Mostrando las entradas con la etiqueta CURIOSIDADES DEL IDIOMA CASTELLANO. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta CURIOSIDADES DEL IDIOMA CASTELLANO. Mostrar todas las entradas

20 de febrero de 2016

ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES) Cap. 5: Vacaciones exóticas convertidas en eróticas

ERRORES DE ORTOGRAFÍA. 

(CURIOSIDADES) Cap. 5:


Vacaciones exóticas convertidas en eróticas

El cambio de una sola letra puede darle la vuelta al significado de un anuncio publicitario. Esto fue lo que le ocurrió a la agencia de turismo Banner Travel Services cuando decidió comercializar sus servicios en las páginas amarillas. El anuncio debía destacar que su punto fuerte eran los “viajes exóticos”, pero en lugar de eso, en la impresión le pusieron  “viajes eróticos”. La imprenta responsable del error trató de llegar a un acuerdo con la empresa afectada, devolviéndole el dinero que ésta había invertido en los anuncios, pero finalmente se abrió un pleito en el que fue demandada por 10 millones de dólares como indemnización.

La coma más cara de la historia de Canadá
(2,1 millones de dólares)


La presencia o no de una coma en un contrato puede hacer que un negocio pase de ser rentable a convertirse en una ruina. Se trata de un simple error gramatical, pero que le podría costar más de 2,1 millones de dólares a la compañía canadiense Rogers Communications. El asunto es que en un contrato con Aliant Inc. se llegó a un acuerdo para explotar 91.000 postes de electricidad de su propiedad durante cinco años. Sin embargo, el contrato se anuló un año después alegando que, debido a la colación de la coma de la discordia y atendiendo a las reglas de la gramática, cabía interpretar que era posible cancelarlo mediante la notificación previa por escrito.

La letra adicional que casi arruina a los colegios de Nueva York (1,4 millones de dólares)

Un caracter mal escrito o escrito de más en el ordenador puede causar la ruina a una administración pública. En el año 2006 el funcionario del ayuntamiento de Nueva York William Thompson escribió por error una letra de más en un documento escrito por ordenador, provocando así que un software de contabilidad interpretase mal una factura. El resultado fue que el coste del transporte escolar se duplicó, pasando de 1,4 a 2,8 millones. Esta diferencia salió a la luz en una auditoría y obligó al ayuntamiento a pagar la diferencia, a anunciar una subida de precio indicando la cantidad antigua (500.000 dólares). Este mismo año, el departamento de transportes de la ciudad de Nueva York tuvo que retirar más de 160.000 mapas y carteles en los que se anunciaba una subida del precio de los abonos de 4,5 a 5 dólares. El motivo fue que un error tipográfico indicaba como “nuevo” precio el viejo, y viceversa. El error supuso un coste estimado en medio millón de dólares.

Receta de cocina "explosiva"

En 1978, la editorial Random House se vio obligada a repetir una tirada de diez mil ejemplares al detectar que en el famosísimo libro de cocina "La cocina sin ampulosidades", de Sylvia Vaughn Thompson, en una receta para preparar una clase de galletas caramelizadas se había omitido un crucial ingrediente: el agua. La firma editorial advertía a los lectores: «Si se siguen las instrucciones de la receta, la leche condensada puede explotar y romper la tapa de la olla a presión».

ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES) Cap. 4: Errores ortográficos en ediciones de la Biblia.




ERRORES DE ORTOGRAFÍA.
(CURIOSIDADES) Cap. 4:
Errores ortográficos en ediciones de la Biblia.


La Santa Biblia es el libro más impreso y leído de la historia. Pero investigando sus múltiples ediciones encontramos algunas curiosidades sobre errores de ortografía y puntuación que han hecho perder mucho dinero a sus editores e imprentas. Así, luego de descubiertos estos errores, las editoriales se han tenido que deshacer de miles de ejemplares de esas Biblias, porque un solo error de una coma, por ejemplo, entre sus páginas, invalidaba la edición completa. 
Miles de volúmenes de la Biblia han tenido que destruirse o quitarse de circulación, tal vez por un pequeño error de una letra o palabra en su ortografía o sintaxis.

