24 de mayo de 2021

LA PROPAGANDA DEL MIEDO

 

LA PROPAGANDA DEL MIEDO

 

Sesenta vueltas al sol
me hacen ver con cuánta astucia,
con una técnica sucia
se apoderan del control.
En su embustero pañol
hay variedad de herramientas,
unas suaves, otras cruentas,
las directas, las sutiles
que atemorizan, serviles
a las masas somnolientas.
 
La abundante propaganda
destinada a dominar,
consigue menoscabar
incluso a quien más se agranda.
Quien le discuta a esta banda
se meterá en un enredo
y acusado por el dedo
recibirá una lección:
ya es casi una religión
la propaganda del miedo.
 
Y a cualquiera que hablar ose
denunciando a la mentira,
lo atarán sobre la pira
igual que en el siglo doce.
La hoguera que lo destroce
como a un paria en exclusión,
aun en vida es la prisión
por ser leal a su credo,
la dictadura del miedo
es la nueva inquisición.

¿Cómo no va a ser verdad
la mentira en propaganda?
Machacando manda y manda
ganancia en publicidad.
Con letal monstruosidad
producto de mente yerma,
su propaganda no merma
y a todo aquel que discuta
le harán beber la cicuta
de la inquisición que enferma.
 
La farsa va con disfraz
y de bondad tiene máscara,
mas, debajo de su cáscara
hay putrefacción agraz.
Con artificio rapaz
la libertad se cercena,
con la eterna cuarentena
y un latigazo profundo
somos la escoria del mundo
y de la bestia su cena.
 
Ya se oye el crujir dientes,
nos mastica el monstruo estado,
el miedo ha paralizado
al coraje de las gentes.
En hibernación, silentes
se ha extinguido su denuedo,
en expectación me quedo
mientras se pasa esta tanda,
publicidad, propaganda:
la propaganda del miedo.
 
© Rubén Sada. 24/05/2021.




22 de mayo de 2021

MI BARRIO TIENE COLORES

 

MI BARRIO TIENE COLORES

 

Mi barrio tiene colores
que lo hacen el más lindo,
ante tal vista me rindo
y le rindo mis honores.
Hojas que parecen flores
desde el ocre hasta el carmín,
se obsequian como un festín
al ojo más exigente,
un paisaje que es afluente
de maravillas sin fin.
 
Mi barrio es una paleta
en las manos de un pintor
cada árbol le hace honor
a su pincel de poeta.
Mi barrio es una completa
pintura bien policroma,
pinta un tremendo diploma
al creador de esta tesis,
y me incita a crear poiesis
con el color del idioma.
 
Mi barrio tiene colores
del verde al morado intenso,
el otoño y su comienzo
me corona con ardores.
Con atractivos primores
de algún bermellón lascivo,
besa mi paisaje altivo
y es su savia sangre mía,
en sus ramas de poesía
me doy cuenta que estoy vivo.

Mi barrio tiene colores
que lo hacen especial,
cada otoño es un ritual
que oxida bellos verdores.
Del verano y sus ardores
solo queda el tornasol
que en cada copa es crisol,
mezcla de pasión y apego
emulando el tibio fuego
que le ha regalado el sol.
 
Mi barrio es la maravilla
aun los días que la lluvia
va haciendo crecer la rubia
espiga de una gavilla.
Una alfombra a la semilla
le pone la piel del trigo,
la protege con su abrigo
y la impulsa a germinar,
para nutrir cada hogar
en la mesa como amigo.
 
Mi barrio tiene colores
que nunca voy a olvidar,
porque fue el santo lugar
donde yo recibí amores.
Y hoy que soplan estertores
en que la tristeza pinta,
desde un alma que está encinta
siento dolores de parto,
por partir, no lo descarto,
hacia una tierra distinta.
 
© Rubén Sada. 22/05/2021.

18 de mayo de 2021

¿QUÉ COMEMOS?

 

¿QUÉ COMEMOS?
😝

Yo prefiero un buen comer
con una rica ensalada,
o una buena parrillada
me habrá de satisfacer.
Un buen vino es menester,
con buena carne argentina,
o hasta como una gallina
cazada en un achipiélago,
pero no como un murciélago
comprado en Wuhan en China.

© Rubén Sada. 18/05/2020.

17 de mayo de 2021

EN UN PAISAJE OTOÑAL

 

