31 de octubre de 2018

EL GUETO

EL GUETO


Te confinaste en un gueto
por propia decisión tuya,
no existe nada que obstruya
escapar de tal aprieto.
Preso tras el parapeto
de tu zona de confort,
tu dignidad y tu honor
la has rifado como en feria,
vives en la periferia
donde pudre el mal olor.



En ese gueto perverso
no eres tú quien pone reglas,
para subsistir te arreglas
y encerrado estás, inmerso.
Afuera hay otro universo
que tu mente ni imagina, ¹
no conoces más doctrina
que la de “vivir el hoy”,
una mentira que estoy
convencido que es dañina.



En tu mísera existencia
no tienes otro propósito
que el de llenar tu depósito
mendigando la demencia.
Muy sometido a la influencia
de las drogas y el alcohol,
no sabes cuál es tu rol,
tampoco mucho te importa,
y solo te reconforta
el ruido y el descontrol.



Escúchame, no seas terco,
¡escapa ya de esa isla!
La conducta que te aísla
cierra alrededor un cerco.
A la faena va el puerco
atrapado en un corral,
come, engorda, no está mal,
pero no tiene futuro,
más que un infeliz conjuro
de holocausto funeral.



Sé que tú puedes, escucha,
de onda va mi sugerencia,
no sé si es buena mi ciencia
pero he vencido en la lucha.
Debes destruir la capucha
que te obnubila la mente,
mira el bien y sé consciente,
trabajador y educado,
te la han impuesto engañado,
el que te la ha puesto, miente.



Podrás salir, con arrojo
y respirar aire puro,
siempre hay rendija aunque oscuro
sea un claustro con cerrojo.
Aunque pises el rastrojo
flores habrá, te prometo,
la vida es un gran secreto
que se te ha de revelar,
pero tienes que escalar...
¡Ven conmigo! Sal del gueto.



©Rubén Sada. 31/10/2018.

1) Alegoría de la caverna, de Platón.


Los que se autoconfinan en un gueto cultural, se marginan ellos mismos y se autocondenan a un futuro trágico, donde se les cerrarán muchas puertas laborales y educativas, junto con la posibilidad de tener una mejor calidad de vida. Un alto porcentaje de niños argentinos, nacen en hogares marginales (guetos o villas), fabricados por sucesivos gobiernos democráticos que se dedicaron a expoliar los dineros de la gente para enriquecerse ellos mismos y sus parientes. En esos guetos marginales, a los "planes sociales" les dicen "sueldo", a los hijos "guachos" y a salir a robar, "trabajo". El ejemplo siguiente, es un clásico de algunos jóvenes de Argentina, que solo por su forma de pronunciar, de hablar (en lenguaje carcelario, tumbero) y mala conducta y en algunos casos mala apariencia, serán incapaces de conseguir un trabajo decente en toda su vida, siendo por lo tanto marginados sociales condenados a la pobreza, a la indigencia o al delito. Vean el siguiente ejemplo:

► Subtítulos del video ►:




¿Tienen recuperación? Solo un porcentaje mínimo. La mayoría no podrá recuperarse, lo cual implica un daño enorme al tejido social de un país y de una cultura. VER ►


Los gobiernos argentinos de los últimos 35 años han creado y fomentado una cultura delictiva de la que será muy difícil recuperar al país sin derramamiento de sangre inocente, porque estos individuos no tienen ninguna posibilidad de recuperarse. Esta cultura marginal también llegó a la mujer, quien tampoco escatima violencia armada para conseguir sus fines delictivos. ⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓⇓


Ejemplo del léxico utilizado por los marginales. Esta forma de subcultura impedirá que estas personas se integren a un trabajo decente, y están condenados a vivir en la pobreza, criando hijos del mismo modo: 


25 de octubre de 2018

FRENTE AL TRIBUNAL



FRENTE AL TRIBUNAL


Allí, frente al tribunal,
con grilletes en mis manos           
y la fe de los cristianos,
oí el fallo judicial.
El proceso “criminal”
por que se me sentenció,
fue un teatro que duró
un breve eterno minuto
en el que un juez "absoluto"
a prisión me condenó.

Antes de dictar sentencia
diéronme oportunidad
de pronunciar mi verdad,
en un instante de audiencia.
Sin solicitar clemencia,
sin testigos ni jurado
más que un rojo cortinado,
fui condenado en el juicio
y ante el juez de tal desquicio
yo fui mi propio abogado.

