'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

EL BRINDIS DEL BOHEMIO (Poema de Guillermo Aguirre y Fierro)



EL BRINDIS DEL BOHEMIO 

Autor: Guillermo Aguirre y Fierro.

En torno de una mesa de cantina,
una noche de invierno,
regocijadamente departían
seis alegres bohemios.

Los ecos de sus risas escapaban
y de aquel barrio quieto
iban a interrumpir el imponente
y profundo silencio.

El humo de olorosos cigarrillos
en espirales se elevaba al cielo,
simbolizando al resolverse en nada,
la vida de los sueños.

Pero en todos los labios había risas,
inspiración en todos los cerebros,
y, repartidas en la mesa, copas
pletóricas de ron, whisky o ajenjo.

Era curioso ver aquel conjunto,
aquel grupo bohemio,
del que brotaba la palabra chusca,
la que vierte veneno,
lo mismo que, melosa y delicada,
la música de un verso.

A cada nueva libación, las penas
hallábanse más lejos del grupo,
y nueva inspiración llegaba
a todos los cerebros,
con el idilio roto que venía
en alas del recuerdo.

Olvidaba decir que aquella noche,
aquel grupo bohemio
celebraba entre risas, libaciones,
chascarrillos y versos,
la agonía de un año que amarguras
dejó en todos los pechos,
y la llegada, consecuencia lógica,
del “Feliz Año Nuevo”...

Una voz varonil dijo de pronto:
—Las doce, compañeros;
Digamos el “requiéscat” por el año
que ha pasado a formar entre los muertos.
¡Brindemos por el año que comienza!
Porque nos traiga ensueños;
porque no sea su equipaje un cúmulo
de amargos desconsuelos...

—Brindo, dijo otra voz, por la esperanza
que a la vida nos lanza,
de vencer los rigores del destino,
por la esperanza, nuestra dulce amiga,
que las penas mitiga
y convierte en vergel nuestro camino.

Brindo porque ya hubiese a mi existencia
puesto fin con violencia
esgrimiendo en mi frente mi venganza;
si en mi cielo de tul limpio y divino
no alumbrara mi sino
una pálida estrella: Mi esperanza.

—¡Bravo! Dijeron todos, inspirado
esta noche has estado
y hablaste bueno, breve y sustancioso.
El turno es de Raúl; alce su copa
Y brinde por... Europa,
Ya que su extranjerismo es delicioso...

—Bebo y brindo, clamó el interpelado;
brindo por mi pasado,
que fue de luz, de amor y de alegría,
y en el que hubo mujeres seductoras
y frentes soñadoras
que se juntaron con la frente mía...

Brindo por el ayer que en la amargura
que hoy cubre de negrura
mi corazón, esparce sus consuelos
trayendo hasta mi mente las dulzuras
de goces, de ternuras,
de dichas, de deliquios, de desvelos.

—Yo brindo, dijo Juan, porque en mi mente
brote un torrente
de inspiración divina y seductora,
porque vibre en las cuerdas de mi lira
el verso que suspira,
que sonríe, que canta y que enamora.

Brindo porque mis versos cual saetas
Lleguen hasta las grietas
Formadas de metal y de granito
Del corazón de la mujer ingrata
Que a desdenes me mata...
¡pero que tiene un cuerpo muy bonito!

Porque a su corazón llegue mi canto,
porque enjuguen mi llanto
sus manos que me causan embelesos;
porque con creces mi pasión me pague...
¡vamos!, porque me embriague
con el divino néctar de sus besos.

Siguió la tempestad de frases vanas,
de aquellas tan humanas
que hallan en todas partes acomodo,
y en cada frase de entusiasmo ardiente,
hubo ovación creciente,
y libaciones y reír y todo.

Se brindó por la Patria, por las flores,
por los castos amores
que hacen un valladar de una ventana,
y por esas pasiones voluptuosas
que el fango del placer llena de rosas
y hacen de la mujer la cortesana.

Sólo faltaba un brindis, el de Arturo.
El del bohemio puro,
De noble corazón y gran cabeza;
Aquél que sin ambages declaraba
Que solo ambicionaba
Robarle inspiración a la tristeza.

Por todos estrechado, alzó la copa
Frente a la alegre tropa
Desbordante de risas y de contento;
Los inundó en la luz de una mirada,
Sacudió su melena alborotada
Y dijo así, con inspirado acento:

—Brindo por la mujer, mas no por ésa
en la que halláis consuelo en la tristeza,
rescoldo del placer ¡desventurados!;
no por esa que os brinda sus hechizos
cuando besáis sus rizos
artificiosamente perfumados.

