23 de enero de 2023

EL LLANTO NO OCUPA ESPACIO

 

EL LLANTO NO OCUPA ESPACIO

 

Clamor de un pueblo oprimido
que por un pan hace colas,
guayaberas con aureolas
de sangre ya sin latido.
El que pudo habrá huido
sin permiso ni prefacio,
el hogar sin bongó es lacio
y el canto es silencio y sal,
¡no importa! Porque total
el llanto no ocupa espacio.
 
El tiempo es broma macabra
pintada de eternidad,
si promesa es la verdad
y es mentira la palabra.
El decreto de la cabra
se firmó en su vil palacio,
cambió reses por batracio
y azúcar por amargor,
cuando es gigante el dolor,
el llanto no ocupa espacio.
 
Le pintaron la utopía
prometiéndole un idilio,
mas, lo obligan al exilio
sin parientes ni alcancía.
Detestable felonía
de quien ostenta el topacio,
que exige un tributo dacio
como canon por vivir,
y es obligado a aplaudir:
El llanto no ocupa espacio.

Un puñado de inexpertos
ríen en la ciberclaria,
la Ínsula Barataria
llora en silencio a sus muertos.
Los campos hostigan yertos
y el huerto propio es reacio,
la niña de perfil tracio
está planeando vender
su cuerpo, para comer:
El llanto no ocupa espacio.
 
Y la cúpula festeja
que el viento a favor le cambia,
hay más pobreza que en Zambia
pero la gente se deja.
¿A los disidentes? Reja
que los mata bien despacio,
en un ergástulo lacio
con gas pimienta en espray,
la oscuridad grita: ¡Ay!
El llanto no ocupa espacio.
 
El aire huele a amenaza
y los coyotes vigilan
bajo estrellas que titilan
una esperanza que atrasa.
Mil ojos riegan la plaza,
no con sudor de gimnasio,
es el lamento de un ascio
pueblo que ya no da más
pues bebió tanto el agraz
y en su llanto no hay espacio.
 
© Rubén Sada. 22/01/2023.
 




 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados y luego se publicarán aquí mismo. Muchas gracias por su respuesta.

Con tu visita yo vibro,/ Tu regalo apreciaré,/ Si me invitas un café/ yo te obsequiaré mi libro/.

Invitame un café en cafecito.app