Caso 1: Tres malhechores en el Gólgota.
Este fue el caso de la traducción bíblica "King James", donde en Mateo 27:38 decía: “Y también hubo otros dos malhechores [crucificados junto a Jesús]” pero en realidad la traducción debería haber sido: “Y también hubo otros dos, malhechores” para no incluir a Jesús en ese distinguido grupo. Como vemos, una sola coma intertextual, puede cambiar el significado de toda la oración.

Caso 2La Biblia de los pecadores.

Una traducción de la Biblia publicada por la editorial Barker London Book House en 1631, a cargo de Robert Barker y Lucas Martin, en Londres, cometió la omisión de la palabra “no” en uno de los Diez Mandamientos (Éxodo 20:14) Allí aparecía el mandamiento: “Cometerás adulterio” en lugar de "No cometerás adulterio". Al componer la tipografía se había omitido la palabra NO. ¿Resultado? Las Biblias fueron quitadas de circulación, todos los ejemplares tuvieron que ser destruidos y su editor fue multado con £ 300 y privado de su licencia de impresión. Desde entonces, esta edición del libro sagrado del cristianismo fue conocida como “The Wicked Biblia” (La Biblia maldita). La deuda de Barker lo llevó a prisión por su imposibilidad de pagarla, y allí murió en el año 1645. Fue un error de imprenta que le costó la vida.

Caso 3La Biblia de los injustos. 
Fue una edición impresa en Cambridge Press, Inglaterra, en 1653.
En 1º Corintios 6:9 se hacía la pregunta: "¿No sabéis que los injustos heredarán el reino de Dios?", en lugar de haber escrito: "¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios?". Nuevamente la omisión de la palabra NO dio vuelta el significado del texto, diciendo lo contrario.

Caso 4: La Biblia de los necios. 
Fue una traducción de la Biblia editada en 1763. En Salmos 14:1 decía: "Dice el necio en su corazón hay un Dios", en lugar de haber dicho… "Dice el necio en su corazón no hay un Dios". La omisión de un simple NO estaba fomentando el ateísmo aquí. Los impresores de esta edición fueron multados con tres mil libras y se destruyeron todas las copias.

Caso 5Doncellas y camellos.
En una edición bíblica de 1823, en Génesis 24:61 se decía: "se levantó Rebeca y sus camellos (camels) y subieron sobre sus camellos". Pero en lugar de esto debería haber dicho: "se levantó Rebeca y sus doncellas (damcels) y subieron sobre sus camellos". 
El error fue confundir la palabra damcels con camels.

Caso 6: La Biblia de Ginebra. (¿Sus editores estarían ebrios?)
En la segunda edición de la Biblia de Ginebra (año 1562) se decía en Mateo 5:9: "Bienaventurados los responsables del lugar (placemakers)", en lugar de haber puesto: "Bienaventurados los pacificadores (peacemakers)". O sea que haber confundido placemakers con peacemakers desvirtuó el significado de la bienaventuranza citada.

En la misma edición, en Lucas 21 (encabezado) decía: "Cristo condenará (condemneth
a la pobre viuda", en el lugar donde debería decir: "Cristo alaba (commendeth) a la pobre viuda". Aquí confundieron la palabra commendeth con condemneth, que no es lo mismo y no tiene nada que ver.

En una edición posterior de la Biblia de Ginebra, del año 1589, en Mateo 24:15 confundieron al profeta Daniel cambiando su nombre a David.

En una edición siguiente, del año 1598, en 1º Juan 5:20 pusieron: "En su hijo Jesús Iglesia" en lugar de "Jesucristo"; (“in his son Jesus Church” en vez de “in his son Jesus Christ”) confundiendo aquí la palabra Christ con Church.

Caso 7: De príncipes a impresoras.
En una edición de la Biblia publicada de 1702, en el Salmo 119, en lugar de quejarse: "los Príncipes (princes) me han perseguido sin causa", pusieron: "Las impresoras (printers) me han perseguido sin causa", confundiendo princes con printers.