Yo no brindo por ella, compañeros,
siento por esta vez no complaceros.
Brindo por la mujer, pero por una,
por la que me brindó sus embelesos
y me envolvió en sus besos:
por la mujer que me arrulló en la cuna.

Por la mujer que me enseño de niño
lo que vale el cariño
exquisito, profundo y verdadero;
por la mujer que me arrulló en sus brazos
y que me dio en pedazos,
uno por uno, el corazón entero.

¡Por mi Madre! Bohemios, por la anciana
que piensa en el mañana
como en algo muy dulce y muy deseado,
porque sueña tal vez, que mi destino
me señala el camino
por el que volveré pronto a su lado.

Por la anciana adorada y bendecida,
por la que con su sangre me dio vida,
y ternura y cariño;
por la que fue la luz del alma mía,
y lloró de alegría,
sintiendo mi cabeza en su corpiño.

Por esa brindo yo, dejad que llore,
que en lágrimas desflore
esta pena letal que me asesina;
dejad que brinde por mi madre ausente,
por la que llora y siente
que mi ausencia es un fuego que calcina.

Por la anciana infeliz que sufre y llora
y que del cielo implora
que vuelva yo muy pronto a estar con ella;
por mi Madre, bohemios, que es dulzura
vertida en mi amargura
y en esta noche de mi vida, estrella...

El bohemio calló; ningún acento
profanó el sentimiento
nacido del dolor y la ternura,
y pareció que sobre aquel ambiente
flotaba inmensamente
un poema de amor y de amargura.


Guillermo Aguirre y Fierro nació en 
San Luis Potosí en 1887 y falleció en 1949.

NO QUIERO MÁS GUERRA (Canción de Héctor Corredor Cuervo)


¡NO QUIERO MÁS GUERRA!


Por Héctor José Corredor Cuervo
                
Yo quiero un lugar que esté en primavera,
donde salga el sol detrás de la sierra.
Deseo que la luna, la estrella, el lucero
vuelvan a brillar en el mundo entero.

Quiero  que  los surcos de cada labranza
nos den las cosechas de paz y esperanza.                                    
Deseo ver hogares llenos de ilusiones
donde exista amor en los corazones.

No quiero más odio, no quiero más guerra,
añoro la  paz en toda la tierra.
No quiero más odio, no quiero más guerra,
añoro la  paz en toda la tierra.

Quisiera  que las aves vuelvan a sus nidos
que abandonaron en campos floridos.
Deseo que la gente retorne a poblados
sin temor o miedo de ser secuestrados.

Quiero que los niños tengan su cuna
con calor de padres en medio de fortuna.
Deseo que en mi patria reine la alegría,
que vuelvan los sueños con su fantasía.

No quiero más odio, no quiero más guerra,
añoro la  paz en toda la tierra.
No quiero más odio, no quiero más guerra,
añoro la  paz en toda la tierra.
No quiero más odio, no quiero más guerra,
añoro la  paz en toda la tierra.
No quiero más odio, no quiero más guerra,
añoro la  paz en toda la tierra.

(Autor: Héctor José Corredor Cuervo - Poeta de Colombia)


Carta enviada por el autor luego de su visita a Buenos Aires:

Bogotá  DC. mayo 22 de 2012


Estimados amigos del comité organizador de la Tercera Jornada de la Paz y Primer Congreso Internacional de la Unión Hispanoamericana de Escritores,  hermanos directivos e integrantes de la Unión Hispanoamericana de Escritores, Grupo Alegría, Círculo de Embajadores de la Paz,  Grupo Literario Almafuerte, Foro Internacional de Cultura y Literatura para la Paz, Asociación Americana de Poesía, Sociedad Argentina de Escritores,  auspiciantes y participantes de los diferentes eventos culturales a los cuales fui invitado.
  
Después de haber permanecido 8 días en ese paraíso donde se respira el aire de la cultura, donde transita por las calles la libertad, donde se oye el eco de la paz y donde se sienten palpitar los corazones que anhelan la unión de los pueblos hispanoamericanos, he regresado a mi patria con sueños sin límite  para seguir luchando con más  fuerza por la paz y la integración de nuestros pueblos, lejos de politiquería y ambiciones personales,  para hacer frente a los vientos huracanados que se avecinan.

