6 de diciembre de 2010

NO ME PEGUES (POEMA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO) NO AL MALTRATO A LA MUJER NI MALTRATO INFANTIL



No me pegues (por Fabiana Piceda)


No me pegues que me duelen
el alma y el corazón,
no soy un objeto que usas,
ni tu propiedad, señor.

Cicatrices me has dejado
en la mente y en el cuerpo,
creyendo que soy tu esclava,
pensando que eres mi dueño.

No me pegues que sufriendo
me paso la noche entera
y mi amor va agonizando
en la oscuridad más negra.

Me lastiman tus vocablos,
tus golpes enfrían mi alma,
violencia verbal y física
sobre mi cuerpo se lanzan.

Noto tu mirar de fuego
quemando mis emociones,
me observas con aversión
embriagado en tus licores.

Tus gritos llenan la casa,
los niños miran y lloran,
me aporreas sin piedad,
tirando y rompiendo cosas.

Y de pronto, entre tus manos,
mi cuerpo yace sin vida.
Pégame, que ya no siento,
ni me duelen las heridas.




Autora desde Argentina:
Fabiana Piceda

23 de octubre de 2010

EL SUEÑO ECOLÓGICO HA TERMINADO: ¡LLEGÓ EL MOMENTO DEL DESPERTAR!


EL SUEÑO ECOLÓGICO LLEGÓ A SU FIN: ¡LLEGÓ EL MOMENTO DEL DESPERTAR!
RUBÉN SADA ANUNCIA LA REALIZACIÓN DEL SEGUNDO RECITAL DE  “POESÍA ECOLÓGICA” DE ARGENTINA:

DESPERTAR ECOLÓGICO

Invitación:

Estimados escritores, poetas, artistas plásticos, y amigos de la Ecología:

Tengo el agrado de anunciar la realización del SEGUNDO RECITAL DE POESÍA ECOLÓGICA DE ARGENTINA el día
Domingo 21 de Noviembre de 2010 a las 17 hs en Rep del Líbano Nº 24, de la Ciudad de Quilmes.
(A 8 cuadras de la Estación Quilmes.)
El Centro de Jubilados ALGO POR QUÉ VIVIR será esta vez nuestra casa anfitriona, con su hermoso Salón de Reuniones estilo “Confitería,” un lugar digno para eventos, en Quilmes.
La convocatoria tiene como propósito reunir a destacados artistas de la zona de Buenos Aires y alrededores, a expresarse sobre el
tema ECOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE, desde el punto de vista del escritor, del poeta, y del artista plástico.
La participación y ponencia en este Recital es totalmente gratuita, y todos los participantes serán publicados gratuitamente en una
nueva antología similar a la célebremente ya difundida Antología “SUEÑO ECOLÓGICO” que se distribuyó el año en curso, y que
planificamos publicar a principios del año 2011, y se titulará “DESPERTAR ECOLÓGICO” y será editada a cargo de
“EDICIONES INDEPENDIENTES RUBÉN SADA” y distribuida con un mínimo costo editorial,
con el objetivo de difundir esta prédica ambientalista en la que tenemos que involucrarnos como artistas y escritores.

Los interesados deberán inscribirse:
Las inscripciones para participar se recibirán hasta 2 días antes del evento, siendo el último plazo para inscribirse, el día Viernes 19 de noviembre de 2010, fecha en que se realizará el listado de ponencias y no habrá más oportunidad para la inscripción.
¡Escribí sobre el tema!
Importante: No habrá prórrogas. No lo dejes para último momento. Esta es tu oportunidad de participar. Te necesitamos.
El mundo necesita a los poetas, a los escritores, como tú.

Inscripciones: rubensada@gmail.com.

12 de octubre de 2010

BUSCO UNA ESTRELLA (Poema para la madre ausente) Por Elsa Caballero



Busco una estrella

Cuando tú te fuiste, lloró la calandria,
esa, que en la rama solía trinar
cantos melodiosos frente a tu ventana
cuando a la mañana te iba a despertar.

Las rosas lloraron con pena infinita
pensando que nadie las iba a regar,
y aquel duraznero que tanto cuidabas
en ese momento, se empezó a secar.

