13 de julio de 2012

LA TIERRA (Poema ecológico en dueto con Etel Carpi, poeta de Los Toldos )



POEMA ECOLÓGICO EN DUETO.

LA TIERRA

1) Etel Carpi:

La Tierra clama ¡piedad! desde el Ecuador a los Polos.
Arítmicas convulsiones nacen desde sus entrañas.
Glaciares que se deshielan; ríos oscuros de lodo
entierran toda la vida cuando llueve en la montaña.

2) Rubén Sada:

Siempre y cuando se revierta la actual tendencia malsana
puede existir un mañana con conciencias muy despiertas.
Sembrando con poesía, volviendo a los vegetales,
evitaremos más males e impedir la “fihombrería”.

3) Etel Carpi:

El hombre enfermo viola las leyes de NATURALEZA
contaminando sin mesura mares, ríos y el aire
porque afirma y cree en la eternidad de nuestro PLANETA
pero nada lo salvará si tala sus árboles.

4) Rubén Sada:

Si se tala hay que plantar, forestar purificando,
y me pregunto ‘hasta cuándo’ será el talar por talar.
Hasta cuándo será el mar depósito de petróleo,
y ese hermoso bosque arbóreo se empiece a multiplicar.

5) Etel Carpi:

Es hora de limpiar su sangre de todos los venenos
hemos derramado sin piedad en sus verdes arterias.
¡Basta de bosques talados!, y ¡basta de mares negros!
Aprendamos todos juntos a disfrutar su belleza.

6) Rubén Sada:

Existe sólo una Tierra, y si no la protegemos...
¿adónde más viviremos, si el círculo se nos cierra?
¡Basta ya de polución! ¡Basta de crear daños!
Conciencia año tras año será buena solución.

Autores: Etel Carpi y Rubén Sada.

12 de julio de 2012

SALVAJES COMO BESTIAS



Salvajes como bestias

"O vivimos todos juntos como hermanos, 

o pereceremos todos juntos como idiotas"
Martin Luther King. 

Una manada de bestias, la resaca de animales
se desesperan, hambrientas, para devorar la carne.
En una cueva antiatómica ellas buscan refugiarse,
planificando el botín, que mezquinas, se reparten.

Queda ya en la ‘fihombrería’ casi nada de fiambre
y entre ellas se pelean porque todas tienen hambre.
Desean seguir comiendo, desgarrando hasta saciarse,
aquí es la ley del más fuerte, su instinto es fiero y salvaje.

Se perdió la humanidad, la codicia es vergonzante,
la vida no es para débiles, se fueron como sobrantes.
No existen niños que muerdan tanto amargo chocolate,
sólo vive quien mastica el barro con llanto y sangre.

Queda poco, casi nada, en la fiesta de los grandes,
y no alcanza para todos, hay que pelear a matarse.
Es un desfile de bestias, que en crueles atrocidades,
no se dan cuenta que de ésta, no sobrevivirá nadie.

Rubén Sada (12/07/2012)

Nota del autor: Con el término "fihombrería" que utilicé en este poema, contracción de las palabras "fiambre" y "hombre", quiero referirme al método de convertir la carne de los hombres en "fiambres", palabra lunfarda que se refiere a los cadáveres.
Aunque no existe en el diccionario de la RAE, esta palabra fue acuñada por mí, ya que no hay antecedentes en Google de haber sido usada antes por nadie.


8 de julio de 2012

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO (de Gabriel Celaya)

pluma poeta poesía


LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante, 
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia, 
fieramente existiendo, ciegamente afirmado, 
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente 
los vertiginosos ojos claros de la muerte, 
se dicen las verdades: 
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas 
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados, 
piden ser, piden ritmo, 
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto, 
con el rayo del prodigio, 
como mágica evidencia, lo real se nos convierte 
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria 
como el pan de cada día, 
como el aire que exigimos trece veces por minuto, 
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan 
decir que somos quien somos, 
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno. 
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo 
cultural por los neutrales 
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden. 
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas.  Siento en mí a cuantos sufren 
y canto respirando. 
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas 
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos, 
y calculo por eso con técnica qué puedo. 
Me siento un ingeniero del verso y un obrero 
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta 
a la vez que latido de lo unánime y ciego. 
Tal es, arma cargada de futuro expansivo 
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada. 
No es un bello producto. No es un fruto perfecto. 
Es algo como el aire que todos respiramos 
y es el canto que espacía cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo 
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado. 
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre. 
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.


Gabriel Celaya

1 de julio de 2012

LA VOCACIÓN DEL VERDADERO MAESTRO (Por Eliseo León Pretell)

FELIZ DÍA DEL MAESTRO.
FELIZ DÍA, MAESTRAS

maestra+maestro

LA VOCACIÓN
DEL VERDADERO MAESTRO


Autor: Eliseo León Pretell
*Poeta peruano
“Ciudad Satelital”
Houston Texas, EE. UU.

Por vocación temprana  y decisión divina,
pensando en Dios se inclina, esperanzado avanza.
Se nutre, se cultiva
cual la joya más fina,
mirando su colina,
con fe, amor y esperanza.
***
Convencido en su mente busca sin más tardanza,
la luz de la enseñanza, para abrirse el camino.
Son los libros su arado
que lleva a la labranza,
seguro así se lanza…,
en pos de su destino.
***
Con corazón de artista ve un mundo cristalino,
la fe hace un remolino, en su alma misionera.
Se aferra a la mancera
de su quehacer divino,
no habrá piedra ni espino,
en su pasión entera.
***
Mira bien la besana, ya no es una quimera,
diligente se esmera con ahínco y paciencia.
Sin temores ni miedo
va al plano y la ladera,
sabiendo que es primera,
la sagrada docencia.
***
Aquí en esta tarea se sufre más la ausencia,
y no hay correspondencia de lujos ni dinero.
El pueblo, sus alumnos
le otorgan la excelencia,
la santa providencia…,
la reconoce entero.
***
Para el ducho maestro, no hay calor ni aguacero,
conoce el derrotero…, de su estrella soñada.
En sol de un medio día,
o en el frío de Enero,
siempre llega primero,
como nueva alborada.

Eliseo León Pretell

E-mail: ellepre@yahoo.es