Y alegué, por mi defensa,
no escapar como un cobarde,
de mi fe nunca hice alarde,
mi valentía fue inmensa.
Sin ningún delito, ofensa,
me hube allanado a su ley,
con el ímpetu de un buey
miré siempre a la esperanza,
yo fui de la gente mansa
que tiene a Dios como rey.

“Yo declaro en mi defensa
que no he de empuñar fusil,
y en ningún conflicto hostil
mi neutralidad se trenza.
La paz es mi recompensa,
la guerra es siempre macabra,
la poesía me labra,
de Jesús soy seguidor,
mi armadura es el amor
y mi arma es la palabra”.

Pero el juez no lo aceptó,
su libreto estaba escrito,
su mazo me hizo un proscrito
y la decisión tomó.
En minutos me dictó
tres años bastante largos,
con más un mes de recargo,
un escarmiento ejemplar,
nunca lo habré de olvidar,
“desobediencia” fue el cargo.

Un juez, de aquella ley preso
y un preso de ideas libres,
dieron distintos calibres
en un tribunal expreso.
En idéntico proceso
los dos tienen frente un cisma,
la misma ley los abisma,
al juez lo ata y lo encadena,
y al reo, aunque lo condena
lo hace libre, y es la misma.

© Rubén Sada. 25/10/2018.



_________________

SEGUIR LEYENDO MÁS: 



Lee más detalles de mi historia en la prisión, debajo de mi poema EL CALABOZO


14 de octubre de 2018

“ELPIDIO COMETA”

“ELPIDIO COMETA”

(Decimillas [1])

Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos.(Art.36 de la Constitución Nacional de la República Argentina).

Elpidio Cometa,
jefe de la banda,
mi verso demanda
sacar su careta.
Fue un buitre, sotreta
de austral arrabal,
y él al vil metal
le olfateaba el tufo,
fue avaro, tartufo, [2]
un ser inmoral.

Perito en mordidas, [3]
llenaba maletas,
estaba Cometa
en todas prendidas.
Con tretas podridas
su acervo creció, [4]
al pueblo esquilmó [5]
y la foca aplaude
su engaño y el fraude
que él no disfrutó. [6]

Crió testaferros [7]
pues ya no podía,
esconder “la cría”
en tantos entierros.
Hoy está tras hierros
la codicia fútil
con dinero inútil
pagando abogados,
los dejó encerrados
como idiota útil.

Rufián chorrotrosko,
compró mil comarcas,
y atestó las arcas
del gran narcokiosco.
Cada juicio tosco
dio sobreseimiento,
un juez que, muy lento
con prueba muy pobre,
tomó lleno un sobre,
un “sobre, sé y miento”.

Pero hoy su mortaja
no tiene bolsillos,
sus “amigos” pillos
sacaron ventaja.
Sus huesos en caja
oxidan su historia,
la fosa es su gloria,
¡Faraón de Egipto!
Su nombre fue inscripto
con fama de escoria.

¿Por qué tener tanto [8]
que nadie usará?
Nunca nadie habrá
de entender mi espanto.
Mi clamor levanto,
mi cara se agrieta,
su herencia es la grieta
que partió al país...
¡Qué inicua matriz
lo parió a Cometa!

© Rubén Sada. 14/10/2018.



NOTAS.
[1] Decimilla. Estrofa muy similar a la décima espinela, pero en lugar de escribirse con 10 versos octosilábicos, estos deberán tener 6 sílabas, o sea VERSOS HEXASÍLABOS. El resto de la fórmula, es igual. (abba.accddc)

[2] Tartufo. Impostor, hipócrita. Del personaje Tartufo (de Moliere).

[3] Mordidas. Fig. Coimas. Comisiones. Retornos. Sobornos.

[4] Acervo. Riqueza, bienes, valores acumulados.

[5] Esquilmar. Expoliar. Dejar una fuente de riqueza exhausta por haberla explotado en exceso.

[6] Ver ALÍ BABÁ EN SU CUEVA.
[7] Testaferro. Persona que alquila por dinero su nombre y documento de identidad para inscribir bienes de  multimillonarios que no tienen cómo justificarlos ni cómo acreditar los fondos que les permitieron comprarlos. Está comprobado que Lázaro Báez, dueño de más de 400 inmuebles y mil automotores, fue testaferro de Néstor Kirchner, ya que de otro modo no podría explicar su crecimiento patrimonial. VER EL SILENCIO DE LA PAMPA.

