24 de diciembre de 2017

GOLPES FALLIDOS


GOLPES FALLIDOS
(Décimas encadenadas)


“El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de éste, comete delito de sedición”. (Art 22 de la Constitución Nacional de la Rep. Argentina).

“Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos”. (Art. 36 de la Constitución Nacional de la Rep. Argentina).

Si mi décima es raquítica
que me expulsen del Parnaso,
yo nunca caigo en el lazo
de callar la dura crítica.
La poesía que es mítica
enseña, nutre y opina,
es la tea que ilumina
la que encenderá este fuego,
no entender es estar ciego:
¡si hasta un fósforo calcina!

Si hasta un fósforo calcina
a los bosques centenarios,
así, golpes sanguinarios
incendian a la Argentina.
Cada golpe que se obstina
queriendo infundir terror
hace que aumente el valor
de escudar la democracia,
los golpes son la desgracia
y hay desgracias de color.

Hay desgracias de color
de hombres de uniforme verde,
negra tez, quizás recuerde,
caras pintadas de horror.
Orden empieza con or,
sigue con den, no lo dan
y embarran con alquitrán
incitando al gran desorden,
“feliz pascua, casa en orden”... ([1])
¡los golpistas no podrán!

Los golpistas no podrán
ni aunque tengan cuello blanco,
dando órdenes desde un Banco
con la firma de Satán.
Ha de fracasar su plan
que tiene alma de usurero,
golpes del rico banquero,
fugando el dinero a Suiza,
y un corralito “divisa”
su gran golpe financiero.

Su gran golpe financiero
que nos llevó al precipicio,
babeando un ávido juicio
cual hienas ante el cordero.
La codicia por el cuero
incuba el huevo-serpiente,
pues criar narcodelincuentes,
será otro golpe al gobierno,
si el paraíso es un infierno
tufo a golpe es el ambiente.

Tufo a golpe es el ambiente,
“golpe a golpe, verso a verso” ([2])
fui describiendo al perverso
que tiene al golpe en la mente.
Este sanguinario ente
creó un desaparecido
creyendo haber convencido
con el caso Maldonado,
buscó “tirarle un finado”
y un nuevo golpe fallido.

Un nuevo golpe fallido
fracasó allí. La opereta
agigantó la honda grieta
y no se dan por vencido.
El golpista recibido
tiene una estrategia mala,
tiene más fe en una bala
de un arma tumbera, hostil,
y opta empuñar un fusil
antes que agarrar la pala.

Antes que agarrar la pala
y ponerse a construir
el golpista ha de destruir
con bombas que el odio instala.
La bandera roja jala,
iza una bandera roja,
para nada lo acongoja
ver a la nación caer,
sólo quiere más poder:
¡cetro y oro se le antoja!

¡Cetro y oro se le antoja!
Y al perder las elecciones,
violentas son sus opciones
y a pedradas las arroja.
Prontuarios de cruenta foja
que un juez pago perdonó,
otro golpe fracasó,
cayó piedras sin llover,
llovió piedras “sin caer”...
¡y el gobierno no cayó!

¡El gobierno no cayó
a pesar de tanto intento!
La paz sopla a sotavento, ([3])
la democracia aguantó.
El golpista sucumbió
y brilla la nueva aurora,
la república avizora
un país al que darle gracias,
cuidemos la democracia
en la Argentina de ahora.




[1]) El 19 de abril de 1987 el presidente Raúl Alfonsín ante el pueblo reunido en Plaza de Mayo exclamó la famosa frase: “¡Felices Pascuas! La casa está en orden”, pasando a ser un ícono de la democracia, al desarticular uno de los primeros intentos de golpe de Estado desde la restauración de la misma en 1983.
[2]Verso de Antonio Machado.
[3]Sotavento. Término marino que indica el lugar o dirección hacia dónde va el viento. 

Rubén Sada. 25-12-2017.

9 de diciembre de 2017

SUBMARINO ARA SAN JUAN (Décimas entre Alejandro Omer Rosales y Rubén Sada)


SUBMARINO ARA SAN JUAN

(Décimas entre Alejandro Omer Rosales y Rubén Sada)

(Rubén Sada)
Si la inspiración no cesa
aún en décimas volátiles,
con sendas plumas versátiles
hagamos que no esté presa.
Nuestro mar azul turquesa
esconde negros destinos,
¡cuarenta y cuatro marinos
partieron! Poeta del mar,
yo te invito a navegar
en el tema “submarino”.

(Alejandro Omer Rosales)
La compu recién enciendo
y levanto tu mensaje,
que me invita a hacer un viaje
-al menos así lo entiendo-.
Y al punto lo estoy haciendo
pero no he de navegar,
mi manera de viajar
-aunque nuestro mar se ofenda-
ha de ser por una senda
para evitar naufragar.

