31 de mayo de 2015

POR WHATSAPP (Contrapunto entre Mariano González y Rubén Sada)

Rubén Sada junto a talentosos payadores.

POR WHATSAPP (13/04/2015)

 —(Mariano González)—
Hoy arranca la semana,
comenzaron las labores
y el taller de payadores
los corazones hermana.
Una décima paisana
yo le quiero regalar,
mi inspiración a la par
que escuche la paisanada,
que seguro Rubén Sada
no tardará en contestar.

—(Rubén Sada)—
Se ha venido Mariano,
como un gaucho bien moderno,
va mi saludo fraterno
con mate y celu en la mano.
Pero aclaro de antemano
que improvisar por acá
seguro me costará,
no obstante, a esto me sumo,
yo mando señales de humo
y usted mande los whatsapp.

—(Mariano González)—
Una propuesta me hizo
ayer al anochecer
cuando culminó el taller
y yo asumí el compromiso.
Este verso lo deslizo
como un pájaro cantor
para su libro mejor,
está en sus planes pensado,
quizás ya tenga ganado
el nombre de payador.

—(Rubén Sada)—
Tal vez no improvise, pero
toda espinela es mi vicio.
Mas, necesito ejercicio
y un favor pedirle quiero,
sin compromisos, espero
que me consiga un puestito
en su mismo trabajito,
porque soy un poco obeso
y quiero bajar de peso
ya que estoy medio gordito.


—(Mariano González)—
Me dice que está gordito,
no va a poder trabajar,
bolsas hay que levantar,
no es trabajo pa' blanditos.
Disparando y a los gritos
se lo digo con finura,
andando por la espesura
le pegaré un sacudón,
cuando usted más guste, don,
vamos a juntar basura.

—(Rubén Sada)—
No se confíe, paisano.
Gordo, sí, pero no blando,
y de lo que me está hablando,
no es que usté le habla a un anciano.
Estoy joven y estoy sano,
y sin ser muy vanidoso,
querer trabajo es grandioso,
y de eso soy prototipo,
mi espejo me muestra un tipo
gordito, lindo y hermoso.

—(Mariano González)—
Yo no sé si será hermoso
y no quiero adivinar,
a otro debe preguntar
si usted se siente dichoso.
Yo sí de esta dicha gozo
mostrando mis condiciones,
es que por varias regiones
demostré mi condición,
corriendo atrás del camión
rompí varios corazones.

—(Rubén Sada)—
Yo quiero felicitarlo
por su brillante debut,
descorchar un extra brut
y en mi copa homenajearlo.
De hoy en más, considerarlo
buen exponente quilmeño
que aún siendo muy pequeño
saca coraje y no arruga,
y enfrenta con su pechuga
a cualquier cantor sureño.

—(Mariano González)—
No es mío sino de todos
los que vienen al taller,
sépanlo, que es un placer,
por eso canto a mi modo.
Mas, a ninguno incomodo
pero le pongo valor,
vaya mi verso mejor
poniéndole mucho empeño,
ojalá cumpla mi sueño
de un día ser payador.

—(Rubén Sada)—
Ese día ha llegado,
querido amigo Mariano,
noble gaucho, buen hermano,
su recitar ya es confiado.
Por eso, lo he declarado
un experto en el lenguaje,
y no es que yo me ataje,
a su versar no le aguanto,
perdone si no le canto,
creo que ya me tomo el raje.

Autores: Mariano González / Rubén Sada.

[Payada mediante Whatsapp]
¡Gracias por esta invitación!