¿Recuerdas el sauce que estaba en el patio,
bajo cuya sombra te ibas a sentar?,
se sintió tan triste ante tu partida
que con desconsuelo, se puso a llorar.

Aquel gato blanco que tú recogiste
con su pata herida, que hiciste curar,
se subió a los techos de casas vecinas
con saltos felinos, él te fue a buscar.

Dentro de la casa se hizo el silencio
dejaste un espacio que no sé llenar,
las paredes frías congelan mi alma
tu calor humano se fue del lugar.

Dónde está tu risa y aquellas caricias
que me regalabas cuando al despertar 
abría mis ojos y tú me mirabas,
jamás en la vida las podré olvidar.

Hoy eres estrella en el firmamento,
llorando en silencio te empecé a buscar,
son tantas las luces que veo a lo lejos
más sé madre mía, que te he de encontrar.

Autora: ELSA CABALLERO.
(Poema incluído en su nuevo libro de poesía, titulado:
EL BRILLO DE MIS OJOS
Publicado en 2010 por EDICIONES INDEPENDIENTES RUBÉN SADA

5 de octubre de 2010

SÓLO EL AMOR DE UNA MADRE (Poema homenaje a la madre)


poema para mamá


Poema "Sólo El Amor De Una Madre" 


Sólo el amor de una Madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.
Sólo el amor de una Madre confiará,
cuando nadie otro cree.
Sólo el amor de una Madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.
Sólo el amor de una Madre honrará,
no importa en qué pruebas has estado.
Sólo el amor de una Madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.
No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una Madre.

EL HIJO (Poema de Pablo Neruda) Para mamá


poema_madres

El Hijo (por Pablo Neruda) 



Ay hijo, sabes, sabes
de dónde vienes?
De un lago con gaviotas
blancas y hambrientas.
Junto al agua de invierno
ella y yo levantamos
una fogata roja
gastándonos los labios
de besarnos el alma,
echando al fuego todo,
quemándonos la vida.
Así llegaste al mundo.
Pero ella para verme
y para verte un día
atravesó los mares
y yo para abrazar
su pequeña cintura
toda la tierra anduve,
con guerras y montañas,
con arenas y espinas.
Así llegaste al mundo.
De tantos sitios vienes,
del agua y de la tierra,
del fuego y de la nieve,
de tan lejos caminas
hacia nosotros dos,
desde el amor terrible
que nos ha encadenado,
que queremos saber
cómo eres, qué nos dices,
porque tú sabes más
del mundo que te dimos.
Como una gran tormenta
sacudimos nosotros
el árbol de la vida
hasta las más ocultas
fibras de las raíces
y apareces ahora
cantando en el follaje,
en la más alta rama
que contigo alcanzamos.
Pablo Neruda (Chile)

TUS MANOS (Poema de Pablo Neruda) Para homenajear a la madre en su día



manos ayudan


Tus Manos


(Poema a la madre,


de Pablo Neruda)




Cuando tus manos salen,
amor, hacia las mías,
¿qué me traen volando?
¿por qué se detuvieron
en mi boca, de pronto?
¿por qué las reconozco
como si entonces, antes,
las hubiera tocado,
como si antes de ser
hubieran recorrido
mi frente, mi cintura?

Su suavidad venía
volando sobre el tiempo,
sobre el mar, sobre el humo,
sobre la primavera,
y cuando tú pusiste
tus manos en mi pecho,
reconocí estas alas 
de paloma dorada,
reconocí esa greda
y ese color de trigo.

Los años de mi vida
yo caminé buscándolas,
subí las escaleras
crucé los arrecifes,
me llevaron los trenes
las aguas me trajeron,
y en la piel de las uvas
me pareció tocarte.

La madera de pronto
me trajo tu contacto,
la almendra me anunciaba
tu suavidad secreta,
hasta que se cerraron
tus manos en mi pecho
y allí como dos olas
terminaron su viaje.