EN UN PAISAJE OTOÑAL

 🍁

Paisajes de mi arrabal
que lo alfombran de oro puro
pronosticando el futuro
temple de viento invernal.
En este cuadro otoñal
que va derramando perlas,
¡cuánto gozo me da verlas!
Se van dorando las calles
con mil preciosos detalles
que incitan a recorrerlas.
🍁 
Decido montar mi moto
y voy a tomar oxígeno,
que es por cierto un buen antígeno
con el que al virus derroto.
Atento a tomar la foto
de una escena rutilante,
da esperanza a mi semblante
ver de joyas una alfombra,
y mi garganta lo nombra:
¡Qué otoño tan relumbrante!
🍁 
Cada hoja que se cae
de la vivaz joyería,
despliega policromía
en el suelo que me atrae.
Pero aunque ella me trae
una experiencia triunfal,
bajo un cielo de percal
expectante aquí presencio,
extasiado ante el silencio
de la belleza otoñal.
🍁 
Veo al ámbar y al rubí
aunque su óxido me raspe,
veo esmeraldas y jaspe
en el barrio en que nací.
Y este ocaso carmesí
visto con versos bisoños,
desnudando a mil retoños
que contemplo de soslayo,
mientras cae otro mayo
después de sesenta otoños.
🍁
Un cielo de atardecer
va contagiando a las hojas,
y las va pintando rojas
en los labios de mujer.
Luego empiezan a envolver
lentamente y en caída
a la tierra desvestida,
verlo me hace pensar
que empecé a peregrinar
el otoño de mi vida.
🍁 
Y aquí terminó mi viaje
con un cuadro que deslumbra,
pues ya llegó la penumbra
y me pesa el equipaje.
De mi recorrido extraje
un repentismo eventual
y he llenado este morral
con luz de las bibliotecas
de millares de hojas secas
en un paisaje otoñal.
🍁 
© Rubén Sada. 17/05/2021.





16 de mayo de 2021

LICITACIONES FALSAS

LICITACIONES FALSAS


En una trampa monstruosa
cayó atrapado el país,
si entendemos su raíz
vamos a entender la cosa.
En mi memoria reposa
un recuerdo que consterna,
de mi juventud más tierna
y hoy si mi tiempo no abdica
hablaré de la era rica
entrampada en deuda externa.

La historia fue en los ochenta
en cúpulas militares,
llovía la plata a mares
y un dibujo era su cuenta.
Jerárquicos de avarienta
moral que no mide daños
ni “curros” con mil engaños,
inventaban compras falsas,
la deuda externa fue en alzas
en poco más de seis años.

Oficiales de moral 
pútrida, muy corrompida,
emprendieron la podrida
rapacidad inmoral.
Pues al arca nacional
saquearon muy diligentes,
su poder de dirigentes
con un disfraz de patriota,
dejó en triste bancarrota
a la nación y a sus gentes.
 
Despojos de marabunta,
rapiñas de costa a costa,
devastación de langosta
cada alba que despunta.
Una asociación conjunta
con corruptos empresarios 
aliados a funcionarios
que con firmas en papeles
compraron campos, hoteles
y se hicieron millonarios.

Inflando por diez sus precios
en licitaciones falsas,
las deudas fueron en alzas
disparando sobreprecios.
No sé si llamarlos necios
en tanto el pueblo aplaudía
a los que en alevosía
criaron esta deuda externa,
que se transformó en eterna
y a pocos llenó alcancía.

“La ley es tela de araña”
así dice el Martín Fierro,
pues para el pobre es encierro
y el rico zafa con maña.
La gran bajada de caña
no azota al ladrón si es rico,
yo a esta injusticia critico
pues lo dijo José Hernández:
“la rompen los bichos grandes
y queda pegado el chico”.

© Rubén Sada. 16/05/2021.

Invitame un café en cafecito.app

14 de mayo de 2021

TRASHUMANTE DE UN LETARGO

 

TRASHUMANTE DE UN LETARGO

 

A mi raciocinio ordeño
por sacarle un verso tibio,
buscando un poco de alivio
mientras poemas pergeño.
Peregrino en este sueño
infinitamente largo,
pasó un veinte veinte amargo
y en el dejavú en que estoy,
hoy me doy cuenta que soy
trashumante de un letargo.
 
Atravieso un perihelio
y transito este segundo
sin entender este mundo
adorador del sepelio.
El poder es su evangelio,
lo tienen, y sin embargo
del daño no se hacen cargo
y su apetito es voraz,
mientras yo bebo mi agraz,
trashumante de un letargo.
 
La tierra sigue su curso
en el que soy pasajero,
ya tengo ‘ahujeriado’ el cuero
de oír el mismo discurso.
La mentira es su recurso
y la rapiña un recargo,
yo con cuitas me descargo
por que no implote mi bocio,
soy con tanto tiempo de ocio
trashumante de un letargo.

La escena pinta dantesca
mientras gran pena transmite,
pero aunque mi piel tirite
no podrá apagar mi yesca.
Increíble y novelesca
es cada historia que alargo,
¿sabrá a muerte por encargo
con la cual jamás comulgo?
Soy como el resto del vulgo:
trashumante de un letargo.
 
El tiempo se confabula
contra mí en sus hemiciclos,
nacer y morir son ciclos
en los que el pulso deambula.
Cada segundo pendula
en una absurda inclemencia,
menos mal que tengo influencia
de un cielo de poesía,
porque sino, qué agonía,
sopor, niebla, somnolencia.
 
Aun si hay humo fantasmal
voy echando a andar mi pierna,
también un oso que hiberna
ve el invierno hasta el final.
Y cuando brote el rosal
en un jardín sin espino,
arribaré a mi destino
de zorzal de primaveras,
sin muros y sin fronteras,
trashumante y peregrino.
 
© Rubén Sada. 14/05/2021.
 

