'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

PENA Y ALEGRÍA DEL AMOR (Rafael de León)

poemas de amor, rafael de león, pena y alegría del amor, rubén sada


PENA Y ALEGRÍA DEL AMOR
(Rafael de León)

Mira cómo se me pone
la piel cuando te recuerdo.

Por la garganta me sube
un río de sangre fresco
de la herida que atraviesa
de parte a parte mi cuerpo.
Tengo clavos en las manos
y cuchillos en los dedos
y en mi sien una corona
hecha de alfileres negros.

Mira cómo se me pone
la piel ca vez que me acuerdo
que soy un hombre casao
y sin embargo, te quiero.

Entre tu casa y mi casa
hay un muro de silencio,
de ortigas y de chumberas,
de cal, de arena, de viento,
de madreselvas oscuras
y de vidrios en acecho.
Un muro para que nunca
lo pueda saltar el pueblo
que anda rondando la llave
que guarda nuestro secreto.
¡Y yo sé bien que me quieres!
¡Y tú sabes que te quiero!
Y lo sabemos los dos
y nadie puede saberlo.

¡Ay, pena, penita, pena
de nuestro amor en silencio!
¡Ay, qué alegría, alegría,
quererte como te quiero!

Cuando por la noche a solas
me quedo con tu recuerdo
derribaría la pared
que separa nuestro sueño,
rompería con mis manos
de tu cancela los hierros,
con tal de verme a tu vera,
tormento de mis tormentos,
y te estaría besando
hasta quitarte el aliento.
Y luego, qué se me daba
quedarme en tus brazos muerto.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

Nuestro amor es agonía,
luto, angustia, llanto, miedo,
muerte, pena, sangre, vida,
luna, rosa, sol y viento.
Es morirse a cada paso
y seguir viviendo luego
con una espada de punta
siempre pendiente del techo.

Salgo de mi casa al campo
sólo con tu pensamiento,
para acariciar a solas
la tela de aquel pañuelo
que se te cayó un domingo
cuando venías del pueblo
y que no te he dicho nunca,
mi vida, que yo lo tengo.
Y lo estrujo entre mis manos
lo mismo que un limón nuevo,
y miro tus iniciales
y las repito en silencio
para que ni el campo sepa
lo que yo te estoy queriendo.

Ayer, en la Plaza Nueva,
—vida, no vuelvas a hacerlo—
te vi besar a mi niño,
a mi niño el más pequeño,
y cómo lo besarías
—¡ay, Virgen de los Remedios!—
que fue la primera vez
que a mí me distes un beso.
Llegué corriendo a mi casa,
alcé mi niño del suelo
y sin que nadie me viera,
como un ladrón en acecho,
en su cara de amapola
mordió mi boca tu beso.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

Mira, pase lo que pase,
aunque se hunda el firmamento,
aunque tu nombre y el mío
lo pisoteen por el suelo,
y aunque la tierra se abra
y aun cuando lo sepa el pueblo
y ponga nuestra bandera
de amor a los cuatro vientos,
sígueme queriendo así,
tormento de mis tormentos.

¡Ay, qué alegría y qué pena
quererte como te quiero!

Autor: Rafael de León



BREVE BIOGRAFÍA:
Rafael de León y Arias de Saavedra, nació un jueves 6 de febrero del bisiesto 1908 en Sevilla, la actual capital de la región de Andalucía (España), en la misma calle en donde casi 34 años antes nació el conocido poeta Manuel Machado. El año 1916 ingresa Rafael de León en el internado del colegio
jesuita "San Luis Gonzaga" del Puerto de Santa María (Cádiz),
pueblo natal del conocido poeta Rafael Alberti, con el que,
por ser casi coetáneos coinciden en dicho colegio: Años antes,
había pasado por allí el alumno Juan Ramón Jiménez, otro
insigne poeta andaluz.

Años más tarde, estudiaría en otros colegios privados de
órdenes religiosas en las localidades andaluzas del Palo
de Málaga y de Utrera (Sevilla). En el año 1926 inicia
en la universidad de Granada, los estudios de la carrera
de Derecho. Allí llegó a conocer a otro insigne poeta:
Federico García Lorca, con quien entabla una buena amistad.
Tiene Rafael, -a decir de algunos de sus estudiosos-, una
impregnación del estilo poético de García Lorca que se
resuma a través de toda su obra.

En 1932, Rafael se traslada a Madrid bajo la influencia del gran músico sevillano Manuel Quiroga, que junto con el autor teatral Antonio Quintero, llegaría a formar el prolífico trío "Quintero, León y Quiroga" con el que tienen registradas más de cinco mil canciones.

De ningún poeta español de este siglo que acaba, han sido tan
recitadas sus poesías y tan cantadas las letras de sus canciones,
pero incomprensiblemente sigue siendo el gran ausente al hacer recuentos dentro del ámbito de la cultura popular española de posguerra.

