3 de junio de 2020

RESURGIR DEL AVE FÉNIX (Diálogo en décimas)



RESURGIR DEL AVE FÉNIX 

(Diálogo en décimas) por Joel Márquez Sánchez y Rubén Sada.
 Rubén Sada - 1 ♦ 
Desde el fondo del abismo
una nimia llama atiza,
renaciendo de ceniza
con ánimo de optimismo.
Metabólico lirismo
hace de él un canto suave,
su poder tiene la clave
de volver a resurgir,
¡ven, Joel, a dirimir
qué es para ti el Fénix Ave!
 Joel Márquez Sánchez - 1 
Para definir el Ave
Fénix de la poesía
necesito la hidalguía
esa que tu verso sabe.
Quiero que mi voz se lave
con tu fuego celestial
y que abramos un portal
entre llantos y sonrisas
resurgiendo de cenizas
que nos han tratado mal.
 Rubén Sada - 2
Yo resurgí muchas veces
y empecé de menos diez,
sin mis manos y sin pies
me multipliqué con creces.
Con una gota floreces
aunque sufras la sequía,
una chispa es la bujía
de alguna hectárea incendiada,
puede una simple mirada
detonar la poesía.
 Joel Márquez Sánchez - 2
Cuando tu hectárea incendiada
dejas en tu vuelo, amigo,
quiero incendiarme contigo
en la rima improvisada.
Tengo un rojo de alborada
que me incinera la piel,
y sobre un virtual papel
con las plumas digitales
se encienden los decimales
resucitando a Espinel.
 Rubén Sada - 3
Al incendio no le temas,
querido amigo, Joel,
que la fórmula Espinel
te extinguirá los problemas.
Dificultades extremas
te tiran mal del cabello,
o te aprietan en el cuello
pero ¡han de solucionarse!
Un cometa en su incendiarse
asombra igual en lo bello.
 Joel Márquez Sánchez - 3
Rubén, el Fénix que llevas
en tu interior, compañero,
es el fuego del guerrero
que se enciende por las grebas.
Caminas, vuelas, te elevas,
un Mercurio repentista
que por su llama en la vista
y dos alas en sus pies
resurge con rapidez.
de opresión imperialista.
 Rubén Sada - 4
El fuego que quema y odia
no nos quemará las alas,
todo agujero de balas
cicatriza con rapsodia.
¡Elevemos la salmodia!
¡Que resuene la hermandad!
Viva la fraternidad
que enarbola la justicia,
con la gallarda patricia
que honra a la “libertad”.
 Joel Márquez Sánchez - 4
La libertad es un fuego
positivo que nos quema
al escribirnos el tema
con llamas de un álter ego.
Mi décima yo te entrego
cada vez que resucito,
y yo aquí no necesito
para escribir poesía
un ave de hipocresía
¡Necesito tu infinito!
 Rubén Sada - 5
Cada vez que resucito
de las cenizas del fuego,
alas abiertas despliego
dentro de tu cielo escrito.
En un viaje que palpito
al oasis de tu jagüel,
leo versos de tu vergel
y mi sed allí se calma,
con los versos de tu alma,
querido amigo, Joel.
 Joel Márquez Sánchez - 5
Yo solo soy una llama
que un día se apagará
pero resucitará
por tu verso que me aclama.
Cuando un campo de Aceldama
quiera ponerme un encierro,
con un coraje de hierro
y una llama que me alivia
pasará de fría a tibia
la cuarentena del yerro.
 Rubén Sada - 6
Para mis alas quemadas
tu apego es bálsamo y mirra,
y a mi décima le pirra
tus grafías hermanadas.
Son sanaciones enviadas
por el Cristo sanador,
que en su filántropo amor
me regala en ti su ánimo,
pero vienen del magnánimo
carácter del Gran Creador.
 Joel Márquez Sánchez - 6
Fuego de tu verbo admiro
cada vez que tu me escribes
porque siento que aquí vives
como intelectual guajiro.
La medida de un suspiro
se me anida en este viaje,
se viste de fuego un traje,
llameante e iluminador
para el verso fundidor
que tienes en el lenguaje.
 Rubén Sada - 7
Surgiremos con la estoica
fuerza que dan las palabras,
desde cenizas macabras
de conducta paranoica.
En una actitud heroica
levantaremos la frente,
la gota será un afluente
que regará los plantíos
de los versos tuyos, míos,
con pureza de vertiente.
 Joel Márquez Sánchez - 7
Soy estoico, simplemente
porque no quiero dejar
que me vuelva aprisionar
el miedo de una serpiente.
Mi fuego es resplandeciente
y consume lo maligno,
y cuando no tengo un signo
vital que puedan sentir,
yo aquí puedo resurgir
en tu poema benigno.
 Rubén Sada - 8
Que el fuego no nos marchite
ni consuma cual bengalas,
agitemos nuestras alas
donde el cielo nos invite.
Que la verdad nos incite
a mostrar sinceridad,
que es la mejor heredad
por dejarle a nuestros hijos,
ser auténticos, prolijos,
benignos en la amistad.
 Joel Márquez Sánchez - 8
Hoy tu amistad me rescata
de la envidia y la ansiedad
que tiene la vanidad
de este mundo que nos ata.
Nuestra amistad es fogata
¡Hoguera de inspiración!
Y en una revolución
intelectual y brillante
se pule nuestro diamante
con fuego del corazón.
 Rubén Sada - 9
Con fuego del corazón
todos queremos volar,
mas no hemos de utilizar
alas falsas de cartón.
El ardor tiene intención
de presentarnos con galas,
pero ante conductas malas
que no nos pase lo de Ícaro
que por pretender ser pícaro
se despegaron sus alas.
 Joel Márquez Sánchez - 9
Si un día pierdo memoria,
si me consume el olvido,
incinérame el oído
con tu palabra notoria.
Se ha mostrado por la historia
los resultados fatales
que inventan los oficiales
vigilantes del idioma
al incendiar la paloma
de versos intelectuales.
 Rubén Sada - 10 
Ya vuelan a dos razones
del mismo Fénix dos alas...
 Joel Márquez Sánchez - 10
incinerando las balas
de malignas emociones.
 Rubén Sada 
Fuego de dos corazones
resurgirá en un vergel...
 Joel Márquez Sánchez 
y en un rimado cocktel
de incendios en la mirada...
 Rubén Sada 
Resurgieron Rubén Sada
junto a su amigo Joel.
© 3/06/2020, Rubén Sada y Joel Márquez Sánchez.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados y luego se publicarán aquí mismo. Muchas gracias por su respuesta.