[8] Avaricia de dinero = codicia del poder. Una cosa que no entiendo bien es: ¿para qué tanto?
Es decir. Vos tenés hambre, pedís comida. Fenómeno, te siento en mi mesa a comer y pongo a tu disposición tres platos, para que quedes opíparo de morfi. Terminaste de comerlos y me decís que querés más. No hay problema, pongo delante tuyo seis platos más y te obligo a comerlos, haciendo caso a tus exigencias.
Terminaste, y me decís que ahora querés comer 18 platos más. Bueno, bueno, te daré para que tengas. Te doy 18 platos más de comida. No solo 18, sino que te daré 36 platos y estaré contigo allí hasta que te los comas todos.
¿Terminaste? No. Ahora me decís que no te alcanzó. Tu codicia por tener cada vez más, no tiene límites. Tu voracidad te convierte en un psicópata. Perfecto, te daré, no 36 más, sino 72, ahora te los comés y retirate para siempre de mi vida y de mi casa. NO SERVÍS COMO PERSONA porque en una tarde, por compasión, te di 3+6+18+36+72 platos (Total=135) y vos no trabajaste ni un minuto para retribuir esa comida. Por lo tanto, y visto que tu avaricia y voracidad no tiene límites, no merecés vivir siquiera en este país. Porque cada vez querés más y más, sin producirlo. ¿Para qué? Andate a otro país y a ver si allí te darán de comer sin trabajar ni producir. Sos un psicópata que lo único que quiere es acumular. ¿Para qué? Nunca podrás gastarlo en tu vida ni si vivieras varias vidas consecutivas. Acumular, solo por el hecho de acumular.
Hoy hay muchas personas que son así. Los políticos son así. Haber dejado el mando de un país en manos de un psicópata enfermo por el dinero, fue un acto suicida.
Así funcionaba la red de vuelos que llevaba el dinero de las coimas a Santa Cruz:
Según indica la Justicia, el sistema era manejado por el ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.
Los viajes se realizaron entre 2003 y el 2015.
El ex financista de los kirchner, Ernesto Clarens, amplió su declaración ante el fiscal Stornelli por la causa de los sobornos y entre sus testimonios se refirió al sistema de vuelos que empleó el matrimonio K, para llevar el dinero de las coimas a Río Gallegos y El Calafate. Según su relato, Néstor y Cristina utilizaron una flota de aviones privados y oficiales para transportar bolsos con millones de dólares desde Buenos Aires entre los años 2003 y el 2015 con Daniel Muñoz, ex secretario de ambos ex presidentes, como coordinador del operativo. Según Ernesto Clarens, se alquilaban los aviones “a funcionarios del gobierno” y entregaban facturas emitidas por la firma Cabiline. Se trata justamente de la empresa de taxis aéreos que contrató la ex mandataria para los viajes que realizaba su familia. Entre los datos aportados, uno interesante indica que Muñoz controlaba y transportaba bolsos que iban al sur mediante aviones oficiales que despegaban de la base militar de Aeroparque y llevaban la plata negra al aeropuerto de Río Gallegos y luego eran trasladados a El Calafate. “Llegamos con cajas tan grandes a la casa de Los Sauces que no entraban por la puerta principal. Entonces, tuvimos que meterlas por la puerta de la cocina ante la sorpresa de los cocineros y otros empleados”, relató Clarens. En ese sentido, Claudio Uberti, como arrepentido, también describió el uso de aviones para llevar plata y habló de la protección de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) para enviar valijas llenas de dinero desde Buenos Aires hacia Río Gallegos y El Calafate.

13 de octubre de 2018

EL VENDEDOR DE PLANTAS

EL VENDEDOR DE PLANTAS

A Ricardo Zeberio

¡Has llegado, primavera!
Anduve vendiendo plantas,
guardé en el placard las mantas,
la clientela ya me espera.
Mil flores viste la acera,
los pájaros trinos dan,
los retoños brotarán,
bendice una tenue lluvia
a la espiga verde rubia
que a los niños dará el pan.

“Si te caes te levantas”
decía bien Almafuerte,
aun si hay viento en contra, fuerte
que quiera frenar tus llantas.
Anduve vendiendo plantas,
tantas mojaduras tengo,
el gallo camina rengo
pero aún con siete vidas
coleccioné mil caídas,
allá sigo, voy y vengo.

Tantas caídas que tengo,
no las conté por ser tantas,
anduve vendiendo plantas,
el gallo camina rengo.
Por las noches me entretengo
con las páginas de un libro,
y en su poesía calibro
espinelas de nivel,
las hojas del libro aquel
me hacen palpitar y vibro.

Anduve vendiendo plantas
para construir mi vergel,
las hojas del libro aquel
tienen tanta historia, tantas.
Me compran mujeres santas,
de ayuda colman mi cesta,
pues ganarme el pan me cuesta,
el gallo camina rengo,
y con lo poco que obtengo
mi suegra se fue de fiesta.