La obra poética de Rafael de León, queda dividida
en esos dos grandes apartados: poesías propiamente dichas, y
letras para canciones. En muchos casos unas y otras tienen
un inconfundible parentesco por derivar, alimentarse o
inspirarse las unas de las otras, o viceversa. En casi toda su obra, inspirada en ambientes muy típicos de Andalucía, queda reflejado el gracejo popular andaluz, indicado por las palabras en cursiva, para mejor entender que no pertenecen al correcto lenguaje español. Su primer libro de poesías «Pena y alegría del amor» aparece publicado en 1941.

Hacia el final de su dilatada carrera de letrista, escribió
para los cantantes Nino Bravo, Raphael y Rocío Dúrcal; y una
de sus letras ganó el primer premio del Festival de la Canción
de Benidorm, el año 1965 bajo el título de "La luna de Benidorm".

Casi todas sus letras fueron musicadas por el prolífico compositor Manuel Quiroga, pero otras letras fueron musicadas por Juan Solano, Augusto Algueró y Manuel Alejandro. El estilo de estrofa poética más abundantemente empleado es el del romance octosílabo; pero en algunas otras se pueden encontrar estrofas de seguidilla, soleá, copla, romancillo, redondilla, y más raramente el soneto y la lira. Aunque tiene algunas poesías con versos alejandrinos y rima blanca (sin rima), su obra es en general una rima de alta sonoridad ya que incluso en muchos de sus romances introduce la rima consonante.

Luego de la década del sesenta,vieneron unos años bajos para la obra de canciones y poesías de nuestro gran poeta Rafael de León, el cual fallece un jueves madrileño frío y gris (9-12-82), en el más cruel olvido sin ni siquiera haberse llevado en vida la satisfacción de un merecido homenaje de cariño y agradecimiento a toda su importante y prolífica obra poética.

(Texto tomado de Internet)

TUS CINCO TORITOS NEGROS (Manuel Benitez Carrasco)




TUS CINCO TORITOS NEGROSDe Manuel Benitez Carrasco

Contra mis cinco sentidos
tus cinco toritos negros.
Torito negro tus ojos
torito negro tu pelo
torito negro tu boca
torito negro tu beso.
Y el más negro de los cinco,
tu cuerpo, torito negro.

Barreras puse a mis ojos,
tus ojos me las rompieron.
Barreras puse a mis manos,
les hizo sombra tu pelo.
Barreras puse a mi boca,
tu boca les prendió fuego.
Puse mi beso en barreras,
tu beso las hizo leño.
Y puse duras barreras
de zarzamora al recuerdo
y saltó sobre las zarzas
tu cuerpo, torito negro.

Deja, que no quiero verte.
Déjame que no te quiero.

Y luego monté mis ojos
sobre un caballo de miedo.
Tus ojos me perseguían
Como dos toritos negros.
Y luego metí mis manos
bajo un embozo de fuego;
tu pelo se me enredaba
como un torito negro.
Y luego junté mi boca
contra la cal de mi encierro.

Tu boca estaba acechando
igual que un torito negro.
Y luego mordí mi almohada
ara contener mi beso,
tu beso me corneaba
igual que un torito negro.
Y luego arañé mi carne
de tentación y deseo
para que no me gritara
que yo te estaba queriendo.
Y tu cuerpo encandilado
mimbre, luna, bronce y fuego
se me plantó ante los ojos
igual que un torito negro.

Deja, que no quiero verte.
Déjame, que no te quiero

El aire del cuarto estaba
temblando con tu recuerdo.
Cien caballos por mis venas
a galope por mi cuerpo
y yo jinete sin rienda
luchando por contenerlos.
Cien herreros en mi boca
trabajando con mis besos,
y yo queriendo ser fragua
para poder deshacerlos.
Cien voces en mi garganta
gritándome que te quiero,
y yo, mentira infinita,
gritando que no te quiero.

Salí por aire al balcón...
me tropecé con el cielo.
Aquel cielo quieto y hondo,
verde, blanco, azul y negro,
igual que el de aquella noche
de nuestro primer encuentro
en que me hirieron, al paso,
tus cinco toritos negros.

Y me acordé de aquel aire
que jugaba con tu pelo
como un niño a quien le gustan
los caracolillos negros.

Y me acordé de aquel rayo
de luna, fino y torero,
que puso dos banderillas
de luz en tus ojos negros.
Y de aquel dolor de labios
que nos quedó de aquel beso,
y de aquel dolor de brazos
y de aquel dolor de huesos
y de aquella caracola
de amor, que quedó por dentro
como un mar de amor dormido:
... que te quiero... que te quiero...

Y se me escapó la voz;
grité: te quiero, te quiero.

