'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

HACEDOR DE UN PAÍS


HACEDOR DE UN PAÍS

Un país tiene hacedores
que levantan con tesón
los pilares, la nación,
y a ellos van mis loores.
Son inéditos señores
que desde humilde trinchera
izaron nuestra bandera,
por ellos propongo un brindis,
vaya por Rubén Soncini
y por su familia entera.

Rubén Soncini es ejemplo
de trabajo y sacrificio,
con el grato beneficio
de ver construido su templo.
Luego de años, lo contemplo
como un luchador tenaz,
siempre ha sido muy audaz
poniendo fe en sus empresas,
la vida le dio sorpresas
pero él siempre fue por más.

Compañero de aventura
con una básica Siam,
más que un soldado en Vietnam
combatió en la calle dura.
Y es en un Falcon Futura
que conquista a la Argentina,
Bosques todo ante él se inclina
cuando entrega, siempre presto
telegrama, carta, impuesto,
detergente y lavandina.

Sus laureles tienen flores:
Liliana, su bella esposa,
Valeria, su hija hermosa
y Noelia de sus amores.
Afectos, nietos, primores
merecidos a un amigo
que sembró humilde su trigo
y cosechó bendición,
y hoy su familia es unión:
con mis letras lo bendigo.

Por los héroes como vos,
querido amigo Rubén,
la patria me sabe a bien,
¡gracias por ser como sos!
Constructor que vas en pos
de la grandeza argentina,
es tu energía la usina
que llega al cielo y se aferra,
sembrás semilla en la tierra,
donde todo se origina.

Yo te saludo, hacedor,
y ante tu amistad me inclino,
sigo tu huella y camino
que es el de un trabajador.
Que tu temple gladiador
sea el faro que ilumina,
manos y alma en ti aglutinan
colosal fuerza, muy alta,
fuerza que hoy le hace falta
a nuestra patria, Argentina.

Rubén Sada. 08/12/2017


Dedicado a mi amigo Rubén Rodolfo Soncini.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...