gélido fuego que en la luz oscura,
tímido asciendes del abismo solo,
trémolo hermano del bravato Eolo
que mansamente tu efusión sulfura.

Tizna de sangre es tu tronada pura
que silenciosa va bramando a Apolo,
y a los poblados, tu alcrebite dolo
va apaciguando tu feroz figura.

¿Hades acaso en tu inframundo espanta?
¿Cuál es tu ancestro de maldita estirpe?
Pido a tu boca que jamás extirpe
la boca fiel del ruiseñor que canta.

¿Me amedrentas cual vil espantapájaro?
¡No podrás silenciar a mi hombre pájaro!

© Rubén Sada. 25/05/2020.

23 de mayo de 2020

MUÉRDAGOS OCRES



MUÉRDAGOS OCRES


Muérdagos ocres que acusáis mi otoño,
cucarda de oro de mi vencimiento,
dadme el permiso de hermanarme al viento,
volátil viaje de un fugaz retoño.

Llevadme pronto al proverbial bisoño
donde el reloj que despertaba lento
fue el precio caro de mi apartamento
hoy derrumbado en temporal carroño.

¿Acaso pretendéis forjar laureles
en tiara de engañosas hojas muertas?
¡Dejadme zarandear mis cascabeles!

¡Regad a tus raíces medio yertas!
Y brotarán tus esperanzas ciertas
rociadas con las aguas de Cibeles.

© Rubén Sada. 23/05/2020.


22 de mayo de 2020

CÉFIRO CRUEL



CÉFIRO CRUEL


Céfiro que estropeas mi osamenta,
déjame soportar tu golpe duro.
¿Cómo es que tú te muestras tan oscuro
¡Mi calendario ya perdió la cuenta!

Júzgame si el espacio que sustenta
tu majestad helada entra en mi muro,
cierro aquí mi ventana, te lo juro
y lograré neutralizar tu afrenta.

Viento cruel, yo te pido que me ayudes,
¡lleva tu resplandor desde mi orilla,
y entrégale mi carta allá en Castilla!

Ella me está esperando, no lo dudes,
en el carmen florido en que me extraña...
¡Soplo! ¡Seca este llanto que me empaña!

© Rubén Sada, Karina Raponi y María Inés Iacometti.
22/05/2020

REGALO DE ANIVERSARIO


REGALO DE ANIVERSARIO


Planifico el festejo de la boda
de aquel día en que unimos el camino,
que nos dimos la mano del destino
y brilló con la más hermosa oda.

Bellos pájaros, cantos de rapsoda
nos darán los matices de su trino,
beberemos el más sabroso vino
de la ambrosía de las pieles, toda.

¿Qué podré regalarte, vida mía,
que en tantos años ya no te haya dado?
¡Si la luna una vez te la he bajado
y te he escrito mi lírica poesía!

¡Con toda la pasión rojo Buñol
capturé la grandeza de tu sol!

© Rubén Sada. 22/05/2020.


21 de mayo de 2020

SONETO Y ESPINELA SE CASARON


SONETO Y ESPINELA SE CASARON


Soneto y Espinela se casaron
España ofrece a Italia matrimonio,
los dos juntaron símil patrimonio,
fantástica poesía recitaron.

Con música de fiesta ellos bailaron
y todos aplaudieron la receta
que oyose de la boca del poeta
y los recitadores que brindaron.

Pareja de futuro muy prolijo,
que cuida bella musa inspiradora,
instante en que detona cada hora

y gesta por millones cada hijo.
Yo quiero ser su amigo y mi alma anhela
vivir junto a Soneto y Espinela.

© Rubén Sada. 21/05/2020.


LA VOZ DEL CÓNDOR


LA VOZ DEL CÓNDOR


Estaba declamando su soneto
un tal Guillermo Luis Nieto Molina,
su voz se replicó en la cumbre andina
y un cóndor descendió con rumbo quieto.

Del hueco de su pétreo parapeto
clámole el ave de cuellera albina,
y encomio dio a su voz tan cristalina
que da interpretaciones con respeto:

—¡Declame, por favor, siga poeta!
¡Recite un verso más, yo se lo pido!
Su voz siempre la escucho de mi nido

y aporta compañía a la meseta.

El eco de su voz es la entidad
que ayuda a transitar mi soledad.

