16 de junio de 2020

RETO ILÓGICO (Diálogo en décimas)


RETO ILÓGICO


♦Joel Márquez Sánchez♦ 1
Rubén yo quiero saber
en tu espacio de escritor
el poder del esplendor
que tienes en tu taller.
En tu verbal proceder
respóndeme lo siguiente:
¿por qué la luna no siente
la luz del sol que la baña
en la magistral hazaña
de orbitar resplandeciente?

♦Rubén Sada♦ 1
A tu pregunta reclamo
que una hormiga se lo impide,
con la rosa que despide
perfume desde lo hondo.
Si no hay aceite en Macondo
¿cómo quieres que Saturno
en onírico nocturno
le pinte el color a Marte,
y cómo quieres que el arte
sea el siguiente en tu turno?

♦Joel Márquez Sánchez♦ 2
Yo pienso que la respuesta
está en el congelador
donde el hielo seductor
es el alma de la fiesta.
Un perro ladra a la orquesta
de mi interna sinfonía,
y en una duda del día
con la pregunta que tiro:
¿por qué se siente el suspiro
el oxígeno y poesía?

♦Rubén Sada♦2
En el plano de lo ilógico
nuestra voz aquí se hermana,
la cáscara de banana
que sea algo azul, no es lógico.
Pero estando en el zoológico
me encontré una llave inglesa,
y me duele la cabeza
porque dice “hecha en Taiwán”,
yo no sé dónde la harán
pero de Francia no es esa.

♦Joel Márquez Sánchez♦ 3
Ya vi que en tu selva hay:
monos, tiburones, cebras,
y con ellos tu celebras
la guerra del samurai.
Aquí veo pasar el fray
sin ostentar su rosario,
y al mirar el calendario
a un febrero con tres días
más en sus travesías
me hago loco en el horario.


♦Rubén Sada♦3
Y si dibujo el tornillo
que le hace falta a este mundo,
un coral de lo profundo
le da lustre con cepillo.
Mejor uso un buen rastrillo
porque estoy muy despeinado,
el otoño ha terminado
y las garzas van en tren,
te pregunta este Rubén
Joel, ¿estás desconcertado?

♦Joel Márquez Sánchez♦ 4
Yo estoy donde quiero estar:
en mi silla voladora,
habla la computadora
con el perro de mi hogar.
Rubén, quiero cuestionar
un rato tu pensamiento,
y con el conocimiento
que tienes de la poesía
explícame en este día:
¿Cómo puedo estar contento?

♦Rubén Sada♦ 4
No entiendo qué me decís
con tu ladrido guau guau,
mejor que te trine chau
y de la cárcel salís.
Esta orquídea emperatriz
está escuchando tu grito,
el aguacate está frito
y ruega por su salud,
¿vos no tendrás la inquietud
del barril de Chespirito?

♦Joel Márquez Sánchez♦ 5
Yo me duermo por el día
y despierto por la noche,
una ambulancia es mi coche
sobre una autopista fría.
La luna ayer me decía
con nostálgica tonada,
que cuando no siente nada
de positiva emoción
grita fuerte la cuestión:
¿Te encuentras bien, Rubén Sada?

♦Rubén Sada♦ 5
El terremoto del dátil
rompió el cascarón del huevo,
pero D'Artagnan de nuevo
le dio un aumento bursátil.
Con una ecuación versátil
que mide varios kilómetros,
hay calor en los barómetros
que van derechito al quiebre,
mientras no alcanza la fiebre
a medir a los termómetros.


♦Joel Márquez Sánchez♦ 6
Viajé sin salir de casa:
fui para Eslovenia un rato,
no se me gastó el zapato
aunque caminar retrasa.
Como el tiempo se me pasa
en un reloj viviré,
y yo me sorprenderé
con el genio de tu arte
para poder preguntarte:
¿Cómo te gusta el café?

♦Rubén Sada♦ 6
La ruptura de mi tul
por culpa de cucarachas,
fabrica moscas borrachas
con ramas de un abedul.
En un monte de Estambul
plantan de chiquito el té,
enfriado con tereré
de las patas del gusano,
¿acaso piensas, hermano
que yo no te entenderé?

♦Joel Márquez Sánchez♦ 7
Como tiempo yo tenía
en mi secular destino
vino el gato del vecino
y yo le enseñé poesía.
Estudie la geografía
de los cráteres lunares,
estudié los siete mares
y matemáticas, pero,
yo te pregunto sincero:
¿cómo sumo los impares?

♦Rubén Sada♦ 7
Me complace tu habla cálida
que proviene del Atlántico,
y en un silencioso cántico
se va tiñendo de pálida.
Pero brota en la crisálida
de tu sueño más vampírico,
y en un fracasar onírico
la más burda geografía,
te enseña fraseología
del proceso más empírico.

♦Joel Márquez Sánchez♦ 8
Redacté el nuevo Quijote,
porque Argentina me inspira,
voy a la sala de gira
sin que mi esposa me note.
Ya parece mi bigote
un octosílabo agudo,
y como yo a veces dudo
de mi métrica y mi rima
con un verso que me anima
viene a auxiliarme el zancudo.

♦Rubén Sada♦ 8
Tu rima fantasmagórica,
Joel, no tiene sentido,
parece haberla escribido
una la tabla pitagórica.
Mejor usa la pictórica
realidad de Perogrullo,
y grita con el murmullo
de la sal del Atacama,
no te escondas en la cama
y deja de hacer barullo.

♦Joel Márquez Sánchez♦ 9
Llevo el ritmo de sinsonte
que conversa con el búho
es por eso que yo actúo
en favor de mi horizonte.
Hoy la barca de Caronte
me convida a navegar
pero voy a preguntar
a mi amigo el argentino:
¿eso es bueno en mi destino?
¿si me podré regresar?

♦Rubén Sada♦9
Yo aquí no te entendí nada,
tus versos son un intríngulis,
y aunque los míos son chíngulis
me animé en la improvisada.
Te responde Rubén Sada
a pesar que te da encomio,
que hacemos un buen binomio
mas despiertas mi temor,
que nos recete un doctor
el jardín de un manicomio.

♦Joel Márquez Sánchez♦ 10
Hoy me quisiera graduar
de una ilógica locura
que me lleva hasta la altura
del Everest sin parar.
Los recuerdos de mi hogar
se integran a mi paisaje,
y este verso es homenaje
a los locos que están cuerdos
que se hospedan en recuerdos
citados en mi mensaje.

♦Rubén Sada♦10
Darle vida a los recuerdos
y que no muera la casa,
es hacer que la torcaza
de la paz encuentre acuerdos.
Si alguien piensa que los cuerdos
con su prístina conciencia,
son la clave de la ciencia
sepa: de poetas y locos
todos tenemos un poco,
lo asegura mi experiencia.


♦Joel Márquez Sánchez♦
Con esta cuerda locura
nos vamos a despedir...

♦Rubén Sada♦
Las letras son elixir
para curar la amargura.

♦Joel Márquez Sánchez♦
Se nos ve por la estatura
un ilógico nivel...

♦Rubén Sada♦
mas, llegamos al vergel
de la rima improvisada...

♦Joel Márquez Sánchez♦
por el argentino Sada
y el mexicano Joel.

© Joel Márquez Sánchez y Rubén Sada. 16/06/2020 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados y luego se publicarán aquí mismo. Muchas gracias por su respuesta.