Pablo Neruda (Chile)



LAS PERSONAS COMO TÚ (Para dedicar a mamá) Díselo con un beso


LAS PERSONAS COMO TÚ (Para mamá)

Las personas como tú
son difíciles de hallar.
Tú eres esa clase especial de persona
que el mundo necesita tanto.

Las personas como tú
lo embellecen todo.
Tienes la maravillosa habilidad
de convertir la felicidad en gozo
y la tristeza en comprensión.

No puedo expresar con palabras
lo que siento por ti,
porque las personas como tú:
¡significan el mundo! ...
para alguien como yo.

ESA MUJER (Poesía a la madre, por Carlos Monsalvo)



madre e hijo, mamá, bebé, día de la madre

ESA MUJER

Esa mujer
que noche a noche me arrulló en sus brazos,
que es dulzura, belleza y amor,
que es poesía, paz y canción,
que es gracia y me tomó en sus manos.


Esa mujer
es la luz en la más negra noche,
es un ángel que cayó del cielo,
es mi alma, mi amor y mi anhelo,
es la paz que mis penas conoce.



Esa mujer
es la más linda estrella del firmamento,
es la Luna con su sonrisa de plata,
es el consuelo que mis penas mata,
es de amor un eterno juramento.



Esa mujer
que con sus lágrimas me hiere el alma
y con su amor día tras día me embelesa
es el beso que borra mi tristeza
y mis miedos y temores calma.



A esa mujer
le dedico mis cantos y eternos alardes,
le regalo una rosa sin razón
que entre pétalos lleva mi corazón,
le llamo con amor mi querida madre.



Carlos Monsalvo (México)

GRACIAS POR DARME LA VIDA (Poema para homenajear a mamá) Angel Vega


GRACIAS POR DARME LA VIDA 



Tu!... Bella madre 
que proteges desde tu vientre, 
que amamantas con tus pechos. 

Cuidas los primeros pasos de tu bebe, 
oyes las primeras melodías de su habla, 
cantas tus canciones de cunas. 

Con toda dulzura y ternura que pueda haber, 
te desvelas cuando oyes, el llamado de tu bebe 
lo tomas en tus calurosos brazos 
arrullándolo con tu mecer. 

Tu! ...hermosa madre 
siempre estas presente en todo su crecer 
dando tu apoyo incondicional 
en cada tiempo de tu vida, 
dispuesta hacer todo sacrificio. 

Yo madre me hinco ante ti, como tu hijo 
dando las gracias por darme la vida 
y protegerme siempre 
prometo no defraudarte 
en mi forma de vida, madre mía… 


Autor:Angel Vega  (El Salvador)

AGRADECIMIENTO A MAMÁ (Pequeño poema para dedicarle a la madre)



Poema a mi Madre

Madre, eres la flor
que ha nacido en mi jardín
mas hermosa que un jazmín
por tu maravilloso color.

Te recuerdo con amor
porque para mi has sido,
del mundo lo mas querido
de mi vida, la mas hermosa,

La mas bella de las rosas
de mi jardín florecido.

UNA POESÍA PARA MAMÁ


poema para mamá te quiero

Una poesía para mamá





Yo aprendí en el hogar en que se funda
la dicha más perfecta,
y para hacerla mía
quise yo ser como mi padre era
y busqué una mujer como mi madre
entre las hijas de mi hidalga tierra.
Y fui como mi padre, y fue mi esposa
viviente imagen de la madre muerta.
¡Un milagro de Dios, que ver me hizo
otra mujer como la santa aquella!

Cuando en brazos de la madre
vio la figura risueña
del primer hijo, bruñida
de rubio sol la cabeza
del niño que levantaba
las codiciosas, pequeñas
manos a las rojas guindas
y a las moradas ciruelas,
o aquella tarde de otoño
dorada, plácida y buena,
él pensó que ser podría
feliz el hombre en la tierra.

Cinco letras tiene un ángel,
que me cuidó en su vientre,
me llevó por mil caminos,
me enseñó a ser valiente.

Llevo en el alma la divina huella
de tu recuerdo, madre inolvidable;
otras pisadas hay, pero tan bella
ninguna habrá, ni tan imperdurable.
En tu interior un día me tuviste,
y en tu interior me llevas todavía.
Nunca al pensar en ti puedo estar triste,
pues soy tan tuyo como tú eres mía.

