23 de agosto de 2009

UN TESORO PRECIOSO: EL AGUA (Poema de Sara Rojas)

La escasés de agua potable, mata a 2000 veces más personas que el hundimiento del Titanic mas los que murieron en las Torres Gemelas. ¡Y los países del Norte nos la vienen a envenenar con cianuro para llevarse el oro de nuestras montañas andinas!
Lee este poema de Sara Rojas.



UN TESORO PRECIOSO ¡EL AGUA!

Se escucha en silencio

del maravilloso paisaje

el quejido del cerro Famatina

por la cruenta explotación de sus minas.

Se desliza gota a gota el agua o en torrentes

a su pesar, y sufriendo contamina.

Contamina las vertientes y las napas,

se secan los sembradíos, mueren los peces,

las montañas todas se estremecen,

la misma tierra sufre desgarrada.

"Los árboles mueren de pié"

con la dignidad que corresponde,

cargados de frutos, olivares y vides,

mecen sus gritos de protesta al viento,

unidos al coro de los pájaros

en un gemir casi eterno.

Mueren niños, mujeres y hombres

que no son más dueños del suelo

ni de esos ríos, nadie, nadie puede apagar la sed.

La montaña se achata de pavor

se destruyen los glaciares.

Con dinamita vuelan la belleza, ¡Qué dolor!

y a cíelo abierto es el gran daño.

Miles de firmas y protestas ¿para que sirven?

No, esto no tiene perdón.

Hay que escuchar el corazón del pueblo

que pide Patrimonio Nacional del Famatina,

soberbio con su nieve eterna

jugando a las escondidas el sol en sus grietas.

El ojo satelital descubre partículas de oro y cobre

en las quietas y milenarias rocas,

y ahí empieza el calvario ¡Pobre Alumbrera!

Estás padeciendo la codicia ajena.

¡Basta de contaminación!

¡Basta de plomo, mercurio, zinc, cianuro y cadmio!

¡Pongámonos de pié, cuidemos el Planeta!

¡Exijamos un cambio!

EL AGUA ES EL MAYOR TESORO.

_________________________

SARA ROJAS (Buenos Aires, Argentina)


_________________________

Más lecturas sobre la depredación ambiental en ARGENTINA


LLEE TAMBIÉN MI POEMA DE DENUNCIA ECOLÓGICA

18 de agosto de 2009

COMO SE CONTAMINA EL RÍO DE LA PLATA

Riachuelo: Una vergüenza nacional (Cortometraje)


Lee mi poesía ecologista AGUA QUE SEA AGUA donde hablo de la contaminación producida en la cuenca del Río de la Plata. Sí, el río más ancho del mundo, de donde obtienen el agua para uso doméstico más de 15 millones de habitantes de Buenos Aires y alrededores, está siendo gravemente contaminado.

3 de agosto de 2009

SEMBRANDO, de Marcos Rafael Blanco Belmonte

SEMBRANDO, de Marcos Rafael Blanco Belmonte




SEMBRANDO


De aquel rincón bañado por los fulgores
del sol que nuestro cielo triunfante llena;
de la florida tierra donde entre flores
se deslizó mi infancia dulce y serena;
envuelto en los recuerdos de mi pasado,
borroso cual lo lejos del horizonte,
guardo el extraño ejemplo, nunca olvidado,
del sembrador más raro que hubo en el monte.

Aún no se si era sabio, loco o prudente
aquel hombre que humilde traje vestía;
sólo sé que al mirarle toda la gente
con profundo respeto se descubría.
Y es que acaso su gesto severo y noble
a todos asombraba por lo arrogante:
¡hasta los leñadores mirando al roble
sienten las majestades de lo gigante!

Una tarde de otoño subí a la sierra
y al sembrador, sembrando, miré risueño;
¡desde que existen hombres sobre la tierra
nunca se ha trabajado con tanto empeño!
Quise saber, curioso, lo que el demente
sembraba en la montaña sola y bravía;
el infeliz oyóme benignamente
y me dijo con honda melancolía:
—Siembro robles y pinos y sicomoros;
quiero llenar de frondas esta ladera,
quiero que otros disfruten de los tesoros
que darán estas plantas cuando yo muera.

—¿Por qué tantos afanes en la jornada
sin buscar recompensa?— dije. Y el loco
murmuró, con las manos sobre la azada:
—«Acaso tú imagines que me equivoco;
acaso, por ser niño, te asombre mucho
el soberano impulso que mi alma enciende;
por los que no trabajan, trabajo y lucho;
si el mundo no lo sabe, ¡Dios me comprende!

»Hoy es el egoísmo torpe maestro
a quien rendimos culto de varios modos:
si rezamos, pedimos sólo el pan nuestro.
¡Nunca al cielo pedimos pan para todos!
En la propia miseria los ojos fijos,
buscamos las riquezas que nos convienen
y todo lo arrostramos por nuestros hijos.
¿Es que los demás padres hijos no tienen?...
Vivimos siendo hermanos sólo en el nombre
y, en las guerras brutales con sed de robo,
hay siempre un fratricida dentro del hombre,
y el hombre para el hombre siempre es un lobo.

»Por eso cuando al mundo, triste, contemplo,
yo me afano y me impongo ruda tarea
y sé que vale mucho mi pobre ejemplo
aunque pobre y humilde parezca y sea.
¡Hay que luchar por todos los que no luchan!
¡Hay que pedir por todos los que no imploran!
¡Hay que hacer que nos oigan los que no escuchan!
¡Hay que llorar por todos los que no lloran!
Hay que ser cual abejas que en la colmena
fabrican para todos dulces panales.
Hay que ser como el agua que va serena
brindando al mundo entero frescos raudales.
Hay que imitar al viento, que siembra flores
lo mismo en la montaña que en la llanura,
y hay que vivir la vida sembrando amores,
con la vista y el alma siempre en la altura».

Dijo el loco, y con noble melancolía
por las breñas del monte siguió trepando,
y al perderse en las sombras, aún repetía:
—«¡Hay que vivir sembrando! ¡Siempre sembrando!...»



Marcos Rafael Blanco Belmonte

En la foto, el poeta Rubén Sada en la calle
BLANCO BELMONTE de Córdoba, Andalucía, España







LA GRIPE 'P'


Sería lindo que la poesía se contagie en el mundo, como la gripe.

LA GRIPE ‘P’


Quisiera yo que el mundo entero
se contagie de la gripe ‘p’:
no es 'porcina’ la gripe que refiero
sino en la gripe ‘poética,’ (pensé).

Que esta "gripe de poesía" se propague
por los libros, también por la TV,
y que el fuego de los versos no se apague,
y se publiquen también por Internet.

La influenza bucólica contagia
desde la coronilla hasta tu pie,
y ejerciendo en el alma mucha magia,
te hará transportarte hasta el Edén.

Para esta sana gripe no hay barbijo,
se transmite boca a boca sin ‘porqué.’
Solo lees lo que el poeta dijo,
y lo incorporas muy dentro de tu ser.

Esta gripe poética no infecta,
ni necesitas usar alcohol en gel.
La poesía será excusa perfecta,
para exclamar verdades a granel.

Esta sana enfermedad de la poesía
es bien ea-ea-ea-pe-pé.
Quisiera yo que todo el mundo,
se contagie de la gripe ‘p.’

Rubén Sada. 02-08-2009
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...