Y ya no junté mi boca
contra la cal de mi encierro
y ya no mordí mi almohada
para contener mi beso,
y ya no metí mis manos
bajo un embozo de fuego.
Junté mi beso a tu boca,
junté mi boca a tu beso,
y otra vez aquel dolor
y aquel temblor de recuerdos
pensando en aquella noche
de nuestro primer encuentro.

Te quise siempre, te quise,
te quiero siempre, te quiero.
Aunque no puedo quererte,
Te quiero.
Aunque no debo quererte,
Te quiero.
Aunque en cunas de tu casa
Se está meciendo un almendro,
Te quiero.
Aunque tú tienes dos lirios
Que se te cuelgan del cuello,
Te quiero, te quiero.
Y aunque ponga más barreras
de zarzamora al reduerdo
para que nunca las salten
tus cinco toritos negros,
torito negro tus ojos,
torito negro tu pelo,
torito negro tu boca,
torito negro tu beso,
y el más negro de los cinco,
tu cuerpo, torito negro,
te quise siempre, te quise,
te quiero siempre, te quiero.

Autor: MANUEL BENITEZ CARRASCO



Acompaña esta poesía la melodía de Rocío Jurado.
Quedate a escucharla, haciendo click en Play>




Una versión del poema, declamada por Lauren Postigo, por cierto, muy buena y sensual. Has click en Play>



MANUEL BENITEZ CARRASCO.- Nació en Granada el 1 de diciembre de 1922 y murió el 26 de noviembre de 1999. Nace en pleno corazón del barrio Albayzin en la placeta del Salvador, a la que dedicó algunos de sus poemas. Hijo de una familia religiosa. Pasó su infancia y adolescencia entre la colegiata albaicinera donde su tío Manuel Benítez Martínez que era Coadjutor de la ermita de San Miguel Alto, donde su padre era carpintero y vivía con su familia y las escuelas del Ave María donde aprendió las primeras letras. Su origen justifica que sus escritos primeros sean dedicados a Granada. Benítez inicia su carrera literaria colaborando en la revista poética colección Vientos del Sur”. En 1943 obtuvo su primer premio de relevancia el “Premio Nacional de Teatro de Escuadra”, con al obra Luz de Amanecer; este evento le abre una trayectoria de éxitos cubierta de galardones. En 1947 se traslada a Madrid y despliega gran actividad artística y literaria. Desde 1955 su figura esta unida definitivamente a la Literatura Hispanoamericana, su viaje a Cuba dura un año y a partir de ese momento su obra es totalmente inseparable en Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Colombia, Ecuador, Puerto Rico, Estados Unidos y muy especialmente con México donde pasa gran parte de su vida.


Benítez Carrasco, es uno de los mayores exponentes de la literatura Flamenca, su nombre esta junto a García Lorca. Entre sus poemas más conocidos, también está EL PERRO COJO. Muchos de los poemas son piezas del flamenco que recorre el mundo. Este género es nacido de la entraña popular. En 1998 fue nombrado hijo predilecto de Granada, y se le dedicó la importante avenida en el barrio Oliva en Sevilla.
_________________

INERCIA







INERCIA
No sé por qué me atraes hasta con tus leyes físicas,
y giro a tu alrededor con una fuerza centrípeta.
Giro como huracán en el ojo de la tormenta,
nada puede detener el impulso de esta inercia.
Será porque tú eres mi Sol, y yo soy como la Tierra,
me encandilas con fulgor, y ante mis ojos te centras.
Sigo girando en tu órbita con tan magnéticas fuerzas,
doy vueltas alrededor tuyo como la Luna al planeta.
Esta inercia que me impulsa como el vuelo de la abeja,
que a la flor revolotea para libar su néctar,
¡Y qué difícil detenerme és, cuando nada se me aquieta!
Y de ti, ninguna fuerza centrífuga hay que me aleja.
Y ya caigo adentro tuyo sin que nada me remueva,
por la fuerza de gravedad que a tu interior me lleva.
Sigo adelante hacia ti, con esta fantástica inercia,
porque a quien va hacia ti, nada ni nadie lo frena.

Rubén Sada.

(Poema publicado en el libro "Sólo para ella" Primer libro de poesía con imágenes 3D del mundo) ©Ediciones Independientes Rubén Sada 2011.
Nota del autor:
En general, la mayor parte de mis obras poéticas contienen metáforas, pero este poema lo recuerdo con mucho cariño por ser el primero que escribí mencionando 5 de las fuerzas "físicas" fundamentales en la continuidad del universo (destaco la palabra "físicas" ya que allí reside el doble significado del poema). Éstas son: La fuerza centrípeta, la inercia, la fuerza magnética, la fuerza centrífuga y la fuerza de gravedad. Comparo estas fuerzas a la fuerza o poder que ejerce la mujer en la atracción física hacia el hombre, ya que este poema va dirigido a la mujer, como la mayoría de mis obras. En cuanto al doble significado que le asigno, cada lector asignará el suyo de acuerdo a sus experiencias personales sobre la atracción física femenina, que tanta influencia ejerce en el hombre.


