24 de enero de 2023

¡CAMINE, DOÑA, CAMINE!

 

¡CAMINE, DOÑA, CAMINE!

 

Es de sabios buscar precio
para sanear sus finanzas,
y con el ahorro, alianzas
firmar para un justiprecio.
Despilfarrar es de necio,
no siempre es cuestión de azar,
si usted no quiere pagar
lo que el dueño determine,
¡camine, doña, camine!
Y procure abaratar.
 
Camine, doña, camine,
procure comprar barato,
que aunque gaste su zapato
hará que el cuerpo se afine.
La calidad examine,
mas, no siempre es lo costoso
lo mejor y más hermoso
ni es oro lo que más brilla,
el gasto es una canilla
y la bancarrota un pozo.
 
Camine, doña, camine,
y será buena empresaria,
que la acción publicitaria
no la influya ni domine.
Los mercados peregrine
gestionando un buen ahorro,
yo también me los recorro
y mi experiencia se nota,
cada moneda es la gota
y al final del mes, un chorro.

Camine, doña, camine,
diplómese de perita,
y que el ejemplo de Lita
como experta la nomine.
Que su balance se incline
a ganancias cada mes,
no llegar al día diez
y tener que entrar en deuda,
viendo que un préstamo leuda
por pagar con interés.
 
Camine, doña, camine,
y si no camina, corra,
que con todo lo que ahorra
podrá ir gratis al cine.
Si economiza, imagine
que le aumenta la pensión,
que su talento es campeón
y que ha ganado el partido,
imagine que ha vencido
al monstruo de la inflación.
 
Caminar quema la grasa
y equilibra el organismo,
quita el estrés, da optimismo,
¡mientras que ahorra, adelgaza!
En el mercado, en la plaza,
que su andar nunca decline,
dará un fruto que germine
su inteligente labor,
si hay diamantes de sudor...
¡Camine, doña, camine!
 
© Rubén Sada. 24/01/2023.
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados y luego se publicarán aquí mismo. Muchas gracias por su respuesta.

Con tu visita yo vibro,/ Tu regalo apreciaré,/ Si me invitas un café/ yo te obsequiaré mi libro/.

Invitame un café en cafecito.app