© Rubén Sada. 21/05/2020. 
Soneto heroico

20 de mayo de 2020

SONETO PARA MÍ MISMO



SONETO PARA MÍ MISMO


Me obsequio un buen soneto hacia mí mismo,
pues sé que me merezco un buen regalo
de lucha tengo todo menos halo,
gané en feliz conducta y optimismo.

Mi sangre tiene plasma de humanismo,
y toco el fondo, pero luego escalo,
la astilla de mi cuerpo fue del palo
quebracho y roble injertos con lirismo.

Y emprendo el viaje eterno del poeta
que sale disparado cual saeta.
Hoy miro a mi interior, me siento pleno

y viajo adentro mi caparazón
buscando mi adecuada introspección
feroz a contraviento del terreno.

© Rubén Sada. 20/05/2020.

SODOMA





SODOMA


El reguetón es insulto
y de lo inculto es argot,
es la Gomorra de Lot,
pueblo que fue en sal sepulto.
A lo inmoral rinde culto
y ve al matrimonio broma,
es falla en el cromosoma
del buen gusto en lo escuchable,
quizá fuera muy probable
la música de Sodoma.

© Rubén Sada. 19/05/2020.

VENTANA AL MAR


VENTANA AL MAR

Playa sol y carreteras
he cambiado por mi alcoba,
la sombrilla por la escoba
y el monte por la escalera.
El confín de mi frontera
es la línea vecinal,
el parque jardín floral
lo cambié por un florero
porque estoy de prisionero
tras cortinas y un cristal.

© Rubén Sada. 19/05/2020.

18 de mayo de 2020

CROISSANT


CROISSANT

 La croissant de horno caliente
que me hizo mi Delia Arjona,
le dio hambre hasta a mi hormona
y le convidó a la gente.
Con esto dijo presente
y nos enjugó la panza,
demostrando su bonanza
en este taller de ciencia,
pues me tallé de paciencia
al ritmo de la esperanza.

© Rubén Sada. 18/05/2020.

LA ESCALERA A LA AMISTAD


LA ESCALERA A LA AMISTAD


Yo subí tus peldaños cada día
y llegué, a la cima de mis sueños
Lo intenté, lo logré con mis empeños
sabiéndome mortal y en agonía.

Y saqué de mi ser lo que sentía,
ascendí para ver los lugareños
que una vez me trataron con desdeños
y exploré el pedestal de la hidalguía.

En tu cielo gané la inmensidad
y a la ilusión le fui poniendo altura.
No cabía en el pecho la heredad

y fui bebiendo la hermandad más pura.
Abrevé en el jagüel de la cultura
y coroné el umbral de la amistad.


© 18/05/2020. Autores: María Inés Iacometti, José Alfredo Molina, Guillermo Luis Nieto Molina, Mayda Álvarez, Francisco Padrón, Fernando Rico, Rubén Sada. Sitio: RA RE CUCA - RADIO REVISTA CULTURAL CARRUSELES.


LADO B


LADO B


He bailado con las feas
y me embarré con el suelo,
bebí el dolor del flagelo
y nadé contra mareas.
Fui moldeando mis ideas
con tesón, con fe y confianza,
y enfrentando la asechanza
puse el disco en “Lado B”,
de ahora en más bailaré
al ritmo de la esperanza.

© Rubén Sada. 18/05/2020.

CONQUISTADOR DE SONETOS

Monumento a Cristobal Colón en Buenos Aires

CONQUISTADOR DE SONETOS


Con una décima él me dijo gracias
Ismael Colón, el de apellido ilustre,
surfear palabras en un mar lacustre,
es más que hacer sonetos: acrobacias.


Es navegar con éxito horas lacias
entre las sombras que le dan deslustre,
a su homenaje yo le saco lustre:
los textos curativos son farmacias.

¡Qué linda es la poesía de ida y vuelta!
Magnífico es el arte del soneto.
Aquí mi gratitud queda devuelta.

Aprecio la amistad cuando hay respeto.
Y aunque él no es el Colón descubridor
del soneto será el conquistador.
© Rubén Sada. 17/05/2020.

17 de mayo de 2020

ESPACIO



ESPACIO


Vacío lleno de esperanza incierta,
silencio sideral riega la faz,
con su infinita y majestuosa paz
mantiene a toda nuestra especie alerta.

Va el hombre nuevo de visión experta,
viajando bajo el fuego pertinaz,
desde mil soles se proyecta un haz,
que hace del cosmos una elipse muerta.