Caso 8: La parábola del vinagre.
Varios errores graves fueron publicados en una edición de biblias en el año 1717 por J. Baskett, de Clarendon Press.
Por ejemplo, en el encabezamiento de Lucas 20 se escribió:
"La parábola del vinagre" en lugar de "La parábola del viñedo."
("The Parable of the Vinegar" en vez de "The Parable of the Vineyard".) El editor confundió así el término vinegar (vinagre) con vineyard (viñedo).
Un revisor posterior ha denominado a esta edición en particular "un Baskett lleno de errores" (haciendo alusión a basket = cesta o canasta, en inglés, con el apellido del editor, Baskett), por estar sus ejemplares repletos de erratas tipográficas en varias partes.
Paradójicamente los pocos ejemplares que sobrevivieron, son hoy de colección y un ejemplar se vendió en el año 2008 por 5.000 dólares.

Caso 9: Mujeres casadas con búhos.
En una edición bíblica de 1944, en 1º Pedro 3:5 se lee: “…las mujeres estaban sujetas a sus maridos búho (owl)” en lugar de haber puesto “…las mujeres estaban sujetas a sus propios (own) maridos.
La errata entre la palabra own (propio) y owl (búho) se produjo por una placa de impresión con la letra N dañada.

Caso 10: Una Biblia racista.
Otro error editorial, en este caso cometido por Penguin Australia en el libro de recetas "La Biblia de la pasta", publicado en 2010, tuvo como consecuencia la pérdida económica de 20.000 dólares y la destrucción de 7.000 ejemplares. En una de las recetas, se explicaba que el plato debía ser condimentado con “pimienta de negra recién molida”, en lugar de decir con “pimienta negra recién molida”. Un descuido que se interpretó como una alusión racista. En este caso, el agregado de la palabra "de" en uno de sus párrafos, hizo perder una gran suma de dinero a su autor.

Hay cientos de casos más para investigar, cuyas lecciones nos indican la diferencia entre un buen trabajo y uno mal hecho.



ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES) Cap. 3: El guión más caro de la historia


ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES)
Cap. 3: 
EL GUIÓN
MÁS CARO DE LA HISTORIA


El 22 de julio de 1962 se produjo el lanzamiento de 
la sonda Mariner 1, desde la NASA. Fue la primera misión del Programa Mariner en intentar sobrevolar Venus. Pero tuvo que ser abortada por un pequeño error de software que causó un desvío en su trayectoria. Un simple guión que faltaba en el texto del programa fue el causante.
A los 4 min. y 53 seg. se produjo una inclinación inesperada del cohete hacia el noreste que fue detectada por los encargados de seguridad de la misión. Ante esta situación que daba alguna posibilidad de que el cohete cayese en el Océano Atlántico cerca de las rutas transatlánticas, se envió un comando al cohete para su autodestrucción, 6 segundos antes de que soltase la sonda. Si hubiesen esperado un poco más, el cohete no podría haber sido destruido.
El fallo fue causado por la combinación de dos factores: las señales provenientes del Atlas fueron mal recibidas perdiendo incluso la señal del satélite durante cuatro periodos de entre 1,5 a 61 s de duración. Posteriormente se vio que la omisión de un guión en las instrucciones del programa de guiado del cohete provocó la desviación del Atlas. Ambos errores combinados provocaron que durante las pérdidas de contacto con tierra, el cohete modificase su trayectoria para compensar el error creado por la falta de ese guión, hasta sacar el cohete de la trayectoria prevista.
Las pérdidas se cifraron en 80 millones de dólares. El novelista Arthur Clarke lo bautizó como “el guión más caro de la historia”.

Fuente: Wikipedia e investigaciones propias de Internet.

19 de febrero de 2016

ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES) Cap. 2. Juegos de palabra





ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES) 

Cap. 2. Juegos de palabra

En las medallas de los "Juegos Mundiales de Cali 2013" pusieron 'Word Games' en lugar de 'World Games'.
Hay una competición deportiva parecida a los Juegos Olímpicos que se celebra en los años posteriores a la competición olímpica.
El evento deportivo se ha convertido en el año 2013 en noticia por un grueso error [aunque de una sola letra] en las inscripciones que aparecieron en las medallas que se entregan a los deportistas, donde en lugar de poner "The World Games" (Los Juegos Mundiales), escribieron "The Word Games" (Los Juegos Palabra), omitiendo la letra "L" en todas las medallas.

