14 de noviembre de 2020

SHOSHÁN

SHOSHÁN

(1)

“Mi amado descendió a su huerto, a las eras de las especias, para apacentar en los huertos, y para recoger los lirios. Yo soy de mi amado, y mi amado es mío.
Él apacienta entre los lirios.” (Cantar de los Cantares 6: 2,3)

En mil cálices de amor
de un bello ramo de lirios,
fantasean con delirios
los insectos de la flor.
Polinizan el color
que regalará un galán
a su esposa en el diván
santo, bello, puro y franco,
con lirios de tono blanco:
La decencia del shoshán.

Lirio: la flor del amor,
la de modesta belleza,
la que exhibe en su simpleza
la grandeza del Creador.
Salomón, con su esplendor
nunca lo pudo igualar.
Con él decoró el altar,
los capiteles del templo
y hoy es símbolo y ejemplo
del arte puro de amar.

Allí cerca está un malvón
que al mirarlo se fastidia,
se pone rojo de envidia
de no tener su blasón.
Pero el lirio en su expresión
de ser una flor tan santa,
lo tranquiliza y le canta
que a todos vendrá llovizna,
con la humildad de una brizna
que antes de flor, fue una planta.
Una planta de trompetas
que es la orquesta del afecto
y anuncia un lugar perfecto
al jardín y a las macetas.
Dos vidas cruzó, dos metas
que ya han tenido tres hijos,
dándoles amor, cobijos
y excelente educación,
y más nietos de esta unión
de diez lustros muy prolijos.

Las trompetas del shoshán
anuncian la primavera,
y una cocina ahí afuera
es del tiempo su guardián.
Del tiempo, ese cruel rufián
que es del óxido autoría,
y el fresco lirio la espía
pues le duele ese martirio,
y ella siente que hoy el lirio
es más pulcro todavía.

Lirio, azucena, flor bella
blanca pureza, lejía,
aquí está tu poesía
fresca como una doncella.
No existe en el cielo estrella
tan bonita como vos,
que una dos vidas de a dos
con un amor como plan...
¡Va mi gratitud, shoshán,
y por ti doy gloria a Dios!

© Rubén Sada. 14/11/2020.

(1) Shoshán. Nombre hebreo para el lirio, una flor natural de Siria e Israel. De esta palabra proviene el nombre “azucena”, como algunos nombran a esta flor en español, y el nombre femenino “Susana”. Es una de las flores más mencionadas a lo largo de toda la Biblia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados y luego se publicarán aquí mismo. Muchas gracias por su respuesta.

Relacionados