'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

AL POETA ARGENTINO RUBEN SADA. (Un regalo maravilloso que recibo de las manos del poeta colombiano Héctor José Corredor Cuervo)

RUBEN SADA

Un poema escrito por
Héctor José Corredor Cuervo,
Poeta de Colombia.


Rubén Sada es el nombre
de un gran poeta argentino,
que alumbra cual superhombre
los pasos en el camino.

A él su conciencia le objeta
el servicio militar,
y prefirió ser poeta
antes que ir a pelear.

Cuatro años de calabozo
en las prisiones urbanas,
le metieron por medroso
sin condiciones humanas.

Más su servicio es valioso
al empuñar una pluma,
en el gran país hermoso
que le dio luz en su cuna.

Hoy le escribe un militar
de un noble país hermano
y lo invita a levantar
esa gran pluma en la mano.

 Digamos a mucha gente
que las sombras de la guerra
no lleguen al continente
 y que haya paz en la tierra. 

Autor: Héctor José Corredor Cuervo, 30/12/2009.


ººººººººººººººººººººººººººººººººººººººº


¡Muchas gracias por este hermoso regalo Héctor!
Nunca lo olvidaré.

Poesías de Rubén Sada que explican algunas de sus experiencias vividas al rehusarse a rendir servicio militar como objetante de conciencia:

Cita Textual de JORGE LUIS BORGES:
“En tiempos de guerra la gente se vuelve loca… Los gobiernos alientan la locura. Si uno no está loco, puede ser considerado traidor.”






Palabras pronunciadas por el poeta JORGE LUIS BORGES el 11 de Junio de 1982

¿Y qué hubiera pasado si a los militares yo les hubiera obedecido?

PARA RUBÉN SADA (Este es el mejor regalo que recibí en 2009, de parte de Edmundo Icaza Mendoza)

(Este es el mejor regalo que recibí en 2009, 
y es de parte de Edmundo Icaza Mendoza)
¡Gracias Hermano de Letras! ¡Gracias Edmundo!

  • PARA RUBÉN SADA

  • A un cantor argentino, 
  • ¡Mi aprecio por su indiscutible labor
  • por las bellas letras!. 

  • ***
  • Para un hombre gentil,
  • Poeta de todo perfil,
  • Yo le estrecho la mano,
  • Y con un abrazo de hermano
  • Mi calor fraterno le doy.

  • Y que su cosecha de letras,
  • La siga levantando temprano,
  • Y que esa admiración se eleve
  • Por las jóvenes letras hispanas,
  • Y él, aplausos siga obteniendo,
  • y adquiriendo triunfos y encomios,
  • y elogios por su siembra triunfante. 
  • Admirados por sus convecinos,
  • Poetas de un continente Indo-hispano.

  • Por sus letras: mi admiración fraterna.
  • Por su tesonera labor: mi felicitación.
  • ¡Por la Amistad! ¡Mi amistad de Hermano!


  • 6:25 p.m. del domingo 27 de diciembre,
  • a cinco días, para entrar al 2010. Col. 4 de Mayo.
  • Zaragoza, León, Nicaragua, C. A. 









MISIVA DE UN SECUESTRADO (Por la libertad de los secuestrados de Colombia, de Héctor José Corredor Cuervo)







MISIVA DE UN SECUESTRADO






Con tristeza de la selva,
que cruel erosiona el alma,
hoy escribo esta misiva
con llanto y luz de una llama
para pedirles clemencia
a los caudillos de fama,
que deben tener conciencia
de cuidar la vida humana.


Estamos bajo la fronda
de cruel indolencia añosa
con la parca que nos ronda
como abeja venenosa
la que se pasea oronda
con la caterva medrosa
que dispara a sol y sombra
por presencia de la tropa.


Aquí estamos defensores
de la patria y democracia,
sin que escuchen los clamores
dirigentes de importancia,
que dicen ser salvadores
del pueblo con ignorancia
mientras reciben honores
de la falaz democracia.