Copyright © Rubén Sada 2008. 27-08-2008

_________________

Quiero comentar que es la primera vez que incursiono en el campo de las leyes físicas, combinándolas con el tema del amor, en un mismo trabajo.

INERCIA: Fuerza física o resistencia que impele a los objetos a permanecer en la dirección en que van. Ejemplo: si un pasajero transita en un autobús, va quieto con respecto a la silla y al autobús pero en movimiento con respecto a un observador que está en la acera. Así, si se diera una frenada brusca, el pasajero adquiriría una aceleración, la cual correspondería a la fuerza aparente que llamamos inercia.

FUERZA CENTRÍPETA: Se llama así a la fuerza que tira de un objeto hacia el centro de un camino circular mientras que el objeto sigue dicha trayectoria a una rapidez constante (siendo la rapidez la magnitud de la velocidad). Ejemplo: El remolino del ojo del Huracán, tiende a absorber hacia adentro a los objetos que giran a su alrededor.

FUERZA CENTRÍFUGA: Fuerza centrífuga es la que tiende a alejar los objetos del centro de rotación mediante la velocidad tangencial, perpendicular al radio, en un movimiento circular. 


FUERZA MAGNÉTICA: El electromagnetismo es una teoría de campos; es decir, las explicaciones y predicciones que provee se basan en magnitudes físicas vectoriales o tensoriales dependientes de la posición en el espacio y del tiempo. El electromagnetismo describe los fenómenos físicos macroscópicos en los cuales intervienen cargas eléctricas en reposo y en movimiento, usando para ello campos eléctricos y magnéticos y sus efectos sobre las sustancias sólidas, líquidas y gaseosas. Por ser una teoría macroscópica, es decir, aplicable sólo a un número muy grande de partículas y a distancias grandes respecto de las dimensiones de éstas, el electromagnetismo no describe los fenómenos atómicos y moleculares, para los que es necesario usar la mecánica cuántica.
El electromagnetismo considerado como fuerza es una de las cuatro fuerzas fundamentales del universo actualmente conocido.

FUERZA DE GRAVEDAD: La gravedad, denominada también fuerza gravitatoria, fuerza de gravedad, interacción gravitatoria o gravitación, es la fuerza de atracción que experimentan entre sí los objetos con masa. La gravedad tiene un alcance infinito, sin embargo, la fuerza es mayor si los objetos están cerca uno del otro, y mientras se van alejando la fuerza pierde intensidad. 
(FUENTE: Wikipedia)
"LA POESÍA ES ARTE Y TAMBIÉN CULTURA". Rubén Sada.

PATINANDO POR UN SUEÑO





* Patinando por un sueño *

Me sentí una copa de cristal entre tus brazos,
Con la sensación de volar entre la bruma.
Mientras en la nieve quedaban nuestros trazos.
Tus dos manos ajustaban mi cintura.
Y quedaban entre tus dedos mis bagazos.
Tú me hacías sentir suspendida en las alturas.
Un ave emancipada, buscando refugio del invierno.
Transparente mi piel como el cristal; febril acopladuras
Que perdía yo misma de mi cuerpo el gobierno.
Abandonándome a tus singladuras.
Debajo de nuestros pies cristales como estrellas.
Mariposas libres, que jamás tuvieron dueño.
Sobre el hielo quedarían nuestras huellas.
Porque estamos *PATINANDO POR UN SUEÑO*
Y ser dos en uno, magnífica obra, sutil y ¡Bella!
Patinar sobre hielo por un sueño.
Es "sintonizar" el cuerpo, el alma; y volar hasta lograrlo.

___________________________________
Libia Beatriz Carciofetti// Argentina
Derechos reservados Nº 452298

FRESCURA DE HOY



FRESCURA DE HOY

Eres fresca como el agua de la playa,
como torrente que baja en la cascada.
Por eso quiero beber de ti,
como bebe el césped el rocío de la madrugada.

Eres fresca como el céfiro que a la llanura baña.
Como el pan recién horneado que el apetito calma.
Por eso quiero comer de ti,
como el desayuno que obtengo en la mañana.

Eres fresca como el tenue sol al nacer el alba,
y tu frescura es la de una joven maja.
Por eso quiero bañarme de ti,
como lo hace la hierba, a quien la lluvia agasaja.

Y como notas musicales que van por el pentagrama
tu vibración resuena en los oídos de mi alma.
Por eso quiero cantarte a ti,
y decirte cuanto te amo, mi dulce enamorada.

Envuélveme con tu perfume de flor recién cortada.
Nútreme de ti, como leche fresca ahora ordeñada.
Tu tersura es la de los pétalos de las rosas blancas.
Me agrada que seas así fresca, bendita y espontánea.

Eres la frescura de hoy, mi mujer amada,
la frescura que a mi alma agrada.