(Rubén Sada)
Nuestro viaje por la vida
nos augura un buen presagio,
mas si hubiera algún naufragio
no será por barca hundida.
Un tropezón no es caída
“si te postras, te levantas”,
“no han de ser tus caídas tantas”
“ni tampoco tan violentas”
pero si nunca lo intentas
nunca sabrás cuánto aguantas.

(Alejandro Omer Rosales)
Mi queridísimo amigo,
veo que me estás retando,
mas, te estás equivocando,
muy sincero te lo digo.
Mi vida ha sido testigo
de sufrir caídas fuertes.
Pero he tenido la suerte
de poderme levantar,
pudiendo así adoptar
los consejos de Almafuerte.

(Rubén Sada)
Levantarse es más que suerte,
es ciencia y sabiduría,
es la osada valentía
de quien no quiere la muerte.
Y tendrá que ser bien fuerte
del marino el familiar,
que se hundió en el vasto mar,
después de esta cruel tragedia,
aún si la muerte asedia
sé que se va a levantar.

(Alejandro Omer Rosales)
Sin duda se ha de levantar
el familiar del marino,
a quien condujo el destino,
por desgracia, a zozobrar.
Mucho le habrá de costar,
pero ahora está abocado,
a un milagro deseado:
que al fin se pudiera hallar,
y poder birlarle al mar
el San Juan que ha zozobrado.

(Rubén Sada)
En el vientre suboceánico
hay mil historias sepultas,
que permanecen ocultas
desde el período hispánico.
Pero no hay que tener pánico
aunque sí tener respetos
ante el mar y sus secretos
y anotá esta paradoja:
el agua la vida aloja
y también moja esqueletos.

(Alejandro Omer Rosales)
Hay mil historias, mencionas,
de embarcaciones hundidas,
grandes riquezas perdidas,
sin mencionar las personas.
En vez de motores, lonas,
que impulsaban los navíos,
con temor al extravío
por no haber cartografía,
pues si el rumbo se perdía
era para el desvarío.

(Rubén Sada)
Su valor fue su coraje
con la guía de las estrellas,
y mientras dejaban huellas
el océano fue su anclaje.
De esos audaces yo extraje
la intrepidez y el arrojo,
y de su ejemplo recojo
el no darse por vencido 
y aunque una flor ha caído
reverdezca ante el despojo.

(Alejandro Omer Rosales)
Reverdezca has mencionado
y el verde es de la esperanza.

(Rubén Sada)
No hay que perder la confianza
y amor por el ser amado.

(Alejandro Omer Rosales)
El mismo se ha incrementado
y la angustia es su aliada


(Rubén Sada)
dos ideas hermanadas
escribiendo en decimales

(Alejandro Omer Rosales)
de Alejandro Rosales
unido a Rubén Sada.

___________________________
Autores: Alejandro Omer Rosales (de San Clemente) y Rubén Sada (de Quilmes) 9/12/2017


HACEDOR DE UN PAÍS


HACEDOR DE UN PAÍS

Un país tiene hacedores
que levantan con tesón
los pilares, la nación,
y a ellos van mis loores.
Son inéditos señores
que desde humilde trinchera
izaron nuestra bandera,
por ellos propongo un brindis,
vaya por Rubén Soncini
y por su familia entera.

Rubén Soncini es ejemplo
de trabajo y sacrificio,
con el grato beneficio
de ver construido su templo.
Luego de años, lo contemplo
como un luchador tenaz,
siempre ha sido muy audaz
poniendo fe en sus empresas,
la vida le dio sorpresas
pero él siempre fue por más.

Compañero de aventura
con una básica Siam,
más que un soldado en Vietnam
combatió en la calle dura.
Y es en un Falcon Futura
que conquista a la Argentina,
Bosques todo ante él se inclina
cuando entrega, siempre presto
telegrama, carta, impuesto,
detergente y lavandina.

Sus laureles tienen flores:
Liliana, su bella esposa,
Valeria, su hija hermosa
y Noelia de sus amores.
Afectos, nietos, primores
merecidos a un amigo
que sembró humilde su trigo
y cosechó bendición,
y hoy su familia es unión:
con mis letras lo bendigo.

Por los héroes como vos,
querido amigo Rubén,
la patria me sabe a bien,
¡gracias por ser como sos!
Constructor que vas en pos
de la grandeza argentina,
es tu energía la usina
que llega al cielo y se aferra,
sembrás semilla en la tierra,
donde todo se origina.

Yo te saludo, hacedor,
y ante tu amistad me inclino,
sigo tu huella y camino
que es el de un trabajador.
Que tu temple gladiador
sea el faro que ilumina,
manos y alma en ti aglutinan
colosal fuerza, muy alta,
fuerza que hoy le hace falta
a nuestra patria, Argentina.

Rubén Sada. 08/12/2017


Dedicado a mi amigo Rubén Rodolfo Soncini.