MADRE (Poema para el día de las madres)








Mamá

Quiero agradecerte

que estés en mi vida.

Sé que puedo contar contigo

en momentos difíciles,

sé que contigo puedo

compartir mis alegrías,

y sé que nuestra amistad

se sustenta en mutuo amor
.
Que seas mi MAMÁ y mi AMIGA

es el más preciado tesoro,

que agradeceré a DIOS eternamente.

Gracias por llenar mi vida

con tanta felicidad.

¡Te amo, MAMÁ!



MAMÁ QUERIDA (POEMA DE AGRADECIMIENTO PARA REGALAR A MAMÁ)


Mamá querida


Mamá querida
Mamá cuánta alegría por tenerte a mi lado,
usted que me supo dar
todo cariño y guiar por la vida.

Usted que dio su tiempo
para hacernos crecer
con paciencia y amor.

Mamá dejame guiarte ahora
por la senda de mi camino,
déjame mostrar mi mundo con amor y valor.

Mamá,
aunque nunca te pueda pagar
por tanto amor,
te doy mi amor completo
y te enseñaré todo lo que conocí.

Gracias mamá por estar junto a mí,
que DIOS te bendiga eternamente.

POEMAS PARA MAMÁ: "MAMÁ" de Luciana Carelli

Mamá

Estaba oscuro...
Solo el rayo de la luz de tus ojos.
Me enseñaste a respirar
y tus entrañas acariciaban mi frágil cuerpo.
Soñaba con colores 
y te imaginaba hermosa,
fueron nueve meses en un mundo rosa.
Crecí de a poco con tu calor
me alimentaba con tus caricias
y frases de amor.
El momento llegaba
iba a conocerte,
estaba muy protegida
con miedo de perderte...
Se hizo la luz
una mañana de febrero,
mamá ahí estabas tú
tan maravillosa y tan dulce
como te había imaginado.
Aprendí con el correr del tiempo
y en mis andanzas peligrosas
de cada uno de tus consejos 
valorados en cada acto 
de mis diecinueve años,
y soñando cada vez
que me encuentro lejos,
con tus palabras
que envuelven mis vivencias
y acobardan los miedos 
de mi juventud.


AUTORA: Luciana Carelli

8 de agosto de 2010

LA NIÑEZ (Poema para el Día del Niño) por Ana María Sanchis

La niñez...  Dicen que todos llevamos un niño en nuestro interior...pero, lamentablemente, algunos se encargan de acibararlo o empaparlo permanentemente en la acidez.
Gracias a Dios, yo lo tengo en mí, a flor de piel, para pesar de quienes me padecen y alegría de los que me aman.
Por eso para todos:
¡¡¡Muy Feliz Día del Niño!!!
Besos: Ana María
LA NIÑEZ


La niñez... ese mundo de magia y caramelo,
donde guía los pasos, nuestro Ángel Guardián.

Donde anidan los sueños translúcidos,  etéreos

y con duendes traviesos, desmigamos el pan.


La niñez, ese cielo de caminos ingenuos
en que, con la inocencia se puede transitar.
La de dientes de leche y manos pegajosas,
la de ojos asombrados aún... ¡sin contaminar!


La que estalla en la risa, cual cascabel del cielo
o se quiebra en mil lágrimas de fulgente cristal.
La de juegos y cuentos con dulzor de ternura,
la de las golosinas, con tibieza de hogar.


¡Niñez!...Burbuja plena de soles y recuerdos
en que nos abstraemos cuando, cansados ya,
del nefasto presente que nos hiere y agobia,
buscamos...¡Un remanso, para no claudicar!

                                                                                      
Ana María Sanchis

20 de julio de 2010

A LOS AMIGOS (Poesía de Mario Rojman)

A LOS AMIGOS


Un amigo es de esos seres
que comparten pena y goce;
es aquel que nos conoce
y sin embargo nos quiere.
Soslayando pareceres,
máximas y frases hechas,
y más allá de las fechas
que nos marca el calendario,
amigo es un dignatario
libre de toda sospecha.