___________________________
Autor: Rubén Sada (25-08-2008)

_________________

FELIZ TOQUE DE LABIOS




FELIZ TOQUE DE LABIOS

¡Feliz, dichoso el toque de mis labios
con el inquieto roce de los tuyos!
Ancló mi lengua firme en tu capullo
y nos hizo olvidar viejos agravios.

Erótico el contacto y yo concluyo
que desearemos la caricia a diario,
pues quiero hacerte mía en solitario,
y tú igual, deseas hacerme tuyo.

Somos gatos en celo y te maúllo,
para olvidar peleas y resabios,
dejando las contiendas y el orgullo.

Este beso recurre al desagravio,
y al cáliz de tu cuerpo me zambullo,
con estos mimos que nos hacen sabios.

© Rubén Sada. 24/08/2008

RIENDA SUELTA












RIENDA SUELTA



Tu y yo, pura lujuria...

Juntos hasta el fin de esta centuria,
la velada entre nosotros va resuelta.
Danzando solos con sensacional lujuria,
acompañados de mística música celta.
Y acercándonos en esta relación espuria,
entre frenéticos bailes, vuelta y vuelta.

Vas contagiando mis muslos con tu furia,
mientras ya quedas de tu ropa desenvuelta.
Ambos tratando de olvidar nuestras penurias
y cada uno con su vieja relación disuelta.
Que nos separen aquí sería una injuria.
Afuera avanza la noche, y ya no hay vuelta.

Esta vez nadie impedirá la historia.
Ya estás en limpias sábanas envuelta.
Entre las sombras nocturnas y la euforia,
navego en tu bahía, paradisíaco delta.
Y luego subes a la cúspide de la gloria,
¡Qué bella es tu cabellera revuelta!

Con la luz del alba, la noche se oculta,
y llega el fin (por hoy) de esta fiesta adulta.
Yo, tan varón, y tu, una mujer tan esbelta,
dimos a nuestra lujuria rienda suelta...



Copyright © Rubén Sada 2008. 23/08/2008








_________________

FURIA IRREFRENABLE

amor, poema, pasión


FURIA IRREFRENABLE

Deseas amarme con furia irrefrenable,
que ser suave está demás en este instante.
Y al ir subiendo con la altura de las aves
nos descarrila esta pasión incontrolable.

Como potros cabalgando en lo indomable
y aumentando la velocidad cual aeronave,
nos devoramos como hienas muy salvajes
hasta acabar en un destino inexorable.

Como perro y perra en celo, inseparables,
con la arrolladora violencia de las olas
que pegan con mucho ímpetu en las rocas
la explosión va siendo incontenible.

Y en un rapto de gloria impredecible
nos volvemos yo muy loco y tu una loca,
y como bala que sale de pistola,
estalla amor con furia irrefrenable.

Rubén Sada, Derechos de Autor reservados. 17-08-08

CON LOS OJOS DEL ALMA




CON LOS OJOS DEL ALMA


Con los ojos del alma verás el amor,
llegarás a sentir lo que ningún otro ve.
Con los ojos del alma y tu buen corazón
comprenderás nuestro mundo del revés.

Verás lo invisible, todo lo verás a través,
y el horizonte negro brillará de color.
Aún el día de lluvia tendrá brillantez,
y si eres feliz, para ti será un día de sol.

Con los ojos del alma podrás amar con pasión,
percibirás hasta lo que hay bajo otra piel.
De lo más profundo tendrás comprensión.
Verás hasta lo abstracto. Traspasarás la pared.

De lo que creas que te falta no tendrás escasez.
Y lo que creas no alcanzar estará en tu interior.
No necesitarás microscopio para ver pequeñez,
ni telescopio para que el cielo te cause admiración.

Con el resto de la humanidad tendrás conexión,
y recibirás cuantiosa inspiración y lucidez.
Con la luz de tu alma, cumplirás tu ilusión,
y ella te iluminará el camino con nitidez.

Te será posible todo, si solo tienes fe,
pues en este mundo todos tenemos una misión.
El ojo del alma es muy sabio, y todo lo ve.
Con los ojos del alma, llegarás a ver a Dios.
_________________

RUBEN SADA (Dedicado a Gisela Noemí, 19 años,
no vidente y además profesora de Braille.) 16/08/2008



LECHE Y MIEL



"Y estoy procediendo a bajar para librarlos de la mano de los egipcios y para hacerlos subir de aquella tierra a una tierra buena y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel."(Éxodo 3:8, La Biblia)


LECHE Y MIEL


Ven, amor, a la Tierra Prometida, 
una tierra que mana leche y miel. 
Cabalgaremos juntos cual corcel 
hacia espacios de amor y nueva vida. 

Calmaremos la sed con la bebida 
del inquietante cáliz de la piel. 
Tu desnudez cubriré, cual dosel, 
derramándote una bendición fluida. 