Son aquí, los compañeros
la soledad y la tristeza,
el hambre del pordiosero
entre el tedio y la pobreza,
el enfado, los agüeros,
el maltrato y la rudeza
de todos los carceleros
que demuestran su torpeza.
Aquí está goteando el tiempo
en clepsidra lentamente
y en medio del sufrimiento
horadando nuestras mentes,
hasta perder el aliento
como tristes indigentes
que mueren sin alimento
ante seres inconscientes.


Vivimos encarcelados
como reales animales,
sin libertad e infectados
por insectos infernales,
que parecen ser enviados
por los propios criminales,
para matar secuestrados
que luchan por sus ideales.


Pretendo que esta misiva
viaje por el mundo entero,
que la lean los artistas,
el maestro y el obrero,
estudiantes e idealistas,
el pastor y el consejero,
para que la gente autista
se apiade del prisionero.


Porque, ¿hasta cuándo este grito
se quedará en las montaña?
Sin eco en el infinito
y atrapado en la maraña,
sin que escuche el Dios Bendito
el llamado de las almas
que mueren en el olvido
por un tirano con armas.


 (Héctor José Corredor Cuervo)

















 Biogrfía de Héctor José Corredor Cuervo:


Héctor José Corredor Cuervo,(Colombia): Coronel retirado, graduado en administración logística, experto en administración pública, control interno, periodismo, medios de comunicación y seguridad nacional.


Durante su carrera militar ocupó cargos importantes como analista de inteligencia, comandante de la Escuela Logística, inspector delegado del Comando del Ejercito, director nacional de reclutamiento y movilización, adjunto militar a la embajada de Colombia en Washington. Adelantó cursos de especialización en la Universidad Santo Tomás y en los Estados Unidos.


Ha sido distinguido con las siguientes condecoraciones: Medalla de tiempo de servicio 15-20-25-30 años, Medalla División De Vanguardia del Ejercito Libertador, Medalla de Servicios Distinguidos En Orden Público, Medalla de Honor al Deber Cumplido, Orden del Mérito Antonio Nariño, Orden del Mérito Militar José María Córdova, Cruz del Mérito Agrupación Logística, Cruz de honor de Interlanza, Gran Cruz del Sur, Medalla Policía Militar.


Profesor escalafonado en primera categoria en los campos de administración, logística, inteligencia, estrategia y acción sicológica; habiendo sido distinguido con la inscripción en el libro de oro de la Escuela Superior de Guerra por su excelencia.


En el retiro ha desempeñado cargos de importancia como jefe de división de usuarios rurales de la Empresa de Energía de Bogotá, director de seguridad de la Compañía Latinoamericana de Seguridad y Protección, gerente de la Compañía Internacional de Logística y Seguridad. Columnista del diario de La República, Diario de Tunja, periódicos de Acore, Acorpol y en forma ocasional de otros medios de circulación  nacional.


Ha escrito los siguientes libros: Apuntamientos Críticos del Sistema Colombiano y de la Seguridad Nacional, Te Amo Colombia, Jirones de Mi Patria, Orgullo Colombiano. Sus poemas han sido seleccionados por Lord Bayron Ediciones par a ser publicados en la Nueva Antología de Poesía Hispanoamericana la cual está siendo divulgada en todos los países de habla hispana, Estados Unidos y Europa.
Ha participado en varios eventos y encuentros nacionales e internacionales y sus poemas han sido difundidos en internet, en diferentes periódicos, boletines y revistas.


Es participante activo en recitales para colegios, universidades y entidades culturales. Es miembro de los siguientes centros culturales: Centro Poético Colombiano, Tertulia Cultural de Acore, Fundación poética Algo por Colombia, Tertulia Cultural Acorpolista, Tertulia Cultural de Santander- Actualmente colabora en los siguientes foros internacionales de poesía: Mundo Cultural Hispano, Auténtica Poesía, Poesía en Español, Poesía Castellana, Foros de Ababolia, Poemas del Alma, Rincón de Poesía, Lo Paisa, Pasos en la Azotea, Conexión Colombia, Predicado Letras y Musas.


