28 de abril de 2019

AUNQUE CAIGA LA NOCHE

AUNQUE CAIGA LA NOCHE


(En verso alejandrino)


La noche cae sombría, se esconde una amenaza,
vistiendo mi coraza me encomiendo a Jesús,
imperan cerrazones que dan el triunfo al hampa
y tenebrosas trampas que emiten falsa luz.

Afuera están los perros que ladran en las sombras,
mi canto aquí los nombra: jaurías sin amor,
les ladra su conciencia que punza como pica,
y que hoy los mortifica con asqueroso hedor.

Me muestran sus colmillos de lóbrega fiereza,
con coraje y destreza la tendré que enfrentar,
aunque caiga la noche y quiera masticarme,
tragarme con su sombra de oscuro paladar.

Yo ya afronté otras noches de angustias y delirios,
la yesca de mi cirio se disolvía cruel
y el frío de ese hielo que impuso aquel martirio
¡no consiguió apagarme en su lucha sin cuartel!

Y aquí yo sigo, estoico, aunque caiga la noche
y voy poniendo el broche a tanta oscuridad,
candiles de poesía alumbran mi escrutinio
y enciende el raciocinio la luz de la verdad.

© Rubén Sada. 27/04/2019.

TU AUSENCIA NO SE NOTÓ

TU AUSENCIA NO SE NOTÓ


(Consigna: invertir el sentido de una frase o expresión).


¿Por qué se nota tu ausencia,
la que a mi mente taladra?
El silencio roe y ladra,
y se evapora mi esencia.
Necesito tu presencia
porque el sol se me ocultó,
el hielo me devastó
y hasta el hueso me enfrié,
nunca podré decir que
tu ausencia no se notó.



Tu ausencia, látigo cruel,
hasta mi espíritu azota,
y atravieso esta derrota
bebiendo mi propia hiel.
Se ha oxidado este broquel
que en décadas nos unió,
y el tiempo nos separó,
por un decir imprudente,
que aunque en mí vives presente
tu ausencia no se notó.



Soy de ti y tú de mí,
cual carozo de la pulpa,
y compartimos la culpa
de que ya no estás aquí.
Y fue tu emigrar así,
un año que terminó,
y en el nuevo que empezó
tu ausencia sí la noté,
nunca podré decir que
tu ausencia no se notó.



© Rubén Sada. 15/04/2019.

16 de abril de 2019

PRIMERO DE ENERO

PRIMERO DE ENERO


Hoy es primero de enero
y renuevo mi esperanza,
pues la vida siempre avanza
como del oeste el pampero.
No seré tu prisionero,
te fuiste y sanseacabó,
tu castigo terminó,
te despido: “Viejo año,
que me hiciste tanto daño:
tu ausencia no se notó”.

© Rubén Sada. 15/04/2019.

BIENVENIDO

BIENVENIDO


Con un mate y un garoto
para endulzar nuestra vida,
le damos la bienvenida...
¡llegó de Brasil Gabotto!
Aunque yo su ausencia noto
cada lunes que él faltó,
a este grupo nos juntó
con Olga que dirigía,
y habiendo tanta poesía
la ausencia no se notó.

Nos cura este buen remedio
cuando escribimos poesía,
y amanece cada día,
despejando bruma y tedio.
El taller es nuestro predio
al cantar lo que se siente,
y el alma, sensiblemente
reparte bonitas flores,
y el Taller de Payadores
da bienvenida a su gente.

© Rubén Sada. 15/04/2019.

¿BUENA SUERTE?

¿BUENA SUERTE?


Desecho que mortifica,
hez que mancilla la suela,
mancha y ensucia la espuela
y al pisarla se complica.
Esquivarla el pie suplica
porque es totalmente inerte
y es peor que un vao de muerte,
convénzame y no dé charla,
dígame por qué pisarla
dicen que trae buena suerte.

© Rubén Sada. 08/04/2019.