No habrá tarea que este viaje impida,
haz realidad lo escrito en el papel, 
sobre amarnos, sin tiempo ni medida. 

Ven, amor, a la Tierra Prometida,
esa tierra que mana leche y miel,
y el placer nos dará la bienvenida.



(Tomado de la Biblia: "Tus labios siguen goteando miel del panal, oh novia mía. Leche y miel hay debajo de tu lengua, y la fragancia de tus prendas de vestir es como la fragancia del Líbano." (El Cantar de los Cantares 4:11)


Copyright © Rubén Sada 2008. 14-08-2008

VIOLETAS DE OTOÑO (del poeta León Romero)




VIOLETAS DE OTOÑO(Solo para ti)


Un tibio sol de otoño brillaba esa mañana.
Los pájaros cruzaban de todos los sectores.
De pronto, aquel paisaje; una enorme ventana,
y un jardín floreciente de plantas y de flores.

Salí casi en puntillas, lentamente, sin ruido,
como si aquello fuera una misión secreta
y estaban en silencio, recubiertas de olvido,
con el nombre grabado sobre un color, violeta.

Y me acordé al instante de tu voz milagrosa,
de tus ojos, tus manos, tu resplandor de estrella
y las fui recogiendo. Y aquella mariposa,
que me dijo al oído: ¿Estás pensando en ella?

Por supuesto que pienso, le expresé prontamente.
¿Porqué? me dijo al vuelo. Si tú no la conoces.
Claro que la conozco, repliqué tiernamente,
está aquí, en este ramo, en medio de mil voces.

Aquí están su figura, sus tiernas emociones,
el mundo de mi cielo, el farol de una esquina
sus palabras azules, tal vez dos corazones,
y la expresión de tiempos en su nombre, Regina.

Está el rubí del ceibo descansando en sus labios.
El despertar del sueño de la melancolía.
Un libro de poemas con pensamientos sabios,
y un estar solo, en medio, de dos en compañía.

Ya se, no la conozco, pero debo decirlo,
está aquí, yo la veo; mi ventana indiscreta
me acerca su perfume, sus ojos, que al abrirlos,
me miran desde el fondo, de un ramo de violetas.


Autor:
León Romero, Setiembre de 2007.
Talentoso poeta uruguayo que reside en Buenos Aires, Argentina.
Del Libro Sentimiento, de Elba Regina García.


PARADOJA


PARADOJA

-->
Bendito fue aquel maldito instante,
Cuando en el infierno sentí la gloria,
Fue derrota convertida en victoria;
Un retroceso dado hacia adelante,
Era un día cualquiera, ¡muy importante!
Yo estaba triste y con mucha euforia,
Grabé en mi mente, ya sin memoria,
Esa estresada... ¡Súper relajante!


-->
Ignorando todo, yo bien sabía,
Que soy un preso aunque libre esté,
Un vivo muerto, así me sentía,
El momento breve que eterno fue,
La noche fea, del bonito día,
En que sin pensarlo, ¡Mucho analicé!

AUTOR: Carlos A. Juárez Delgado.

LA BAILAORA (Décimas, del poeta Horacio Luján - Banfield, Bs As)




"LA BAILAORA"


Consuelo de los pesares
bailaora sin igual,
no bien pisas el tablao
tu cuerpo empieza a vibrar,
y en un requiebro sin par
tú nos dejas sin aliento.
Se mueren pues los cimientos
y comienza a aparecer
el loco y fuerte mecer
de tus caderas al viento.

En tanto, la gente estalla
en un ¡Viva! ... sin parar,
y en tus pies, el redoblar
de una brava y gentil danza,
tu ya inclinas la balanza
p'al lao del baile que alientas,
con la dulzura que sientas
en un loco remolino,
adornado con el trino
de las guitarras flamencas.

El vuelo de tu pollera
de mil pliegues y colores
nos enciende con albores
y arrullos de "peteneras."
¡Ah! mujer, quién te tuviera
pa' mirarte en tus revuelos
y cubrirte de los cielos
con estrellas nacaradas,
tus tacos y tus pisadas
sacan chispas desde el suelo.

Así te habrán de querer
siempre hermosa, siempre alegre,
los que admiran tus requiebres
que nos llenan de placer.
¿Qué más podrían tener
quienes te ven? ¡Bailaora!
Esbelta y encantadora
cuando endulzas nuestra vida,
serás bella, y bien querida,
grande, buena y soñadora.

30-06-2006
Autor: Horacio Lujan, poeta de Banfield,
Buenos Aires, Argentina.