Actualmente participa en las siguientes comunidades internacionales: Asociación Internacional de Escritores, Encuentro Internacional Virtual de poesía, Escuela de Poesía, Nueva Poesía Hispanoamericana, Literatura Cubana en el Exilio, Poemas y Más Poemas, Poesía Romántica, Club de los Enamorados, El Cobijo de Poemas, Isla Tropical Tenerife, Paraíso Poético, Poesía en Movimiento, Sueños de Lesly, Versos y Poetas. Es administrador de la s siguientes comunidades: Colombia Poesía Canta y Tertulia Cultural de Acore.

MÁS POEMAS DEL MISMO AUTOR:


SECUESTRADOS EN LA SELVA

(Héctor José Corredor Cuervo)


    Quisiera ser el ave que vuela por  la selva
    para alegrar con trinos el tedio de mañanas,
    para llevar mensajes pidiendo se devuelva
    a todo secuestrado que sufre en sus entrañas.

    Quisiera ser la abeja que vive en la maraña,
    para chupar  néctar de flores entreabiertas
    y formar una bresca en indómita montaña
    que dulcifique las almas cuando estén despiertas.

    Quisiera ser el gran felino, audaz e imponente,
    que ande cauteloso sin temor a la escopeta
    para dar un zarpazo en el lugar pertinente
    y lograr liberarlos de manera discreta.

    Quisiera ser la nube que cubre el firmamento
    con armas poderosas de rayos y centellas
    para asustar raptores con temores adentro
    en una noche oscura, sin luna y sin estrellas.

    Quisiera que mi cuerpo volara en pensamiento
    y que el Señor me otorgara el don de ubicuidad
    para mitigar los infernales sufrimientos
    hasta lograr de todos completa libertad.

    Quisiera con mi lira cantarle a ese hermano
    que con salvajismo le hunde a la patria el acero
    y decirle que actualmente  el pueblo colombiano
    no cree en esa lucha de terror verdadero.



“No es el dolor físico el que me detiene, ni las cadenas en mi cuello lo que me atormenta, sino la agonía mental, la maldad del malo y la indiferencia del bueno”. Coronel  Luis Mendieta.

   VIDA  EN LA SELVA

(Héctor José Corredor Cuervo)

Revestida de gris entre la selva,
bajo sombras de la hostil maraña,
la vida pasa esperando que vuelva
la luz en  libertad  por la mañana.

Entre  sombras de injusto cautiverio
ronda la soledad  agazapada,
mirando que la parca y su misterio
llegue con claridad en la alborada.

Las ramas son las  fieles compañeras
que ofrecen el abrigo y real  confianza
entre  hombres que matan como fieras
la propia libertad y la añoranza.

 El sol al ocultarse huye aterrado
al ver tanta maldad  en este mundo
y estrellas no dan lumbre al collado
por temor a un felino vagabundo.

Los sueños, al igual que el tiempo,
están  bajo la fronda secuestrados
sin esperanza , sin ningún aliento,
sin ilusión de  que sean liberados.

 Los recuerdos, cual feroz catarata,
rompen espacios en la frágil mente
para  mostrar a la amistad ingrata
y al duro corazón del dirigente.

Las plegarias y gritos de clemencia,
que se hacen a Dios en el calvario,
se ahogan en el mar de la indolencia
con esbirros que roban el  sudario.


6 de enero  de 2008. En honor de Ingrid Betancour y  de todos los secuestrados que en la fecha permanecen en cautiverio esperando que el mundo reaccione. El epígrafe corresponde a una frase de la última carta enviada por el coronel Luis Mendieta Secuestrado por las FARC desde hace 9 años.



  LIBERACIÓN DE ESCUESTRADOS
              (Héctor José Corredor Cuervo)

Ya se escuchó el clamor de las montañas
que oyeron el dolor de secuestrados
quienes mueren de tedio en sus entrañas
por la culpa de  seres depravados

Ya se abrieron cerrojos de las mentes
de captores que viven en la selva
torturando a humanos inocentes
que crecen bajo  la sombra cual la hiedra.

Ya en la patria se palpa la alegría
por regreso  de varios secuestrados
que aguantaron con fe y con valentía
las cadenas con odio  de malvados

Hoy se siente en los aires matinales
el ruido de las naves  salvadoras
que fueron a los sitios infernales
donde muere la vida con las horas.

Los hogares se adornan con festones
para dar la bienvenida al esposo,
al padre honesto que sembró ilusiones
en espera de un  día victorioso.