30 de mayo de 2015

SIETE PECADOS CAPITALES

SIETE PECADOS CAPITALES

He contado en más de siete
los pecados capitales,
te describiré los tales
y que tu alma no se inquiete.
Mi canto se compromete
a exaltar paz y justicia,
y contra toda malicia
mi verso no tiene miedo,
voy de frente, salgo al ruedo
resistiendo a la CODICIA.
Pues, es tumor la AVARICIA,
pudriendo espíritu y mente,
diosa de viles dementes
que roe, corroe y vicia.
Causa de toda injusticia,
origen de mucho mal,
del amor un gran rival,
lo más comparable al odio,
la avaricia está en el podio
del pecado capital.
La SOBERBIA, egolatría,
sobrevaloración del yo,
queriendo ser como Dios,
que te rindan pleitesía.
Maléfica compañía:
poder con dinero, advierto:
dinero es poder, ¡cuán cierto!
Sociedad de cetro y oro,
entonan los dos, en coro,
los aullidos del que ha muerto.
Desde su estúpido inicio
la GULA es perjudicial,
y una afrenta a la moral
es el exceso y el vicio.
Va camino al precipicio
quien no puede controlarse,
creyendo que va a burlarse
su cuerpo emite factura,
glotón y ebrio apresuran
al sepulcro encolumnarse.
Guerras, hijas de la IRA,
conflictos entre hemisferios,
y en helados cementerios
crema el fuego de la pira.
Odios nacen, paz expira,
generando mil batallas,
con una furia canalla
plagada de intolerancia,
y un alma lúgubre y rancia
hace rugir la metralla.
“La ENVIDIA muerde y no come” (*),
deseosa de hallar lo ajeno,
y hasta resultar obsceno
el celo enfermo carcome.
Cuando el bien se le desplome
el envidioso quizá
sea maligno y obrará
y es muy fácil entrever,
que si él no puede comer
pues, nadie más comerá.
Capítulo de penuria
de esta injusta humanidad,
es la peligrosidad
causada por la LUJURIA.
Es una ofensa, una injuria,
ver en tantos el derroche,
mientras otros, (mi reproche),
intentando subsistir
o luchando por vivir,
se acercan pronto a su noche.
PEREZA o procrastinación
significa más que el ocio,
ser vago es un sacerdocio,
pecador por omisión.
Olvido y desatención,
nunca quiere ni se acuerda,
un torpe reloj sin cuerda
bueno y útil para nada,
tendrá el hambre de tajada
quien con la inacción concuerda.
Se multiplican los siete
cuando cometidos son
por quien reina en el sillón
y a dar ejemplo compete.
Quien la vida no respete
recibirá gran revés,
gobernando con estrés
con el pueblo en contra suyo,
si no abandona el orgullo
y practica sencillez.
Todos los males del orbe
descienden de aquellos siete
pecados que se cometen
y a muchos hombres absorben.
¡Di a tu vida que no estorben!
¡”Vade retro” iniquidad!
Paz, modestia y caridad
con ellos se contraponen…
¡Que en tu existir se coronen
paciencia, amor y humildad!
© Rubén Sada. 30/05/2015
(*) Frase perteneciente a Francisco de Quevedo, siglo XVI

28 de mayo de 2015

FALTA DE INSPIRACIÓN


FALTA DE INSPIRACIÓN



¿Quién soy? ¡Quién sabe! — Mi ser ignoro: 
mas de armonía guardo un tesoro: 
y siendo armónica mi condición, 
átomo suelto, libre, sonoro, 
donde hallo un eco produzco un son. 
Y ya se exhale de un arpa de oro, 
ya de una ermita del esquilón, 
ya del aullido de un muezzín moro,(1) 
ya de las turbas en rebelión, 
ya de un insecto que errante zumbe, 
ya de una gruta que honda retumbe, 
ya de un torrente que se derrumbe… 
ya del bramido del aquilón 
que el roble añoso crujiendo abata, 
que atorbelline la catarata, 
que los peñascos de la mar bata, 
o los cimientos de un torreón, 
cuanto a mi paso despierta un eco 
sordo, estridente, trémulo, hueco, 
cóncavo, agudo, vibrante o seco, 
en mí una fibra tocando armónica 
encuentra unísona repetición; 
y el son más débil, más fugitivo, 
me presta el tema, me da el motivo 

de una plegaria o una canción. 
(Fragmento de "La leyenda del Cid", de José Zorrilla)

Presumo que algo terrible
es para todo poeta
cuando su musa se aquieta...
¡debe ser insostenible!
Si es un poeta sensible
no perderá inspiración,
buscará toda ocasión
para escribir sobre ello,
bueno, malo, feo o bello:
a todo dará atención.

¿Cómo puede ser posible
que un poeta no se inspira?
¿Es que acaso no respira,
o tiene un alma insensible?
Escribir siempre es posible,
sólo hay que ver y observar
y poder entresacar
poesía de nuestro entorno,
pintar ideas, contornos,
para poderlos plasmar.

Es que a nuestro alrededor
hay poesía invisible,
atraparla es muy factible
si adentro nuestro hay amor.
Hasta lo horrible es clamor,
que si él se guarda o se calla
con un silencio canalla,
y el dolor su ánimo entierra,
mente y alma entran en guerra
y el corazón se le estalla.