Hay en torno a la amistad
dichos, refranes, sentencias,
moralejas, advertencias
de toda suerte y verdad,
y en esa polaridad
de pensamientos diversos,
estamos todos inmersos
cubriendo el espectrograma…
ya que, en su compleja gama,
entra de todo, hasta el verso.

Tal vez Enrique Febbraro,
un día de luna llena,
decidió orientar su antena
hacia el misterioso faro
buscando acaso un amparo
lejos de lo terrenal,
-cuando la gesta orbital
era cercana y vigente-
y propuso “julio veinte”
cual cordón umbilical.

Yo no veo razón alguna,
distinguidos contertulios,
de que sea el veinte de julio
la fecha más oportuna.
Si el hombre llegó a la luna
generando gran tumulto,
yo, esquivándole al insulto,
no celebro su ponencia;
fue un alarde de la ciencia
y la amistad, ¡es un culto!

Es insondable el camino
por el que el hombre transita;
por esa huella infinita
anda en pos de su destino.
Es nómade, es peregrino,
por su génesis y esencia.
Peleando su permanencia
se torna beligerante
y considera importante
lograr cierta trascendencia.

En su búsqueda imprecisa,
persigue siempre un ideal;
distinguir el bien del mal
debiera ser su premisa.
Sometido por la prisa,
su existencia está acotada;
si al final de la jornada
sólo acumuló fortuna,
haber llegado a la luna
no le sirvió para nada.

¿Encontró acaso un amigo
en aquel desierto yermo?
¿Encontró un mate y un termo,
encontró afecto y abrigo?
Tanto viaje, pucha digo,
sin estrechar una mano.
Para cortar por lo sano,
me parece un desatino
que no salude al vecino
¡y ande buscando un marciano!..

Un abrazo fraternal
y augurios de buena onda,
sirvan de cierre a la ronda
en este día especial.
Aquí lo fundamental
es abrevar en la fuente
de un sentimiento latente
que, superando la fecha,
dispara como una flecha
su espíritu trascendente.


MARIO ROJMAN
(EL PAYADOR URBANO)

25 de junio de 2010

ORACIÓN POR MI ENEMIGO (de Armando Tejada Gómez)