Este error se ha sido compartido y denunciado por las redes sociales.
Aun así, la organización general de los IX Juegos Mundiales Cali 2013, informó en un comunicado oficial:

"En el proceso de elaboración de los textos incluidos en las medallas destinadas a la premiación de los Juegos Mundiales, se presentó un error ajeno a la voluntad de esta organización por lo cual presenta disculpas a cada uno de los atletas premiados.
Esta equivocación involuntaria en ningún momento empaña el valor de la medalla ni el merito del triunfo y se están tomando los correctivos necesarios".

Así, escribir bien se ha convertido en un "deporte olímpico".

ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES) Cap. 1. “El error del agrimensor”.

ERRORES DE ORTOGRAFÍA. (CURIOSIDADES)

Cap. 1. “El error del agrimensor”.

Manuel José de Lavardén (Buenos Aires, 9/6/1754 – Colonia del Sacramento, 31/10/1808 o 11/1809), fue un abogado, docente, dramaturgo y periodista rioplatense, precursor de la Revolución de Mayo y miembro del Cabildo. Dictó cátedra en un importante colegio de Buenos Aires y fue destacado como erudito, poeta y pensador. Como escritor, compuso dos obras teatrales y en 1789 un poema “loa” titulado La Inclusa, que fue censurado por la Iglesia. El poeta Manuel José de Lavardén estuvo en contacto con el Virrey Vértiz, al igual que su padre, don Juan Manuel de Lavardén, abogado nacido en Charcas, y se codeó con el ambiente rioplatense más ilustrado. En el Teatro de la Ranchería (en la plazoleta que pertenecía al antiguo Mercado central, o Mercado viejo, como se le solía llamar, frente a la Universidad, actuales calles Alsina y Perú, que fuera inaugurado el 30 de noviembre de 1783) Lavardén estrenó la primera obra de teatro de contenido netamente argentino, titulada “Siripo”, que fue recibida con gran éxito. La obra poética que lo consagró como máximo poeta del Plata fue “Oda al Paraná”, publicada el  1° de abril de 1801, pp.4-7.  en el primer número del Telégrafo Mercantil, primer periódico de Buenos Aires.  Participó también de la fundación de la “Sociedad Patriótica”, que tenía por fin el estudio de las ciencias y su difusión entre los porteños ilustres de la época, además del sostenimiento ideológico y económico del Telégrafo Mercantil.  «Su abuelo [había sido] un marino francés [...] El poeta descendía de los marqueses de Lavardín.».(Mariano G. Bosch: Manuel de Lavardén: poeta y filósofo.) Fuente: Wikipedia e investigaciones en Internet. 
Lavardén murió muy poco antes de ver su sueño cumplido, la “Revolución de Mayo” de 1810, por la que tanto luchó desde la cultura y la docencia.
Fue en su homenaje que en 1896, casi un siglo después de su muerte, el agrimensor José María Vinent, en momentos del loteo de unas tierras, en su Mensura n.º 70 de General Guido, denominó a una estación del FFCC llamada “Rodríguez” con el apellido de nuestro prócer mencionado arriba, pero en lugar de escribir «Lavardén» puso «[Labardén], antes Rodríguez», es decir que lo escribió con “b larga” en lugar de escribirlo con “uvé” (v corta). Actualmente esta estación está ubicada en el Partido de General Guido, Prov. de Buenos Aires. 
En “Academia Argentina de Letras: Acuerdos acerca del idioma, volumen 1. Buenos Aires: Academia Argentina de Letras, 1947” (pág. 57 y 58) se lee: «Que se ha generalizado en el público el error de designar al poeta Manuel de Lavardén, precursor de las letras argentinas, con el nombre de Manuel José de Labardén, error que se ostenta, además, en las calles que llevan este nombre en la ciudad de Buenos Aires [...] Por todo ello, se declara que el verdadero nombre del mencionado poeta es el de Manuel de Lavardén, y se resuelve dirigir una nota al señor intendente municipal de Buenos Aires...».
Al respecto del nombre mal escrito, se puede decir que hace un siglo, siendo intendente de Gral Guido don Juan Roncoroni, intentó cambiar mediante un proyecto de ley el nombre de Labardén por el verdadero: «Lavardén». Pero no tuvo éxito: el pueblo rural hoy continúa llamándose Labardén (con be larga).
El error ortográfico del agrimensor, prevaleció.