En mi memoria se sienten, como una cascada,  los recuerdos imborrables de los amigos que me dieron su mano y de toda la gente que con sus aplausos nos hicieron pensar que nuestra tarea, de despertar a la gente indolente e indiferente que ve sucumbir el barco de la América y el mundo  en medio de las tormentas de odio y de violencia, es posible si cambiamos de mente y corazón.  

A todas las personas que brindaron sabiduría en todas sus palabras, sólo quiero decirles gracias, gracias, gracias y que el Dios de la humanidad los siga guiando e iluminando para que brillen como faros, a fin que den la orientación verdadera a quienes les siguen la huella en este camino de la paz.  Espero atenderlos en Bogotá de la misma manera  que me recibieron entre ráfagas de cariño con BUENOS AIRES.

[Firmado: Héctor José Corredor Cuervo]

PRIMER CONGRESO DE POESÍA ECOLÓGICA DE LOS TOLDOS


La Dirección de Cultura de la Municipalidad de LOS TOLDOS (Gral. Viamonte - Prov. Buenos Aires)
invita a escritores y público en general, al evento PRIMER CONGRESO DE POESÍA ECOLÓGICA DE LOS TOLDOS. 
El evento tendrá lugar el día SÁBADO 02 DE JUNIO DE 2012 a las 19 hs en el 
"Centro Cívico Cultural, Av. San Martín, esquina Monteagudo, Los Toldos"
Coordina: Etel Virginia Carpi Amante. (Artista Plástica y poeta)
Invitado especial : Rubén Sada (Poeta y editor de libros)
La exposición incluirá estos puntos:
1) La importancia de la literatura para la toma de conciencia ecologista. 
Reseña del PRIMER RECITAL DE POESÍA ECOLÓGICA DE ARGENTINA convocado por Rubén Sada en el año 2008.
Colocación de los dos libros de poesía ecológica editados: SUEÑO ECOLÓGICO  y  DESPERTAR ECOLÓGICO.
2) Ejemplos de poesía ecológica y algunos poemas con reclamos ambientalistas. Himno del Despertar Ecológico
3) La misión del poeta en declamar ante las autoridades la voz del pueblo.
4) Invitación a los escritores presentes a desarrollar o exponer sus poemas.
Rogamos puntualidad.
Los esperamos.

POEMAS SOBRE EL ABORTO



El poeta peruano: Eliseo León Pretell convoca a cuatro de los poetas más destacados del mundo de habla hispana, para versar sobre uno de los temas más desgarradores, escabrosos y subterráneos de la humanidad: EL ABORTO.
La idea es unir a cuatro banderas latinoamericanas, y sin colores ni fronteras, tratar desde nuestro mundo poético literario, cada uno, su sentir sobre este caso, llevándolo irónicamente a la expresión más bella del arte, que es la poesía clásica.
Estoy seguro que cada poeta, dejará para la eternidad, una opinión que será recogida por las instituciones dedicadas al tema, serán difundidas en las escuelas, universidades, la Iglesia, las cárceles, páginas Webs famosas, los padres en general y personas, cualquiera sea su estado.
Los poetas son:

PERÚ  - Eliseo León Pretell***
ARGENTINA - Marga Mangione***
MÉXICO - Manuel S. Leyva Martínez***
VENEZUELA - Cástor Olivier Olivier
Un eterno abrazo de todos y para todos
Eliseo, Marga, Manuel y Cástor



NO TENGO PERDÓN

Autor: Eliseo León Pretell
*Poeta peruano
“Ciudad Satelital”
Houston Texas, EE. UU.

Dieciséis años tuviera
el fruto de mi aventura,
terca ilusión y locura
de una noche pasajera.
Noticia que desespera, enloqueciendo la mente,
sin un consejo aparente, para sacarme del quicio,
sola frente al precipicio, no pude ser más valiente.
***
Primero, pensé en la gente,
en la reacción de mi padre
y así renuncié a ser madre
tonta, ingenua, adolescente.
Me acerque hasta la pendiente, sin la madre que me alerte,
allí me jugué la suerte, decidiéndome a vivir,
con este horrible sentir, de haber causado una muerte.
***
Nada hubo que me despierte
de ese letargo maldito
y te entregué mi angelito
sin siquiera conocerte.
¡Cómo me animé a perderte! ¡Qué pasó con mi razón!
si me faltó corazón ¿Porqué no hable con mi madre?
¿Era tan duro mi padre, para darme su perdón?
***
La locura y la ilusión
de la imberbe juventud,
precisan de la quietud
tan escasa en la pasión.
Un padre con corazón, mamá con alma y paciencia
y la luz de esa experiencia, hubieran menguado el susto,
dando un derrotero justo, sin herir la providencia.