amor enemigos
Amar a los enemigos


Armando Tejada Gómez

Oración por mi enemigo

El enemigo es breve como un siglo,
algo más que un colmillo, menos que una araucaria,
suele esperar afuera, repta detrás del viento,
puede herir a mi hermano si se demora el alba.
El enemigo es breve, pero puede hacer daño:
cortar un gajo ahora, envenenar mi canto,
puede hacer que me nazcan cuchillos de los dientes
y buscarme la boca para luego acusarme.
El enemigo sabe que no tengo parientes
ni blasón en la puerta ni abuelos magistrados,
puede hurdir que soy vago y mal entretenido
y mostrar las hilachas de mis antepasados.
Puede, como ha podido todo este breve tiempo,
pasar gato por liebre y comerse el venado
mientras la buena gente me mira a la intemperie
y en tanto se persigna me da vuelta la cara.
Es un Goliath de hierro el enemigo mío:
gigantesco, electrónico, atómico, blindado,
pero es breve, epidérmico, aéreo, bullanguero
y olvida entre su estrépito que yo vengo de abajo,
que soy un sacerdote del aire y la madera
y que escribí la biblia entre el dolor y el fango;
que no hay flor en la tierra que no me considere
no digo el jardinero, pero digo su hermano;
que el cereal, el último cereal que nos quede,
lleva en su piel, ardiendo, el calor de mis manos
y que el pan que se come cuando muerde la espiga
le filtra en la saliva el sabor de mi sangre.
El enemigo es loco y breve como un siglo.
Imagina que Cristo es un hombre y tres clavos
y porque nunca supo cuánto dura un rebelde
bebe su hiel y eructa hacia las navidades,
oficia fríos rezos en la misa del oro,
gatilla las tinieblas, bombardea arrozales,
tiene un perro, una amante y dos sicoanalistas
que le amansan la muerte dos veces por semana
y él, que nunca me ha visto ni por fotografías,
cree que ando en su sombra y soy una navaja.
De noche, cuando cae a la estepa del sueño,
cuando lo desenchufan sus enchufados amos,
transpira, grita, salta y enrosca su culebra
igual que una culebra herida por el rayo.
Nadie puede con él dormido ni despierto
ni bonachón ni alegre ni triste ni nostálgico:
ha sido condenado a llevarse a sí mismo
y quién puede impedir que esté solo de a ratos?
Yo que siento y consiento la piedad por la vida,
que amo desde hace siglos la salud de los árboles,
pienso que él debería regresar al origen
y aprender con la flor los rituales del agua.
Pero ¿quién lo desnuda como en un nacimiento?
¿Quién le olvida la sombra, los crímenes, el cáncer?
¿Cómo lo llevo herido a un sitio campesino y digo:
pan o hierba, sin que la vida estalle?
Y acaso, digo acaso porque todo es posible,
¿él puede en lo profundo volver a la inocencia?
¿Puede mirar a un ciervo porque sólo es de música
y no matar su leve sinfonía en el aire?
Él que no entiende nada que no sea de acero,
de dólar consistente, de exacto porcentaje,
¿soportará sin riesgo adentro de su pecho
el enorme estallido del amor en su sangre?
¿Esas detonaciones de los niños en ronda?
¿La madre que los llama con la torcaz y el álamo?
¿No sacará el revólver cuando vea la vida
frágil como la lluvia, desnuda como un cántaro?
¿No empezará de nuevo este torpe asesino
a jugar al guerrero y a comerse el venado?
Yo sé que mi enemigo es breve como un siglo,
un colmillo en cenizas, menos que una araucaria,
hay pueblos que lo asedian delante de los vientos
y ya no tienen tiempo para esperar el alba.
Pobre de mi enemigo, tan breve en su masacre!
Aquí, al pie de los vientos, digo: que en paz descanse.

14 de junio de 2010

POEMA DE LA GARZA Y EL LAGARTO

garza y lagarto


Poema de la Garza y el Lagarto

Fábula en cuaderna vía



A la busca de mosquito que saciase mi acidez,
exploré yo una marisma por primera y sola vez,
pues salió de los juncales, con ansiosa rapidez,
blanca garza pescadora harta ya de sapo y pez.

Prisionero del gran pico, le rogué yo compasión:
Me esperan seis lagartijos, bajo mi gris paredón.
Soy viudo y si no les llevo un jugoso moscardón,
o un saltamontes gigante, morirán de inanición.


Truco típico y muy viejo - replicó la garza. A cien
como tú les he escuchado la misma fábula... Ven,
ven a mi estómago porque tuve hijos yo también.
Reza un buen 
Ora pro nobis y no olvides el amén.

Indúlteme, amiga mía - supliqué temiendo el fin.
No quiera usted que su pico vierta líquido carmín.
Tengo la sangre más fría que mi primo el culebrín.
Mire que soy indigesto como piel de puercoespín.



Muy débiles argumentos, lagarto, los que me das.
No eres mi amigo, tú eres sólo merienda, sin más.
Ven a explorar mi garganta. Buche abajo callarás.
¡No te salva hoy ni Pilatos, mi sabroso Barrabás!


Ay mis hijos lagartijos. Ay qué pena y qué dolor.
Ay que no tendrán jamás a este padre proveedor.
Mi mujer murió y no puede cultivar ningún amor.
¿Qué será de ellos ahora? Qué futuro aterrador…


¡Calla, tonto! - dijo ella. O me vas a hacer llorar.
Vete pronto de esta ría donde el río besa al mar.
Si te vuelvo a ver tan lejos de tu grieta familiar,
te perderás a ti mismo como aguja en un pajar.


Lo que iba hacia tragedia, tuvo así un final feliz.
Ni tan siquiera por rima murió allí ni una perdiz.
Pero si he de ser sincero como luz del astro cid,
yo no soy viudo ni padre; eso fue sólo un ardid.

AUTOR: ELIO MILAY
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...