En ciudades  se sienten ya la brisa
de concordia, de paz y de hermandad
que sopla entre los seres con gran prisa
bajo sueños de amor y libertad.

Amarrados quedaron servidores
que juraron a patria defender
de bandidos y de los  invasores
que matan ilusiones con placer.

Ya el pueblo de la hermosa patria mía
no cree en las promesas del tirano
que siembra las semillas de agonía
en todo el territorio colombiano.




MAR DE  INDOLENCIA
(Héctor José Corredor Cuervo)

Gritemos todos unidos
en este mar de indolencia
donde se oyen los aullidos
de los lobos sin conciencia
que defienden los bandidos
que torturan sin clemencia
a  seres desprotegidos
con escarnio y con violencia.

Prendamos todos la lumbre
que ilumine al dirigente
para que vea cuanto sufre
el secuestrado inocente
que en medio de incertidumbre
espera solo la muerte
de un matón con reciedumbre
que  ya le arruinó el presente.

Libertad sin condiciones
en el grito de la gente
que sabe de vejaciones
de la fiera irreverente
que le pide a las naciones
dar apoyo al delincuente
mientras mantiene intenciones
de traficar libremente.





HOLOCAUSTO 

(Héctor José Corredor Cuervo)


Con los miembros y troncos mutilados,
en la selva con crueldad inhumana,
diez inocentes fueron inmolados
por luchar por la patria soberana.

Sus almas tristes se fueron al cielo
en medio de las olas de terror
que dejan fieras que atacan en sendero
con garras afiladas de rencor.

Hoy, valientes están acongojados
junto a la tumba y de la patria altar
al despedir a mártires soldados
que buscaron la paz y bienestar.

Sus sentimientos de unión y concordia
en nuestras mentes estarán por siempre
para acabar con el odio y discordia
de apátridas que atacan ciegamente.

Bajo influjo de espirituales lluvias,
que caerán del cielo cual torrente,
florecerá la paz, como magnolias,
que adornará el rostro del continente.



5 de mayo de 2003. Homenaje a los mártires Gilberto Echeverri Mejía, Guillermo Gaviria Correa, Alejandro Ledesma Ortiz, Wargner Harvey Tapias Torres, Yercinio Navarrete Sánchez, Mario Alberto Marín Franco, José Gregorio Peña Guarnizo, Samuel Ernesto Cote Cote, Francisco Negrete Mendoza y Héctor Lucuara, sacrificados por la guerrilla de la Farc en la quebrada Papayal, municipio de Urrao (Antioquia).

                                                        


MÁRTIRES POR LA DEMOCRACIA  
(Héctor José Corredor Cuervo)

Entre lampos de dolor y tristeza
por la verde alameda se marcharon
las once ánimas que en la vida hallaron
un tormento sin par en la maleza.

Se fueron  sin tiquetes de regreso
dejando grandes huellas en la selva
para indicarle al pueblo que no vuelva
a creer en faccioso o en sabueso.

Sus cuerpos se quedaron en el monte
atados a instrumentos de tortura
los que vieron sufrir con amargura
ultrajes de opresor sin horizonte.

Los corrales bruñidos por la brisa,
que azotaba  con fuerza los dolores,
no volverán a escuchar más clamores
de seres que soñaban con justicia.

Hoy rechina en silencio la hojarasca
que fue testigo de los sufrimientos
cuando con frío, con sed, sin alimentos
ansiaban que pasara la borrasca.

En campos, en aldeas y en ciudades
 solo se oye el clamor de libertad
de un pueblo saturado de orfandad
que queda tras el paso de criminales.



TRISTES FIESTAS (Poema de Emilio Pablo, de V. Tesei)




TRISTES FIESTAS

Sería cinismo hablar
de rosas y no de espinas,
cuando hay media Argentina
que la está pasando mal;
cuando muchos para "morfar"
se dan a la arrebatiña...

Sería versearnos mentiras
decirnos que estamos bien;
cuando perdimos el "tren"
de comer todos los días;
el lujo va por las vías
y estamos en el andén...