¿Qué le ha sucedido al bardo?
¿No presencia ambiente crudo?
¿Por qué es un cómplice mudo
y sólo ve hermosos nardos?
¿O es que en el campo no hay cardos
y él sólo ve flores rosas?
¿Ve en el hambre mariposas?
¿Ve en las guerras pajaritos?
¿No escucha aterrados gritos
en esas calles furiosas?

Que recorra los juzgados,
pasillos de tribunales,
donde hay víctimas de males
y bandidos liberados.
Que entreviste a abogados
que proclaman inocentes
a femicidas dementes
y delincuentes, por plata,
callan testigos, los matan,
y la justicia está ausente.

Que camine por las calles
donde duermen los descalzos,
donde comen del pan falso
compuesto de blancos ayes.
Cuando el Titanic encalle
habrá visto estas miserias,
violencia en la periferia...
¿Cómo es que no encuentra verbo
con tanto valioso acervo,
para escribir su materia?

Que viaje a los arrabales
para ver la urbe violenta,
si no busca ni lo intenta
no encontrará materiales.
Pero si tiene ideales
y una fuerte convicción,
allí estará la razón
del porqué de su existir,
y de allí habrá de salir
su profunda inspiración.

Que no se encierre en sí mismo
que hay un mundo allá, afuera,
un universo que espera
que termine su mutismo.
Que cante con altruismo,
que salga de sus murallas,
que les presente batalla
a los que quieren callarlo,
y que en vez de amordazarlo
venza el miedo que lo acalla.

El pueblo lo necesita,
el poeta es el vocero
del sufrido, del obrero,
de todo aquel que lo admita.
La patria será bendita
si el vate es su portavoz,
contra una censura atroz
que el poeta no claudique,
y que su poesía replique
la voz del que no tiene voz.

Si cree que ha muerto su musa
y un silencio lo secuestra,
salga él a la palestra
sin improvisar excusas.
Si a trazar versos rehusa
y deja su pluma quieta,
si la vida no lo reta
y es su pulso indiferencia,
que no engañe a su conciencia
¡y renuncie a ser poeta.!

© Rubén Sada - 28/05/2015


NOTAS:
1)Muezzín. Musulmán que desde el alminar convoca en voz alta al pueblo para queacuda a la oración.

17 de mayo de 2015

ALLÍ DONDE ALCÉ MI RABIA (Fragmento de José Larralde)



Puedes escuchar el recitado, haciendo click aquí: 



"ALLÍ, DONDE ALCÉ MI RABIA" 

(Fragmento)

Guitarra que en el paisaje
de la vida me acompañas 
desatame las hurañas 
cadenas del comodismo 
y prestame el heroísmo 
de hacer flamear mis entrañas.

Guitarra que sos el cabo 
del facón de mi palabra 
que sos la dulce moharra 
ensartadora de penas 
dame la hermosa condena 
de ser tu esclavo... guitarra.

Guitarra de aquella vez 
que conjugué el primer canto 
con inocencia y encanto 
que amalgamó soledades 
te llevo en inmensidades 
melancólicas de llanto.

Guitarra que asoma triste 
como lirio en la capilla
inmaculada mantilla 
sobre el altar de la gloria 
pueblo que alza la victoria 
vertical de su semilla.

Guitarra que sos el puño 
de un país vivo y latente 
rebelde al indiferente, 
mercader de la pobreza 
dignidad de la grandeza 
por la vida o por la muerte.

Guitarra que en estridente 
silencio y meditación 
clavadas en tu diapasón 
la sabia razón del canto 
dejá que sea mi llanto 
quien rompa tu corazón.

Nubarrón tras nubarrón 
cubre el sol de la esperanza 
con promesas que no alcanzan, 
con realidad que no llega 
con manos que se refriegan 
y otras que nunca descansan. 

Nubarrón tras nubarrón 
que se convierte en pedrada 
sobre la melga sembrada 
de sueños y de ilusiones 
mientras crecen las pasiones 
proletarias y olvidadas.

Nubarrón tras nubarrón 
llovedoras de cinismo 
reliquias de un feudalismo 
ramificadas en leyes 
reyes que no quieren reyes 
pero que reinan lo mismo.

Catedráticas mortajas 
que levantan sus banderas 
en espera de otra espera 
que revalide su enjambre 
mientras el pueblo con hambre 
ni se ignora ni se entera. 