VEO UNA NIÑA REFLEJADA EN EL RÍO


* Veo una niña reflejarse en el río * 

Veo a una niña reflejarse
en la ribera de un río.
La miro, me mira, se ríe, sonrío.
¡Descubrí un espejo! ¡Mágico! ¡Divino!
Su cristal es transparente, y observo
¡Todo el cuerpo mío!
Las gasas de mi vestido
Son hojas envolventes.
Y me siento una flor, besada por el estío.
Me suelto los cabellos al viento.
Y me los besa con delirio.
Entonces entra en escena
Reflejándose en el mismo río.
El unicornio azul.
Y comienza nuestro rito.
Despertamos a las musas 
que hace tiempo se han dormido.
Tal vez porque los pájaros no sobrevolaban
Y tomaban por otro camino.
Pero ¿Como? 
Si desde que nacieron mis letras.
Regresaban a sus nidos.
Hora del atardecer, 
Ensordecían sus trinos.
Pero al no alimentarlos con mis letras.
Eligieron otro destino.
¿Y las mariposas señores?
Se cambiaron de vestidos.
¡Estos brillan! Y me ofrecen.
De sus mágicos colores ¡HILOS!
Y un paso más allá,
oigo cantar los grillos.
El unicornio me mira y se ve 
reflejado también en el río.
Lo miro, me mira, me sonríe, le sonrío.
Bailamos toda la noche.
Reclamando los olvidos 
De las cosas que nos dañan.
Para volver a ser niños.
Donde la cigüeña y los reyes.
Eran la verdad más pura.
Como lo es el cariño.
Las musas se van acercando.
¡Por DIOS! ¡Que cuadro divino!
Poesía que me llenas el alma 
descálzate y baja al río.
Sumérgete en estas aguas 
donde todo es cristalino.
Y abracémonos fuertemente.
Aunque se moje mi vestido.
El sol lo secará en la mañana.
Cuando la noche haya partido.
¡Veo una niña que se ríe!
Y un unicornio haciendo un guiño.
Canto ensordecedor de ruiseñores
porque ya ha amanecido
Es mi alma que se goza, 
POR ESTE REENCUENTRO DIVINO.
La vida amigos ¡LA VIDA!
Debe ser transparente como un río.
Que hay piedras ¡YA LO SE!
Pero hasta sortearlas he aprendido.
porque en el fondo quedarán
Y yo ... y yo... ¡Ya me habré suspendido!

*:*:*:*:*:*

* Veo una niña reflejarse, en la ribera de un río*
Una niña que hoy creció; pero es como si hubiera renacido.

Libia Beatriz Carciofetti // Argentina 
Derechos reservados Nº 452298
libypoesias@arnet.com.ar

LOS CHANGUITOS DE MI TIERRA (DIA DEL NIÑO 2008)

* Los changuitos de mi tierra *

Son “ellos”, los changuitos de mi tierra
Que viven pidiendo ¡por favor! una moneda.
Que mendigan por las calles
porque los supera la miseria.
Los mismos que a la hora de dormir
quieren hacerlo con sus barriguitas llenas.
Que se arropan todos juntos
Cubiertos con las estrellas.
Los mismos que en mi provincia
juntan del agua de las represas.
Que es una “planta potabilizadora”.
llamada verdín, regalo de la madre naturaleza.
Esos niños que cuando llego
me escudriñan de los pies a la cabeza.
Que me rodean como moscas
y saben del amor, pues me abrazan y me besan.
Son los mismos que faltan a clase
porque deben ir al monte en busca de leña.
Y que cuando tienen examen
me suplican que les tenga paciencia.
Son los mismos que me hacen subir
a su carro aguatero, y me llevan a dar una vuelta.
Cual si fuera un gran carrusel.
pero tirado por una mula muy diestra.
Son los mismos que me acompañan
en sueños que nada nos cuestan.
Pues con ellos me siento una maga
que saca juguetes y golosinas de su galera.
Son esos niños que se arrodillan al irme
rogando a Dios que me cuide en el viaje de vuelta.
Que me dejan las mejillas sucias y melosas
pero con el alma llena de alas sueltas.
¡Señor! te pido por el futuro
de esta Argentina ¡Tan nuestra!
Provéeles de trabajo, educación, bienestar
en que el estudiar y ser alguien, sea una fiesta.
Que se acaben las agresiones.
A quienes con tanto afán les enseñan.
Porque no saben de contención.
Ya que al no tener hogar, nadie les amonesta.
Que no sufran el abandono ¡Por favor!
Erradica para siempre la pobreza.
Que cuando sean mayores no se olviden
que viviendo en el monte, ellos tuvieron maestra.


Libia Beatriz Carciofetti// Argentina

Alone (Solo)

ALONE (SOLO)

Soledad de mis noches.
Soledad de mis tristes días.
Soledad que me acompañas,
desde que amaneció mi vida.
Soledad que a veces se duerme
con la mano fría extendida.
Por si alguien alguna vez.
me hiciera una tibia caricia.
Pero en la oscuridad de mi túnel.
Ninguna luz se divisa


La gente que transita
de soslayo me mira.
Y yo me siento un paria.
En esta escalera fría.
¿Cómo llegué hasta aquí?
¡Buena pregunta!
Que contestar no sabría.
Se que soy un abortivo.
Que le cuestiona a la noche
¿Por qué le precede el día?