¿Puede alguno, no creer
esto que doliente digo?
Que salga a vagar conmigo
Y verá al hombre en sufrir;
Son esos que para vivir
Hacen vidas de mendigos...

El hambre es mudo testigo
De sus tripas azotadas;
Mientras, aquellos que mandan,
Aumentan bien sus bolsillos;
Esa sarta de vivillos,
Que son simplemente “garcas”.

Afanosos por las arcas
Quizá descuidan funciones;
Quizá hay otras razones
Que uno no alcanza a saber;
Pero si se puede oler...
Es porque hay pudriciones.

Alzo mi copa de dolores
En el nombre de ese pueblo,
Al que devoran los cuervos
Que enquistan en el poder;
Silencio se debe hacer
Por la gente en privaciones...

2009, desde entonces...
desde ese mensaje humilde...
pero se ve que no sirve
si no existe la moral;
celebremos navidad
junto al dolor de los pobres.-


Deseo, desde el fondo de mi corazón,
Que en esta navidad, todos elevemos una oración
al altísimo,”fuente de toda razón y justicia”, 
pidiendo por todos los excluidos
y por nuestros gobernantes, 
que seguramente perdieron su rumbo
moral, cuando suplantaron a nuestro Señor, 
por el dinero y el poder...
PAZ, AMOR Y TRABAJO, para todos.-
                          
 EMILIO PABLO
21 de diciembre de 2009


QUIÉN SERÁ (de Amanda Miguel) Interpretado por Rubén Sada en Café Literario



QUIEN SERÁ

¿Quién me besará
antes de dormir?
¿Quién despertará junto a mí...?

¿Quién me mimará?
¿Quién compartirá,
codo a codo lo que vendrá...?
¿Quién… me amará?
¿Quién será?
¿Quién será?

¿Quién besaré al regresar?
¿Quién será leña en mi hogar?
¿Quién va a esperar piel a piel
junto conmigo los hijos y el fin?

¿Quién será cómplice fiel
en la aventura de amar?
¿Quién me dirá creo en ti,
y de mi mano andará por ahí...?

¿Quién me hará reír?
¿Quién me hará sufrir
cada vez que tarde en venir...?
¿Quién… me amará?
¿Quién será?
¿Quién será?

¿Quién me querrá tal cual soy
justo por ser como soy?...
Terco, rebelde y vital,
un poco loco, atrevido y sensual...

¿Quién me dará de beber
cuando me angustie la sed?
¿Quién cerrará de una vez
todas las puertas del miedo a creer?

¿Quién hará un nido en mi ser?
¿Quién va quererme querer?
¿Quién me pondrá en el ojal
una flor roja... una "flor de mujer"?

ah, ¿Quién será?
¿Quién será?
¿Quién será?



Autora: Amanda Miguel (1981)
Interpretación: Rubén Sada.
Arreglos de letra: Rubén Sada.

ALFONSINA (UN POEMA PARA ALFONSINA STORNI) DE EMILIO PABLO

Alfonsina y el mar


ALFONSINA 


Alfonsina, vive y vuela en brisas, 
ese nombre tuyo enjoyando versos; 
con azul esencia de un amor marino, 
y aquel tu destino de darse en caricias. 

Y eres la espuma que en crestas furiosas 
endulza el castigo que sufren las rocas; 
y el cariño tibio que ofrendan las playas 
ante el desbocado fragor de las olas... 

Por las caracolas, en profunda magia, 
van sonidos nuevos desde tus distancias; 
un dulzor de liras pulsadas con versos, 
sangrantes de luna, de ti, resonancia... 

Y el alma del agua que es la transparencia, 
expresa en su aliento tu libre fragancia; 
y en noches profundas su carne esmeralda, 
se viste en reflejos recubierta en nácar... 

Y así es la playa, la luna, la sombra; 
como un pecho tíbio de bullente aroma; 
donde queda el rastro, la arena, y el viento, 
con restos de versos que cantan tu gloria... 

EMILIO PABLO (V.Tesei, Prov.Bs.As.)

MI SOBRINA


(Para MELI:)




MI SOBRINA

Yo te amo chiquitina:
vos sos mi linda sobrina.
Con tus tan jóvenes años
sos inocente y fina:
delicada y femenina.