Bravío, furibundo se levanta,
alza la frente y mira el horizonte
con paso firme, pero andar despacio.

Él sabe que la tierra es sacrosanta
y aun así prosigue su desmonte:
¡Lo juzgarán las leyes del espacio!

© 17/05/2020. Autores: Karina Raponi, Francisco Padrón, José Alfredo Molina, Guillermo Luis Nieto Molina, Delfín Sierra Tejada, Rubén Sada.



CÓMO ESCRIBIR UN SONETO (FÁCIL) - Parte 1


16 de mayo de 2020

SONETO AL AGUA


SONETO AL AGUA


De ella bebe el sediento con anhelo
y el omnívoro pez allí reposa,
es el néctar de bella mariposa
o es la sal de mi lágrima en tu pelo.

Vaporiza su espíritu del suelo,
danzarina, celeste, silenciosa,
regalando rocío a fina rosa
o un plomizo tormento desde el cielo.

Su translúcida sangre la preserva
en la gota pequeña en la que anida,
de la fosa Mariana al Aconcagua.

La esperanza del mar es la reserva
portadora del vientre de la vida
de un buen futuro que se funda en agua.

© Rubén Sada. 16/05/2020.

A LA ESPINELA DE RUBÉN SADA

A LA ESPINELA DE RUBÉN SADA

Tu canto a los payadores
ciertamente me emociona,
eres el rey sin corona,
campeón de los soñadores.
Hoy le rindo los honores
al autor de la “Espinela”
por esos versos que entregan
cual música de guitarra
al hombre que pone garra
al compás de la vihuela.

Eres un canto a la escuela,
a la fe de la cultura,
eres la fruta madura
con el sabor que conlleva.
Eres de varias maneras
alarma y despertador,
que nos brinda lo mejor
de esa, tu vasta experiencia,
eres toma de conciencia
y reflejo del amor.

Norberto López, 03.09.2019.




CONVERSACIÓN EN DÉCIMAS



CONVERSACIÓN EN DÉCIMAS

de Yoelvis Delgado y Rubén Sada

—Yoelvis Delgado—
Voy a comenzar, Rubén,
con este abrazo de rimas
para ver cómo te animas
y yo me animo también.
Enséñame tú en qué Edén
vamos a sembrar las flores,
si los improvisadores
hechos para este momento
sueltan la décima al viento 
como un carretel de olores.

—Rubén Sada—
Con este abrazo de rima,
aquí te saludo, amigo,
bajo el sueño del postigo
que está sobre la tarima.
Es tu verso que me mima
con estas glosas al viento,
cargadas con sentimiento
en el estilo Espinel,
¡déjame ir a tu vergel,
Yoelvis, por un momento!

—Yoelvis Delgado—
Si llegas a mi vergel
que no halla una estancia breve,
porque el poeta se mueve 
desde la voz a la piel.
Reconozco tu nivel
y la forma de pensar,
por eso para este mar
enciendo el mejor lucero,
porque tú eres un velero 
grande para navegar.

—Rubén Sada—
Siento el perfume a jazmín
del vergel del pensamiento,
y oigo el brillante instrumento
del sinsonte en tu jardín.
Hay abejas en festín
que con tus versos de miel,
van cultivando el jagüel
de una amistad que se anida
en arterias de la vida
con el carmín de un clavel.

—Yoelvis Delgado—
Si vamos hablar de flores
busca el jardín más ameno,
que yo entro en cualquier terreno
para tributar honores.
Dibuja tú los colores
de esta mágica doctrina,
que si el tiempo determina
un vuelo de mariposa,
para custodiar tu rosa
me convierto en una espina.

—Rubén Sada—
Si tú eres una espina
yo seré la curación,
estuve mucho en prisión
en mi país, Argentina.
Sé bien qué es estar en ruina
pero salí del abismo,
me ayudó mucho el lirismo
y quiero que vos te ayudes,
si te gusta, no lo dudes:
“Te da vida el optimismo.”

—Yoelvis Delgado—
Me da vida el optimismo
de ayudar al que improvisa,
y despertar la sonrisa
que se esconde en el abismo.
En el jardín del lirismo
tengo un poema completo, 
y en el camino discreto
que me ha dado la espinela,
yo me bauticé en la escuela
de la amistad y el respeto.