El avestruz, cuando empolla, 
guarda huevos pa las moscas, 
nace el charo y como rosca 
se entrevera en el reparto 
se llena hasta quedar harto 
con el buche como tosca.

Pero el hombre en cambio nace 
con clases y diferencias 
y ya desde la inocencia 
se dentra a ver con espanto 
que unos cuentan con el cuánto 
y otros con la indiferencia. 

La ley dice que quien llora 
en esta vida fugaz 
seguro hallará la paz 
en la dulce vida eterna 
es igual que tener piernas 
y no poder caminar.

Elástica pregonada 
que se adapta en el criterio, 
a veces, te pone serio, 
a veces te hace reír 
pero nadie habrá de ir 
más allá del cementerio. 

Toda alma que sufre acá, 
acá nomás la termina, 
si por sentencia divina 
todo ha de quedar olvidado 
el futuro y el pasado 
se abrazan en la letrina.

Ilustración peregrina 
de un peregrino pregón 
canta el rico su canción 
y canta el pobre su cuita 
que la encefálica cita 
la supedita un gorrión.

Nostalgia de una canción 
que idealiza las virtudes 
en abismas inquietudes 
que intercala con zozobra, 
magnitud de lo que sobra 
en faz de vicisitudes.

Gratuita interpelación 
el sol de cada mañana 
¿Cuál es el por qué de la vana 
coincidencia hacia el ocaso? 
Si cada día es un brazo 
que el astro rey te regala.

¿Por qué el ególatra inquieto 
alimenta su porfía 
en cultivar la agonía 
de catastrófica duda, 
regada con el que suda 
coagulado de osadía? 

¿Por qué la excema total 
sobre el rostro casi inerte 
de la virtud siempre fuerte 
de nuestro orgánico suelo? 
¿Por qué se le niega el vuelo 
a quien nació con tal suerte?

¿Por qué preludia la muerte 
en desnutrido cordaje 
arrancado del obraje 
del motor de la semilla? 
¿Porque vive en la jaulilla 
quien reboza en su plumaje? 

Año tras año hace el siglo, 
siglo tras siglo, el milenio 
y no siempre calienta el leño 
por prodigiosa sustancia, 
calienta más la ignorancia 
producida por los genios.

La ignorancia es material 
pa' hacer esclavos baratos 
desparramados o en hatos 
son carne pa'l matadero, 
sin tabaco ni yesquero, 
ni camisa ni zapato.

Palenque pa' cualquier sarna 
y esquinero pal' pechazo 
brazo más brazo más brazo,
lomo más lomo más lomo 
si no hay pa comer no como,
si me enfermo no hago caso.

José Larralde (Fragmento de 
"Allí donde alcé mi rabia")

13 de mayo de 2015

HERENCIA PA' UN HIJO GAUCHO III (José Larralde) LETRA COMPLETA

José Larralde

Herencia pa un hijo gaucho III

(LETRA COMPLETA)