Bajo el sol del mediodía
tú alegremente caminas.
Por la noche las estrellas
y la luna te iluminan
hasta que el día termina.

Yo te amo, chiquilina,
y aquí te dejo estas líneas,
como dulce testimonio
de mi amor en poesía:
para vos, dulce Melina. 


--..--
Con mucho afecto de tu tío, Rubén Sada,
para Meli, y para que siempre me recuerdes.

EL PAR DE BOTAS (Recitado Gauchesco) de Carlos Portela



UN PAR DE BOTAS - Carlos Portela

Sentado en su despacho, el comisario hojeando expedientes,
Cuando el cabo se presentó trayendo al detenido..
Un mozo de treinta años a lo sumo,
Vestía bombacha gris y corralera, que a juzgar por lo viejas,
Estaban dando pruebas de la miseria e su dueño...

Sin levantar la vista e los papeles,
prestó oídos a la palabra el cabo:
- Me lo entregó el Sargento, asigún dicen,
este paisano vago le robó unas botas al bolichero Vivas, Comisario..

- Unas botas? Aha..
- Ladrón barato...
- Como te llamás?
- Orencio Nievas
- Y de ande sos?
- De acá mesmo señor
- Trabajás?
- No señor, no hallo trabajo...
Estuve conchabao pa la cosecha en la chacra e Barcala,
pero en cuantito termino la juntada e maíz me echaron..
Ahora hago algunas changas y ansí vivo..

- A qué le llamás changas, a andar robando?
El paisano bajó la vista al suelo...
- Ande tenés las botas?
- En el rancho..
- Cabo, mande a buscarlas y páselo pa adentro a este ratero que ya vamos a ver lo que le damos.
Salió el Cabo llevándose al detenido
y el comisario se quedó pensando...
- Un par de botas...
Ni pa robar sirven estos paisanos vagos...
No habían pasado dos horas que un melico
se le cuadró en la puerta del despacho..
- Permiso Comisario..
Fui hasta el rancho el detenido Nievas
a trair las botas que le robó a Don Vivas...
Me las dio su mujer, las tenía puestas un hijo de ellos,
un chico de siete años...

- Con que esas son las botas?
Son muy chicas pa ensuciarse las manos..
Qué decía la mujer?
- Y nada, lloraba como una magdalena, Comisario,
y cuando me diba a ir me dio esta carta,
pa que se la entregara a ud. en sus propias manos..

- Aver deame
Mujeres que les piden los maridos, je,
nada más natural, pero lo malo
que siempre los hayan angelitos
aunque le hagan sombra al mesmo diablo...

Pero esa carta era distinta a todas,
Escrita en un papel de estrasa mugriento y arrugado,
Las palabras, eran una hilera torpe de garabatos,
que habían estampao la gracia y la inocencia,
de aquella criaturita de siete años,
ajeno por completo a la disgracia
que la miseria echó sobre su rancho...

El ceño el Comisario se fruncía
al tiempo que la iba descifrando...
Y al acabar de leer casi temblaba
la sucia hoja e papel entre sus manos..

- Agente..
- Mande mi Comisario
- Vaya y devuelva a la mujer de Nievas esas botas que ha traído, dígale.. dígale que jue un error que nos disculpe..
Después me le pregunta al bolichero de parte el Comisario, cuánto valen la botas, se las paga y que se olvide el caso..

Espere no se vaya...
A Orencio Nievas ya mesmo me lo largan, y que no deje de llegarse mañana mesmo...
Puede que le haya hallao algun trabajo..

Se retiró el milico tras la orden, y Don Segundo
se acomodó en la silla, pa ripasar esa hoja,
que aún temblaba como un pajarito hondeao entre sus manos...

- Siñores reyes magos:
Yo les pido que se acuerden este año de trairme las botitas..
Yo soy bueno, y asigún me han contado, si uno se porta bien todito el año, ustedes no se olvidan del regalito.

Tomando de la hoja, sintió como una brasa dentro el pecho,
y echó ajuera la rabia murmurando..

"Mientras la miseria haga ladrones de esa laya ..
¡Yo nunca serviré pa comisario... !!!"

(Autor) "CARLOS PORTELA"




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...