12 de mayo de 2021

SONETO A LA SILLA

 

SONETO A LA SILLA

 

Minúsculo jardín de cuatro patas,
pequeño territorio de mil sueños,
do siembro en octosílabos diseños
y brotan flores de espinosas matas.
 
¿Por qué a tu cuadrilátero me atas
si soy el jardinero de tus leños?
Mi espalda se recuesta en tus empeños,
y fruto dan las horas que arrebatas.
 
Mendigo inspiración desde tu trono,
oh, tiesa albarda, rígido artefacto,
mi reina silla, compañera mía...
 
Fructífera poltrona, te corono
y al mismo tiempo te propongo un pacto:
¡Me das reposo y te daré poesía!
 
© Rubén Sada. 12/05/2021.



10 de mayo de 2021

SU SEÑORÍA

 

SU SEÑORÍA

 

Buen día, su señoría,
se presenta un emisario
con un son no partidario
peticionándole a usía:
¡No ha de permitir el día
que el tirano reinará!
Temo que tan cerca está
que agoniza mi república,
y esta nota le hago pública,
mantantirulirulá. 

Peculados de a millones
y un colosal latrocinio,
el fraude en el escrutinio
y un virus en los pulmones.
Violencia en las poblaciones
y la miseria florece,
el horizonte oscurece
y el terror infla y se enerva,
la maldad es mala hierba
que si no se corta, crece.
 
¿A quién culpar? No lo sé.
Mas, le pido una disculpa
si está visto que la culpa
no la tiene más que ‘usté’.
Su corrupción ya se ve
y absuelto el vil quedará,
la justicia morirá
si acaso al mal favorece,
el pueblo ya lo padece,
mantantirulirulá.

Vine aquí, su señoría
con mi deber y conciencia,
para darle esta advertencia,
perdone usted mi osadía.
Pero observo la agonía
del país del más acá,
y al califa Alí Babá
que dijo “vamos por todo”,
de volver atrás, ni modo,
mantantirulirulá.
 
El camino hacia el abismo
es un camino de ida,
que va en contra de la vida,
del gozo y del optimismo.
Han destruido el mecanismo
que cuida a la institución,
de espinas es su algodón
y el tul de seda hoy es rafia,
la aspereza de una mafia
rige el sino a la nación.
 
Le imploro, su señoría,
¡acépteme este consejo!
Con el respeto de un viejo
que habla con sabiduría.
¡Rechace ya la autarquía
que hasta a ‘usté’ lo destruirá!
La poción de yarará
ha de rehusarse a beber,
‘usté’ es el tercer poder,
mantantirulirulá.*
 
© Rubén Sada. 10/05/2021. 
* Mantantirulirulá es un recurso literario de la retórica, conocido como jitanjáfora : enuncia una palabra carente de sentido, apelando al ritmo y a la sonoridad de las voces para sugerir algún significado impreciso. Es utilizado mucho en la infancia como un recurso memotécnico.

8 de mayo de 2021

LA PATA Y NUEVE PATITOS

Foto: Juana Cejas Paez (España)

LA PATA Y NUEVE PATITOS


Diez patos frente al espejo,
extasiados de charol,
bailan saludando al sol
y agradecen su reflejo.
El charco está de festejo
y algunas damas batracias
celebran con acrobacias
y hasta aplauden pecesitos,
a la pata y sus patitos
que a la vida dicen ¡gracias!

© Rubén Sada. 08/05/2021

 

 



4 de mayo de 2021

UNA PLAZA HERMOSA


UNA PLAZA HERMOSA

 Llenamos nuestros pulmones

con el aroma del tilo,

una plaza nos dio asilo

multiplicando emociones.

Hoy fuimos dos corazones

en una tarde gloriosa,

contemplando verde y rosa

mientras cayó como un tul

el manto del cielo azul...

¡Fuimos a una plaza hermosa!

 

© Rubén Sada. 27/11/2020.

LA FOTO DEL SENTIMIENTO

 

LA FOTO DEL SENTIMIENTO

El tiempo a la flor marchita

mas, no marchita un poema

si tallo una piedra en gema

el valor no se le quita.

En su letra queda escrita

la postal de ese momento,

se graba en piedra y el viento

no borra lo registrado:

¡Un poema iluminado

saca foto al sentimiento!

 

© Rubén Sada. 2/12/2020

UN SATOSHI DE PASIÓN


*UN SATOSHI DE PASIÓN*

Mojo páginas del libro
con motitas de mi llanto
y con migajas de canto
mi hambre de letras calibro.
Pasó medio siglo y vibro
al sonar de un diapasón,
y al pronunciar mi pulmón
poesía con más calma
me va brotando del alma
un satoshi de pasión.
© Rubén Sada. 4/05/2021.

NOTA: El *satoshi* es la unidad indivisible más pequeña del Bitcoin, la primer criptomoneda de la historia. Como una comparación para entenderlo: 1 peso se compone de 100 centavos y un Bitcoin de 100.000.000 de satoshis. La analogía es la fuerza que hay detrás de "la parte más ínfima de algo".

Con tu visita yo vibro,/ Tu regalo apreciaré,/ Si me invitas un café/ yo te obsequiaré mi libro/.

Invitame un café en cafecito.app