Derechos reservados

E-mail: ellepre@yahoo.es
E-mail: zorzal47@hotmail.com
E-mail: elcantodelzorzal@live.com
Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.Proverbios 23:22




NO TENGO PERDÓN

Autora: Marga Mangione
*Poeta argentina
Buenos Aires

Siendo apenas una niña,
que no terminó la escuela,
hoy llevo en mí la secuela,
de aquella noche maldita.
Ahora que mi alma medita, en los actos del pasado,
cuando sola me he quedado, culpa de mi gran error,
se me hace que este dolor, es mío…, pues lo he ganado.
***
Si mi vida se ha arruinado,
lo tengo bien merecido,
porqué, no hube medido,
de mi acto la consecuencia.
En vez de tener prudencia, y buscar consejo sano,
en mis padres o mi hermano, me dirigí al boticario,
que me clavó en un calvario, con su remedio malsano.
***
Aquel sucio matasano,
viendo que era adolescente,
y me asustaba la gente
tan sólo pensó en cobrarse.
La angustia logró apropiarse, de mi alma que era ignorante,
y no pensé ni un instante, en que a mi hijito mataba,
la solución ya llegaba, y me quedé muy campante.
***
Ahora en mi alma delirante,
suena el llanto de mi niño,
al que no le di cariño
y antes de nacer di muerte.
¡Cómo he podido quererte…, pedazo de mis entrañas!
En estas noches hurañas, cuando pienso en tu carita,
siento que es agua bendita, lo que moja mis pestañas…

Derechos reservados



“La vida no se trata de esperar a que pase la tormenta, 

se trata de salir y bailar bajo la lluvia torrencial”
ELP




MI VOZ SIN ECO



Autor: Manuel Salvador Leyva Martínez
*Poeta mexicano
Tijuana - México

Poeta, tú que comprendes
la justicia y la defiendes,
difunde mi voz al viento
que es grito del sufrimiento.
Porque el aborto maldito, cumplirá su veredicto
y el embrión, fruto de amor, morirá sin un clamor
para ocultar el desliz de un amorío infeliz.
***
Estoy vivo y sin embargo
también muerto por encargo
de cruel padre, intransigente,
(de mi abuelo delincuente)
Por que obedece el dictado, que me tiene condenado
por una vil sociedad, convertida en suciedad,
que es rancia moralidad de la actual humanidad.
***
Que no se sorprenda el mundo
de escuchar a un moribundo
que no existe y que maldice
a la acción que contradice.
Las leyes y religión o la sagrada misión
que Dios dictó desde el cielo y fuera el supremo anhelo
de amarnos unos a otros y siempre ver por nosotros.
***
El aborto es homicidio
merecedor de presidio,
aplicando la justicia
que acabe con la impudicia.
De doctores y parteras, que se castigue de veras
a quienes matan un feto, para que exista respeto
y en el nombre de Dios Padre… ¡veneremos a la Madre!



Derechos reservados



Cuando perdonamos, nos liberamos de la amargura 


y de la ira de nuestro agresor.
Perdonar es mostrar misericordia.



masaje embarazadas tenerife Haptonomía: comunicación con tu bebé desde la panza

DÉJAME NACER 


Autor: Cástor A.Olivier Olivier
*Poeta venezolano
Estado Sucre Venezuela

Madre… Déjame nacer,
quiero mirarme en tus ojos
para endulzar tus antojos
y en tu vientre florecer.
Cúbreme con el querer, de tus maternos encantos,
encomiéndame a los santos, a que protejan mi ser.
Madre, déjame nacer, arrúllame con tu canto.
***
Madre… quiero que me salves,
no me lances al infierno,
sabes que estoy indefenso
y frágil como las aves.
Déjame nacer no acabes, la magia de tus encantos,
los destellos de mis llantos, yo quiero oír tus mensajes
y sentir tus manos suaves, cual pétalos de amaranto.
***
Déjame nacer, te quiero,
soy el polen de tus lirios,
el fruto de tus delirios,
hito de tus besos tiernos.
Quiero en el vientre materno, sentir tu voz complaciente
cuando me mimas sonriente, madre, debemos querernos
y debemos protegernos, amándonos mutuamente.
***
Tus encantos maternales,
te juro no me los llevo,
déjame nacer y luego
no importa que me regales.
Méteme en unos huacales, déjame como un señuelo,
tápame con tu pañuelo, el duro sol de la tarde,
olvídate de mis males, déjame vivir… te ruego.