© Rubén Sada. 12/10/2018.



TAREA: Componer 4 décimas. En la primera, utilizar el primer pie forzado. En la segunda décima, utilizar el primero y el segundo. En la tercera décima, utilizar primero, segundo y tercer pie forzado. En la cuarta décima, utilizar los cuatro. (Podrán mezclarse)

1) Las hojas del libro aquel.
2) El gallo camina rengo.
3) Anduve vendiendo plantas.
4) Mi suegra se fue de fiesta.

9 de octubre de 2018

CUANDO SUENAN LAS GUITARRAS

CUANDO SUENAN LAS GUITARRAS

(Décimas de pie forzado)


—❶—

En este mundo tan fiero
la música es mi poción,
y el canto una bendición
que me agita el avispero.
Con él, mis huesos de acero
se convierten en chatarras,
con la calma me ata amarras,
es sosiego a mis oídos
y se impregnan mis sentidos
cuando suenan las guitarras.

—❷—

El Rodeo de Bernal,
festival de la cultura,
respeta la arquitectura
del arte tradicional.
Son parte del festival
gauchos criollos que, con garras
tienen en alto las moharras
del valor, siempre presente,
mientras aplaude la gente
cuando suenan las guitarras.

—❸—

Festival de la cultura
que le va allanando el paso
a estos gauchos del Parnaso,
al poeta, genio y figura.
El canto de la llanura
de flores colma la cesta,
el escenario de fiesta
con los Vegas y las Parras,
cuando suenan las guitarras
la tradición está enhiesta.

—❹—

Cantores comprometidos
conforman la criolla orquesta,
el escenario de fiesta
nos calienta los latidos.
Música y versos floridos
festival de la cultura,
respetando la estructura
de compases y de barras,
cuando suenan las guitarras
y se oye la partitura.

© Rubén Sada. 9/10/2018.

 

TAREA: Componer 4 décimas. En la primera, utilizar el primer pie forzado. En la segunda décima, utilizar el primero y el segundo. En la tercera décima, utilizar primero, segundo y tercer pie forzado. En la cuarta décima, utilizar los cuatro. (Podrán mezclarse)
1) Cuando suenan las guitarras.
2) Festival de la cultura.
3) El escenario de fiesta.
4) Cantores comprometidos.

CON LOS QUE YO APRENDÍ

CON LOS QUE YO APRENDÍ

En verso alejandrino que tiene una cesura
entre dos heptasílabos que hermanan entre sí,
hoy quiero homenajearlos, me dieron la cultura,
forjaron mi figura y los menciono aquí.

De mi papá he copiado el sudor de ser padre,
y me enseñó mi madre el valor de estudiar.
Constancia y sacrificio, ahorrar y ser honesto,
y he aprendido de ellos ¡a amar y trabajar!

[Estribillo]

Sus manos me tendieron, sus moldes me moldearon,
la senda me enseñaron, sus huellas las seguí.
La escuela de la vida me dio más de un maestro
virtuoso, probo, diestro, con los que yo aprendí.


Mis hijos me educaron en compromiso vivo,
y en sus ojitos lindos mi infancia recordé.
Les di lo necesario, forjándoles futuro
y ahora que son adultos, yo creo que lo logré.

Y vos, maestrita mía, sos la que me enseñaste
los colores fragantes de la más bella flor.
No alcanzará mi vida para darte las gracias
por tantos años juntos compartiendo el amor.

[Estribillo]

Sus manos me tendieron, sus moldes me moldearon,
la senda me enseñaron, sus huellas las seguí.
La escuela de la vida me dio más de un maestro
virtuoso, probo, diestro, con los que yo aprendí.

© Rubén Sada. 6/10/2018.


[embed]https://youtu.be/rOLk72a1SUU[/embed]

 


4 de octubre de 2018

ESPECTADORES Y TESTIGOS

ESPECTADORES Y TESTIGOS

Desde lo alto de un anaquel cualquiera,
observándome, se halla un libro rojo
y un retrato de un niño con su anteojo
me mira atento, desde la cumbrera.

Un cuadrito que muestra una frutera
que unas frutas pintando está a su antojo,
y un ramito de flores en remojo
expectantes están, de mi quimera.

El libro, el niño, las frutas y las flores,
son testigos que escribo lo que pienso,
meditando primero en lo que digo.

Inertes me hablan, con formas y colores,
aun mudos retan a un mensaje inmenso
pues son espectadores y testigos.

© Rubén Sada. 4/10/2018