Soná guitarra pampera que preciso tu tristeza
encerrame en la tibieza de tu embrujo celestial
que en esta gota de sal es un gaucho el que te besa
En el divino torrente de tu eterno divagar
tal vez se logre ensamblar mi copla lenta y tristona
y en gravísimas bordonas al cielo quiera llegar.
Si me falta por sobrarme lo que me sobra al faltar
si no me puedo ensartar en tu madero dolido
del camino recorrido se que nada ha de quedar
de tu boca sentí el beso más dulce y más soñador
de tu seno vibrador el respiro quejumbroso
y hasta me sentí celoso del zorzal que te anidó.
Que bueno saber que soy prolongación de tu ser
que lindo sería saber si mañana cuando muera
con restos de tu madera en árbol vuelva a nacer.
Que culpa tiene mi canto que un gaucho sea su dueño
si fue el gaucho que en su ceño depositó su confianza,
cómo puede la esperanza saber si es grande o pequeño
nadie sabe más que yo con mi defecto y virtud
adónde llega la luz y adónde no ha de llegar.
Quien no me quiera escuchar me ayudará con la cruz.
Quien enseña lo aprendido, aprende por enseñar
quien se larga a caminar y quien camina hace rato
no ha de importarle el zapato por más que duela al andar.
Cada hombre sabe mucho de lo poco que aprendió
no vale por lo que dio sino por lo que ha de dar
o mucho habrá de llorar la madre que lo parió.
Cuando el brazo pasa y queda el sudor que lo empapó
cuando el pescuezo dolió por tragar un pan reseco
del tiempo el manto es un fleco en la historia que lo historió.
Quizá nadie quiso darle más que olvido a su recuerdo
y algo peor, por no saberlo el hombre desagradece
y en los ojos de las reses fija los suyos el cuervo
antiguas formas de andar recostado pa no caerse.
El hombre por no atreverse se atreve a cosas tremendas
a veces lo hace a sabiendas y sin saberlo otras veces.
Y de puro acostumbrado camina sin saber donde
y casi siempre responde al primer grito de alerta
la vaca que entra en la huerta sabe que no, pero come.
Nadie se asombre ni piense que soy un maleducado
nadie se vea incomodau ni nadie se crea ofendido,
tan solo pienso y les digo algunas que yo he pasado.
El que quiere, que me atienda, y el que no, que se haga el oso
no las voy de resbaloso porque no nací pescado,
camino sobre un pasado limpio, sano y respetuoso.
Siempre tuve por costumbre y por pura convicción
ser ante todo varón, sin dobleces ni mentiras
por eso es que alzo mi lira libre cual vuelo de gorrión.
Jamás pretendió mi canto ser castigo pa´ ninguno
en reflexión me consumo y en reflexión se baraja
que el que tuvo cola de paja solito le brotó el humo.
Tal vez me podría mi copla, y ojalá Dios sucediera
cantarle al gato, a la pera, o al pan de la buena mesa
y en vez de cantar tristeza, alegrías verdaderas.
A naides le ha de doler la verdad si la conoce
tal vez no le cause goce, tal vez le incube rencor
pero es pior ese dolor porque su alma reconoce.
No hay cárcel más verdadera pa´l hombre que tiene Dios
que ser sordo a toda voz y ser mudo a toda oreja
el alma se pone vieja sin consuelo y sin perdón.
Hay paciencias y hay resignos, hay tiempo y hay comunión
cada hombre es patrón de la cosa más inmensa
si cultiva su vergüenza estibará comprensión.
A lo mejor ya lo he dicho y caigo en la redundancia
pero con mucha constancia y repitiendo se saca
redundanciando las vacas se engrandecen las estancias.
Por eso a veces repito las cosas que ayer ya dije
el repetir no me aflige porque lo viejo es lo nuevo.
Todas las aves dan huevo, después el hombre es el que elige.
Pa que voy a decir buen día si eso ya lo dije ayer
hay cosa que habré de ver y hay otras que las he visto
repite su canto el misto por ayer, hoy y después.
También se repite el sol, y la luna y las estrellas,
el mostrador, las botellas, el viento y los aguacero,
y en el canto verdadero se van repitiendo huellas.
Que no haya malentendido en esto de repetir
cada uno habrá de seguir por donde mejor le cuadre
ansí lo pensó mi madre por eso es que estoy aquí.
Yo siento, pienso y me doy, pero me doy sin usura
no me gusta la gordura que suebra porque molesta.
Y antes de pecharla cuesta a bajo a tantear la montura
no sé cómo, ni porque sé como y por qué es que sé,
sé que el agua es pa la sed y el fuego pa dar calor
y sé que todo lo pior es mejor verlo otra vez.
Varias razones me doy y cada una va conmigo
yo soy mi propio testigo, mi fiscal, mi defensor
y mi juez es el honor de todo aquel que ha vivido.
Nadie puede juzgar si no tiene un buen derecho
que valga por lo que ha hecho y esté bien reconocido
no acepto que algún comedido me de aserrín por afrecho.
Quiero que le cueste poco entender mi explicación
a veces por barrigón no alcanza a prender el cinto
por eso es que se lo pinto, flaquito pero juertón.