Derechos reservados

ÁRBOL (Poema de Antonio Machado)



ÁRBOL


Árbol, buen árbol, que tras la borrasca
te erguiste en desnudez y desaliento,
sobre una gran alfombra de hojarasca
que removía indiferente el viento…

Hoy he visto en tus ramas la primera
hoja verde, mojada de rocío,
como un regalo de la primavera,
buen árbol del estío.

Y en esa verde punta
que está brotando en ti de no sé dónde,
hay algo que en silencio me pregunta
o silenciosamente me responde.

Sí, buen árbol; ya he visto como truecas
el fango en flor, y sé lo que me dices;
ya sé que con tus propias hojas secas
se han nutrido de nuevo tus raíces.

Y así también un día,
este amor que murió calladamente,
renacerá de mi melancolía
en otro amor, igual y diferente.

No; tu augurio risueño,
tu instinto vegetal no se equivoca:
Soñaré en otra almohada el mismo sueño,
y daré el mismo beso en otra boca.

Y, en cordial semejanza,
buen árbol, quizá pronto te recuerde,
cuando brote en mi vida una esperanza
que se parezca un poco a tu hoja verde…

Antonio Machado 

ZAMBA PARA RUBÉN SADA (Por el Chango Toledo)




ZAMBA PARA RUBÉN SADA

(Autor: Chango Toledo)


Si pudiera agradecerte por tu libro
te agradezco regalándote esta zamba,
quiero que sueltes esos versos que no cantas
indiscutido poeta Rubén Sada,
quiero que sueltes esos versos que no cantas
indiscutido poeta Rubén Sada.

Mi tranquera está abierta, canta
como a los criollos los acompaña una guitarra,
Es mensajera de poesías y de coplas,
entre sus dones el alma se desgarra,
es mensajera de poesías y de coplas,
entre sus dones el alma se desgarra.

(Estribillo)

Rubén Sada, Rubén Sada, buen amigo,
compañero de eternas madrugadas,
silba el viento los acordes de esta zamba,
el mensaje duele como puñalada.
Cuando imitan a los gringos con las latas,
llora mi alma, mi guitarra, casi nada.

He querido agradecerte por tu libro,
de poeta a poeta no merezco tus conceptos,
soy el cantor de todos mis compañeros,
gracias, estando en este grupo tan selecto.
soy el cantor de todos mis compañeros,
gracias, estando en este grupo tan selecto.

Yo soy tu amigo si tú quieres ser amigo,
en mis canciones quiero ser yo tu sosiego.
A todas las damas que son nuestras compañeras,
por vez primera con mis versos yo las riego.
A todas las damas que son nuestras compañeras,
por vez primera con mis versos yo las riego.

(Estribillo)

Rubén Sada, Rubén Sada, buen amigo,
compañero de eternas madrugadas,
silba el viento los acordes de esta zamba,
el mensaje duele como puñalada.
Cuando imitan a los gringos con las latas,
llora mi alma, mi guitarra, casi nada.

Autor: Chango Toledo (Florencio Varela)
Miércoles 18 de Abril de 2012. 16:40 Hs.

NO TE RÍAS DE UN COLLA (de Fortunato Ramos) Poema contra el bullying, racismo, acoso, maltrato psicológico


NO TE RÍAS DE UN COLLA 

(de Fortunato Ramos)
Poema contra el bullying, racismo, acoso, maltrato psicológico

No te rías de un colla que bajó del cerro, 
que dejó sus cabras, sus ovejas tiernas, sus habales yertos; 
no te rías de un colla, si lo ves callado, 
si lo ves zopenco, si lo ves dormido. 

No te rías de un colla, si al cruzar la calle 
lo ves correteando igual que una llama, igual que un guanaco, 
asustao el runa como asno bien chúcaro, 
poncho con sombrero, debajo del brazo. 

No sobres al colla, si un día de sol 
lo ves abrigado con ropa de lana, transpirando entero; 
ten presente, amigo, que él vino del cerro, donde hay mucho frío, 
donde el viento helado rajeteó sus manos y partió su callo. 