_______________________

RESPUESTA DE EDUARDO MIÑO:

Yendo de vuelta a mi casa
tropecé con un ‘tereso’,
no quiero nombrar a eso,
es una palabra guasa.
Lo que pisamos en masa
cuando andamos distraídos,
o tal vez medios dormidos
terminamos resbalando,
sobre el pasto refregando
por culpa de los descuidos.

Como si fuera un regalo
algunos los interpretan,
hay otros que los objetan,
a esos yo los avalo.
Para mí ya es algo malo,
por eso que no los alzo,
mas se lo digo y lo realzo,
dicen que pisarlo es suerte,
con ese olor feo y fuerte
suerte es no andar descalzo.

Autor: Eduardo Miño.

 

6 de abril de 2019

TENGO UN AMIGO (de Norberto López)

TENGO UN AMIGO


(de Norberto López, para Rubén Sada)


En las redes hay un hombre
al que amigo considero.
Es afectuoso, sincero,
un hombre que nada esconde.
Si me preguntan su nombre
y mi timidez lo aguanta,
con temblor en la garganta
voy a decir que ese hombre,
ese ser que nada esconde,
ese ser, es Rubén Sada.

Rubén estuvo en la mala
en la peor circunstancia,
pero con su tolerancia
se entendió con esos hombres
que ocultaban hasta el nombre
de personas detenidas,
que ocultaban las heridas
de una sociedad ignorante,
acostumbrada a los tanques
y a conductas represivas.

Carente de libertades,
y al estilo de Espinel,
el buenazo de Rubén
hizo valer sus verdades.
Mostrando a los militares
que hay otro modo de ver
que nos permite saber
que no siempre su trabajo
debe ser fusil al brazo,
aun cumpliendo su deber.

Es el caso que Rubén
-amante de la espinela-,
escribiendo es una fiera
y en su discurso también.
Estuvo preso por ser
más que nada un pacifista 
pero en su genio de artista
con su proverbial paciencia
demostró que a la inocencia
nada la puede vencer.

Por eso yo siento que
Rubén Sada es el amigo
que jamás tirará un tiro:
se la pasa haciendo el bien.
Él ha sentado las bases
de paz y de convivencia,
y a pesar de la inclemencia
de estar preso en una cárcel
no dejó de ser amable
y respetó a su conciencia.

Hombre de franca inocencia,
que fue sentando las bases
para un mundo sin disfraces,
sin maldad ni indiferencia.
Erradicar la violencia
nos permitirá crecer
como lo enseñó Rubén:
desde su amor más profundo,
que la riqueza del mundo
está en los hombres de bien.

Norberto López. 6-04-2019.

Querido amigo Norberto: Quedo eternamente agradecido por este obsequio de tu corazón y pluma, recuerdo que atesoraré aquí, entre mis tesoros literarios más preciados. Un abrazo y bendiciones.

SENTÉ LAS BASES (Endecasílabo de pie forzado)

SENTÉ LAS BASES


(Endecasílabo de pie forzado)


No soy titán, no soy un superhombre,
yo no hice el gol, mas realicé los pases,
mi acierto no hizo conocer mi nombre,
no lo logré, pero senté las bases.

No existe logro que a mi mente asombre,
no soy el sol del podio de los ases,
no tengo estudio, título o renombre,
no lo logré, pero senté las bases.

Si hasta una larva horada la corteza
y al fin lucir consigue alas audaces,
gusano yo, sin ser mi fortaleza,
aun sin lograrlo ayer senté las bases.

Soy un ignoto de fallida meta
mi musa pesca, e incorpora frases.
Estoy muy débil para ser atleta
y abandoné, pero senté las bases.

Como un anónimo escritor berreta
no pertenezco a las insignes clases.
Nunca he logrado ser un gran poeta,
no lo logré, pero senté las bases.

© Rubén Sada. 6/04/2019.