Mi copla no ha de tener riquezas del intelecto
reconozco lo imperfecto que alguien me pueda tachar
pero en sentir y verdad, por sano me juego el resto.
No puede tener maldad que por maldad fue sufriendo
y yo explicarle pretendo, que el que hace mala a sabienda
siempre le chingan las priendas y vive echando remiendo.
Siempre el hombre ha de pensar que en cada mala intención
da lugar a un resbalón que puede ser perdicioso
todo campo es resbaloso si no se tiene razón.
Se cansa el hombre de ver cosas que ver no quisiera
alambrados y tranqueras que a veces quieren pararlo
pero el macho ha de vadearlo y ha de dir pa donde quiera.
Es muy triste que el temor encarcele el sentimiento
es muy triste estar contento pa disimular tristeza
de los pies a la cabeza crece todo por adentro.
Y mala de conseguir, paz y consuelo en maleta,
siempre andará a las gambetas viviendo de lo emprestado,
a mi también me ha pasado por una triste galleta.
Todo tiene su motivo y yo lo tuve también
todo comienza por bien pero termina mal hecho
todo camino derecho duebla pal que anda de a pie.
No se duebla la conciencia porque eso no tiene precio
y yo que la fui de recio un día bajé la cabeza
y coseché pa tristeza solo ironía y disprecio.
Pero todo ha de servir pa experiencia verdadera
se atora la volcadera por nueva o por oxidada
pero las leguas aradas le ponen brillo endevera.
del cielo, viene la luz pero el hombre las reparte
y aunque hay luz en todas parte algunos viven a oscuras
pero si hay luz en la achura, lo demás es cosa aparte.
Ninguno ha de hacer conciente lo que no quieren que le hagan
las estrellas que se apagan son penas del firmamento,
y yo pienso pa mi adentro “Dios, dale luz a mi alma”.
No se si podrá entender adónde quiero llegar
algunos ven sin mirar, algunos miran sin ver
y yo doy mi parecer por cuenta mía nomas.
Se lo dije alguna vez y se lo vuelvo a decir
y ha de poderlo advertir sin que se le haga complejo
no quiero darle consejo solo mostrarle un sentir
cuesta mucho comprender los sentimientos ajenos
todos tenemos de bueno lo que nos falta de malo
y a veces, lo mismo años nos confunden el terreno.
Y a la larga o a la corta y por más vuelta que de
las sombra siempre se apea más rápido que la pata
nace junto a la alpargata y crece hasta donde desean
depende por depender todo ser de independencia
depende la providencia, también lo premeditado
depende lo evidencia por depender de evidencia.
Todo el igual es distinto, y al ser distinto es igual
en diferencia cabal se asemeja toda cosa
no nacen rosas de rosas y sí rosal de rosal.
Nunca se debe envidiar lo bueno que otro posea
trate de ganarlo y vea, que sea justo y merecido
el plato bien conseguido ni se eruta ni patea.
Cuando tenga un entripao, no se quede con las ganas
es fiero pensar macanas y tragar por no escupir
a ningún lado a de ir gorgoreando como rana.
Por favor, no se me olvide y que esto quede latente
defienda con uña y diente la libertad de su tierra
recuerde que en toda yerra está la treve caliente.
Tal vez a usté no le importe las cosas que yo he pasado
tal vez de puro educado me soporta el argumento
pero si piensa que es cuento se va a hundir en el pecado.
Tengo cosas pa historiar como el libro más mentao
algunas las he pasado, otras las he visto pasar
en cosas de relatar estoy bien autorizado.
Dios me puso en esta huella y Dios me enseñó a versear
él me enseñó a recordar y a mirar pa los costados
pero si me he equivocao, la culpa es mía nomás.
Y además le quiero aclarar pa su sentir y criterio
que aunque me larguen los perros y me muerdan los garrones
seguiré con mis razones hasta el mismo cementerio.
Tal vez mi última morada sea en algún nubarrón
o si consigo perdón y Dios me hace la gauchada
en mis pampas fachinadas dormirá mi corazón.
Y el día que clave la guampa y mi cuerpo se agusane
el día que se desgrane la espiga de mi osamenta
solo Dios me hará la cuenta porque a Él le entrego mis vales.
Por eso m´hijo, la herencia que yo le pueda dejar
si es que le llegar a quedar de mis deudas un haber
si nos la quiere perder Dios se las ha de administrar.
A lo mejor queda un saldo de errores que cometí
si llegara a ser ansí, no tenga empacho en decirlo
tal vez llegue a maldecirlo si me quisiera encubrir.
No niegue mi voluntad por más que adentro le duela
encubrir es mala escuela por eso la estoy negando
si yo viví equivocando no quiero ser sanguijuela.
No se si podré dejar algo que pueda servir
se que no puedo parir por haber nacido macho
pero no olvide muchacho que yo ayudé a concebir.
Por eso, m´hijo repito que consejos no le doy
el canto que canto hoy y el canto que ayer canté
mañana lo cantaré de puro criollo que soy.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...