No te rías de un colla, si lo ves comiendo 
su mote cocido, su carne de avío, 
allá, en una plaza, sobre una vereda, o cerca del río; 
menos si lo ves coquiando por su Pachamama. 

Él bajó del cerro a vender sus cueros, 
a vender su lana, a comprar azúcar, a llevar su harina; 
y es tan precavido, que trajo su plata, 
y hasta su comida, y no te pide nada. 

No te rías de un colla que está en la frontera 
pa'l lao de La Quiaca o allá en las alturas del Abra del Zenta; 
ten presente, amigo, que él será el primero en parar las patas 
cuando alguien se atreva a violar la patria. 

No te burles de un colla, que si vas pa'l cerro, 
te abrirá las puertas de su triste casa, 
tomarás su chicha, te dará su poncho, y junto a sus guaguas,
comerás un tulpo y a cambio de nada. 

No te rías de un colla que busca el silencio, 
que en medio de lajas cultiva sus habas 
y allá, en las alturas, en donde no hay nada, 
¡y así sobrevive con su Pachamama! 


Autor: Fortunato Ramos  

EL DESARRAIGO (por Pepe Cipriano Nuñez) de Berazategui



POEMA AL DESARRAIGO (Por Pepe Cipriano Nuñez)

¡Cómo extraño mi ayer! Pasado como un sueño
el canto del viento pulsaba las ramas.
El silencio del monte poblado de trinos
mi burrito, mi perro, todo, yo era un niño.

Todo aquello cambió como un soplo de vida
me sacaron de allí, donde feliz vivía,
con mi burrito, mi perro y el aire cristalino
sin pensar que tal vez cambiaría mi destino.

Iremos a un lugar donde hay mejor vida
me dijeron mis padres, pero yo no quería
alejarme de allí, donde había nacido
mi pequeño corazón quedó como vacío.

Han pasado los años, la infancia ya se ha ido
hoy vivo en la ciudad, me molestan los ruidos
tiene oler a petróleo el aire que respiro
millares de personas caminan ligerito.

Los grandes edificios no dejan ver al sol,
mi cara está tiznada, lo dice mi pañuelo.
La gente es distinta a la de mi pueblo
y hay un sabor extraño en el agua que bebo.

Mi pensamiento vuela, años atrás, apenas
la vida era mejor allí entre las sierras
donde el aire es azul y un olor a poleo
aromaba mi infancia, mi burrito y mi perro.

Autor: Pepe Cipriano Nuñez (de Berazategui)

Libro autobiográfico EL DESARRAIGO de Pepe Cipriano Nuñez fue publicado en Octubre de 2011 por EDICIONES INDEPENDIENTES RUBÉN SADA.


QUISIERA - Poema a una madre por Eliseo León Pretell






QUISIERA

Autor: Eliseo León Pretell
*Poeta peruano
“Ciudad Satelital”
Houston Texas, EE UU


En un papel de regalo quisiera envolver al cielo
y por todos tus desvelos obsequiártelo en tu día.
Quiero darte madre mía
el mundo y todas sus flores
un arco iris de colores
a tus pies yo te pondría.


Que bonita te verías en un pedestal de cuento
que todo el gran firmamento te alumbre con sus estrellas.
Mis poesías más bellas
te daría al despertar
y que un coro angelical
le ponga música a ellas.


Aquí están los corazones de tus hijos para amarte
todos queremos besarte como jamás lo hemos hecho.
Recogernos a tu pecho
dormirnos en tu regazo
y unirnos en un abrazo
Juntos bajo el mismo techo.

Haz muerto madre querida ya no necesitas flores
ni ese arco iris de colores que quería para ti.
Estás tan lejos de mí
donde no hay llanto ni pena
ni enfermedad, ni condena
¡Mereces vivir allí!
Ahí no hay oscuridad todo es claro y refulgente
no debe haber mala gente que te quiera lastimar.
Seguro que no hay pesar
ni dolor, odio, ni celos
en el confín de los cielos
donde te fuiste a habitar.

Madre, para estar conmigo sólo escápate un ratito
si no manda un angelito de esos que viven contigo.
Protégeme, dame abrigo
guía todas mis acciones
recibe mis oraciones
cuando la paz… no consigo.

Derechos reservados

Muchas maravillas hay en el universo; 

pero la obra maestra de la creación es el corazón materno.
Ernest Bersot (1816-1880) Filósofo francés.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...