5 de abril de 2019

DESAFÍOS PARA CONTRAPUNTOS (con rimas impuestas)

DESAFÍOS PARA CONTRAPUNTOS


(La intención de estas décimas, es "picanear" o "provocar" al controversiado para que comience la topada en contrapunto).

ir – eño – uro – ántico

Me permito discernir,
de la verdad no soy dueño,
mas pongo todo mi empeño
en cantar sin discutir.
Pero si intenta venir
contra mí, se lo aseguro,
se chocará con mi muro
y pegará un salto cuántico,
ya puede callar su cántico
si responderme le es duro.
er – ores – ana – ol

No me puedo contener
si cantan los payadores,
si se topan los cantores
en este arte del ayer.
Contrapunto es responder
sin decir ni una macana,
le cortaré la jarana,
va a quedar achicharrado,
va a quedar más arrugado
que la espalda de una rana.
ada – ino – era – ul

Si está queriendo topada
y desviarme del camino,
le advierto que tiene espino
más que rosas, mi verseada.
Si usté enfrenta a Rubén Sada
y a su décima campera,
será insaciable esta fiera,
morderá más que un pitbull
corriendo tras un huemul
que se escapa a la tosquera.
ito – erro – il – oro

No atropelle con su grito
que soy sucesor de Fierro,
y sé ladrar más que un perro,
a las pruebas me remito.
Cuídese, tierno gatito
que el arte payadoril
no es pa’ cualquier cuchitril
y esto yo lo corroboro,
que al que se la da de oro
lo tallo con mi buril.
arra – anco – into – ar

Mientras haya una guitarra
que vibre, yo no me enanco,
y cabalgo hacia el barranco
con mi mano en cada amarra.
Al tropel le pongo garra
y me guío por mi instinto,
mejor apriétese el cinto
para nunca despeñar,
y no se vaya a extraviar
en mi oscuro laberinto.
or – ones – eno – eta

Nunca calla este cantor
aun si existen bravucones
que con pellas y empujones
quieren voltear su valor.
No lo calla ni el fragor
de la batalla que aprieta,
brinca a saltos esa grieta
que se zanja en el terreno,
avanza y cruza sin freno
aun descalzo o en chancleta.
elo – en – ur – uto

Yo galopo en este suelo,
cabalgo bastante bien,
si ha de alcanzar a Rubén
que nunca sea por celo.
Al potro lo muento en pelo,
porque soy bastante bruto,
con usted yo no discuto
y lo pasearé en un tour
derechito para el sur
con un rigor absoluto.
eto – ilo – ala – al

Mi verso es un parapeto
que me protege tranquilo,
y desde arriba vigilo,
pues con él me comprometo.
Aceptaré cualquier reto
en la buena o en la mala,
porque mi mente apuntala
al pendón tradicional
que tiene el sol nacional
y el crisol de una bengala.
enso – ita – ez – í

Diré aquí lo que yo pienso
sobre esta noche bendita,
tal vez cante alguna cuita
que me dé un consuelo inmenso.
Pero jamás me avergüenzo
de pensar con sensatez,
derribando la idiotez
con mi verso baladí,
porque yo nunca me fui,
luché con intrepidez.
el – ente – illo – uz

De pie bajo este dintel
nace este verso surgente,
una estrofa que no miente
con el ritmo de Espinel.
Más confusa que en Babel
veo su mente y su testuz,
le compartiré mi luz,
lo sentaré en el banquillo,
si no aprende el estribillo
encomiéndese a Jesús.
ento – ema – ojos – iz

Mi canto es furioso viento
y es sol ardiente que quema,
mi canto es cascada extrema
que a la roca da tormento.
Mi canto es un sentimiento
que causa alegres sonrojos,
si anda de papeles flojos
no cometa ni un desliz,
le dejaré cicatriz
y haré lagrimear sus ojos.
eco – amo – ín – ón

Aunque metí el pie en un hueco
al caminar este tramo,
no perdí ni un solo gramo
ni tropezó mi pie chueco.
Pero habré quedado clueco,
tecleando en este mitín,
que mi piel luce el carmín
y ya no hay medicación
que me cure el corazón,
excepto el son del violín.

© Rubén Sada. 25/03/2019.