—Rubén Sada—
El respeto y la amistad
son dos hermanos gemelos,
dos pájaros en los cielos
planeando con libertad.
Luego está la adversidad
que en el camino atraviesa
esta vida de sorpresa
y uno toma decisión...
¡A neurona y a pulmón
se emprende cualquier empresa!

—Yoelvis Delgado—
Yo tuve que ir a la empresa
de las improvisaciones
a discutir con leones
los bocados de mi mesa.
Quisieron hacerme presa
en procederes ingratos,
pero estirando sensatos
conocimientos, crecí,
y después tan sólo vi
una manada de gatos.

—Rubén Sada—
La vida es un crecimiento
continuo para explorar,
si es tu huella dactilar
y tu temple de cemento.
No te vencerá algún viento
ni tormenta que horroriza,
ningún huracán que triza
hará polvos de tu roca,
la tempestad será poca:
¡tan solo una simple brisa!

—Yoelvis Delgado—
A veces junto a la brisa
suelto mi mejor paloma,
para que enseñe el idioma,
la imagen de una sonrisa.
Y si busco en la ceniza
donde se esconde el recuerdo,
sin ser náufrago me pierdo
pero no en un laberinto,
sino en el tierno recinto
que conduce al lado izquierdo.

—Rubén Sada—
Ha sido un gusto, mi amigo,
encontrarnos este día...

—Yoelvis Delgado—
Yo también siento alegría
de haber cantado contigo.

—Rubén Sada—
Ha brotado nuestro trigo
y le pasamos la azada...

—Yoelvis Delgado—
Y ojala en otra jornada
nos volvamos a encontrar...

—Rubén Sada—
Para volver a cantar
Delgado junto con Sada.

—Yoelvis Delgado—
Este adiós será muy breve
pues mientras haya expresión...

—Rubén Sada—
pondremos el corazón
en lo que al alma conmueve.

—Yoelvis Delgado—
La décima cumbres mueve
en toda la geografía...

—Rubén Sada—
si llena está de poesía
nos sonreirá el Hado...

—Yoelvis Delgado—
Para que llegue al sagrado
mundo de la fantasía.

© 15/05/2020 - Yoelvis Delgado y Rubén Sada.


15 de mayo de 2020

DÉCIMA PROHIBITIVA


DÉCIMA PROHIBITIVA


Si dos más dos, igual cuatro,
y tres más tres, igual seis,

diez más seis son dieciséis,
hora que empieza el teatro.
Tiene el día, veinticuatro,
y hay meses de treinta y uno,
de veintiocho solo hay uno,
y de treinta, cuatro hay,
quise ser tu samurai
pero no ha sido oportuno.


© Rubén Sada. 16/03/2020.

14 de mayo de 2020

CUERDAS


CUERDAS

En el madero preciado
entre mis dedos se amarra
todo el canto payador
y le voy poniendo garra,
se inspiran en la milonga
las cuerdas de mi guitarra.

© Rubén Sada. 14/05/2020

REDES SOCIALES


REDES SOCIALES

Glosas:

"Aquí en las redes sociales
el viento redacta el clima
por ver si alguien se anima
en escribir decimales.

La vida lleva en sus manos
cuatro bellas estaciones
que improvisan diez canciones
para todos mis hermanos."

(Joel Márquez Sánchez)

Aquí en las redes sociales
volcamos el pensamiento,
la llave del sentimiento
abre puertas decimales.
Guerreros espirituales
más que amigos son hermanos,
con sueños de veteranos
y una verba bendecida,
desde una pluma de vida,
la vida lleva en sus manos.

El viento redacta el clima
que da espíritu a su letra,
y a los jóvenes penetra
o a viejos en la tarima.
Van subiendo hasta la cima
otoños ocres, marrones,
inviernos con mil fogones
y veranos en las eras,
con felices primaveras,
cuatro bellas estaciones.

Por ver si alguien se anima
quise invitar a Joel,
me dejó asombrado él
y se subió a la tarima.
Nos une la madre rima
y junta los corazones,
poniendo las ilusiones
en cuerdas de una guitarra,
son seis cuerdas que la amarra
que improvisan diez canciones.

En escribir decimales
creo que yo me especializo,
con esta glosa bautizo
a mis versos eventuales.
Improvisando cordiales
salen prestos y galanos,
flotan al aire, livianos
del aire de un paladar,
y los quiero dedicar
para todos mis hermanos.

© Rubén Sada. 14/05/2020.