Soledad de este mundo.
Que se ensaña con prisa.
En el que padece hambre.
Que ruega y que mendiga.
Que cuando busca trabajo.
De arriba hacia abajo le mira.
Que deambular por las calles,
Lo deprime, lo fatiga.
Porque se siente una peste.
Al que nadie se le arrima.


Soledad del alma el flagelo
Que se siente desnuda y vacía.
De sentimientos nobles.
Triste ¡Empobrecida!
Pasaré por este mundo.
Como ráfaga sombría.
Y nadie se dará cuenta.
Que yo a el pertenecía.
Soledad de mis noches.
Visita de mis días.

SOLO ME QUEDAS TÚ SEÑOR.
¡HAZME COMPAÑÍA!


Liby Carciofetti // Argentina
Derechos reservados Nº 452298


APUNTALA MI ALMA



APUNTALA MI ALMA


Apuntala mi alma, apuntala,
antes que me hunda yo en el río,
antes que naufrague mi navío,
en el mar bravío de la racha mala.

Antes que se detenga enfrente mío
algún sepulturero con su pala.
Abrígame con tu abrigo de gala,
que el ataúd, aún no es mi atavío.

Apuntala mi alma, apuntala,
pues se apodera de mí el negro hastío.
La soledad llena mi terreno baldío.
¡Acompaña el vacío en esta misma sala!

Necesito luz, en mi anochecer sombrío,
antes que en mi cuerpo entre una bala.
Defiéndeme con tus armas de oficiala,
porque ya tengo el corazón medio partío.

Apuntala mi alma, apuntala,
porque me recorre la piel este cruel frío.
Quiero sentir de tu cuerpo el tibio estío,
y a mí guío el calor de tus manos de chavala.

Dame cariño en este temporal bravío.
Sonríeme con simpatía de colegiala.
El invierno del alma mis huesos cala,
y por mi espíritu desfila escalofrío.

Ya en mi cuello, la desalmada soga jala,
y estoy parado en el borde del vacío.
Por eso antes que sea algo tardío,
apuntala mi alma, por favor, apuntala.




Copyright © Rubén Sada 2008. 02-08-2008


POEMA DESTACADO DE AGOSTO 2008

El poema APUNTALA MI ALMA (de Rubén Sada)
fue DESTACADO DE LA 2ªSEMANA AGOSTO 2008
por el portal de poetas CIELO DEL ANGEL
por lo que aquí dejo constancia de mi agradecimiento.

EL CHUCHO (de María Elena Tamayo)

poesía para perros




EL CHUCHO


El día que vine al mundo
a nadie hice yo feliz
apenas un simple chucho
feo y sin “pedigrí”.

Mi mamá sí me quería
y con amor me cuidaba,
también hermanitos tenía
con ellos corría y jugaba.

Cierto día unos señores
a mis amos visitaron.
Dijeron que yo era gracioso
y con ellos me llevaron.

Yo me sentía muy triste
al faltarme mi mamá,
no quería ser gracioso,
quería con ella estar.

Al rato llegaron dos niños
y saltando fui hacia ellos,
¡qué contentos se pusieron!
Me tomaron en sus brazos
y me llenaron de besos.

Yo ya estaba más alegre
pues aunque nunca podría
olvidar a mi mamá
vi que mi nueva familia
me quería de verdad.

Fueron pasando los meses
y yo satisfecho y feliz
iba creciendo y creciendo.

Qué orgullo para mis amos,
estarían muy contentos.
Decían que ya era muy grande
que si seguía creciendo
sería un perro gigante.

Una tarde todos juntos
fuimos de excursión al campo,
fue una tarde muy dichosa
corrí tras una pelota.

Quise cazar mariposas,
me revolqué por la hierba,
y ya cansado y feliz
dormí una larga siesta.

Cuando desperté ¡oh Dios mío!
No estaba nadie conmigo,
todos se habían marchado,
me habían dejado solo...
¡Se habían de mí olvidado!

Corrí por el campo ladrando
buscando a mis amos perdidos
pero sólo encontré a unos niños
que huyeron despavoridos.

Vi a lo lejos unas gentes
y hacia allí fui esperanzado,
pero no pude acercarme
a pedradas todos me echaron.

Han pasado muchos días
nadie ha venido a buscarme
y sigo solo en el campo.

Estoy cansado y herido
siento miedo, hambre y frío
y tengo el cuerpo dolorido.

Ando buscando otros amos,
alguien que cuide de mí
pero ahora ya soy grande
y nadie me quiere así.

No soy perrito gracioso,
ahora soy un simple 'chucho'
que no tiene “pedigrí”.

© María Elena Tamayo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...