1 de agosto de 2022

POR EL ÓXIDO DEL TIEMPO

 

POR EL ÓXIDO DEL TIEMPO
 

El tiempo provoca herrumbre
y en cajas de piedra y hierro
nos paraliza el encierro,
sin libertad y sin lumbre.
Si la gris incertidumbre
te descarga su influencia,
agrega sol a tu esencia
y dale arranque al motor,
que el aceite del amor
lubricará tu existencia.
 
Que tu trazo se retuerza
dibujando en el papel
mil poemas de oropel
con mil caballos de fuerza.
Y que tu palabra ejerza
remolinos de huracán,
que al óxido vencerán
con la alegría que embarga,
y te aliviarán la carga
sirviéndote de diván.
 
En el motor de la vida
nunca hay semáforo rojo,
pon hacia el verde tu ojo
y no al gris, porque se oxida.
Y si en la bruma se anida
la inspiración a destiempo,
aun si tienes contratiempo,
y se traba tu engranaje,
¡no permitas que se aje
con el óxido del tiempo!

Pues solamente se oxida
lo que dura en el olvido,
pero a lo que incuba el nido
le dará alas la vida.
Solo aquello que se olvida
se evapora en mustia niebla,
cual yermo que se despuebla
sin brotes que den corolas,
y las aves quedan solas
en pantanos de tiniebla.
 
Al motor que se bloquea
pégale un empujoncito
que aunque es ínfimo el mosquito
se siente si aguijonea.
Y después de la odisea
de sobrevivir al barro,
moho, mugre, roña, sarro
beberán del puro aceite
que premiará tu deleite:
¡Saldrá del fangal tu carro!
 
¡Dale arranque a tu motor
y acelera fierro a fondo!
Y que un rayo de sol blondo
te devuelva el esplendor.
Fructifique con fulgor
tu musa, en el entretiempo,
aun si tienes contratiempo,
¡sigue escribiendo tu viaje!
¡No permitas que se aje
por el óxido del tiempo!
 
*© Rubén Sada. 01/08/2022.*

 

 

 


 

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados y luego se publicarán aquí mismo. Muchas gracias por su respuesta.

Con tu visita yo vibro,/ Tu regalo apreciaré,/ Si me invitas un café/ yo te obsequiaré mi libro/.

Invitame un café en cafecito.app