27 de enero de 2024

NOCHE TIBIA

 


NOCHE TIBIA

Noche que, sin sol me das
vital, cósmica energía,
para coronar mi día
de errante estrella fugaz.
Noche, muéstrame tu faz
antes que amanezca el alba,
déjame la mente calva
para oxigenar mis sueños,
dame abrigos hogareños
con la tibieza que salva.
© Rubén Sada. 27/01/2024

26 de enero de 2024

EN MI HOGAR DEL CORAZÓN

 

EN MI HOGAR DEL CORAZÓN

 

Hay un cielo que me inspira
con el aliento de rosas,
y mil odas melodiosas
que brotan desde la lira…
Hay una luna que mira
desde la noche marrón,
hay un alma de algodón
amasando el pan de enero,
y hay un músculo de acero
en mi hogar del corazón.
 
Hay candiles de esperanza
y un árbol de dignidad,
un quinqué de honestidad
y el sudor de la labranza…
Donde hubo buena crianza
con valores y visión,
que ha dotado a mi pulmón
con la verba que apalabro,
hay un bello candelabro
en mi hogar del corazón.
 
Hay gotitas de alborozo
que el rocío mañanero
deja en el crespón de enero
y lo pone más hermoso…
Hay un espíritu mozo
con recuerdos del arcón,
que sufre fascinación
por el chocolate suizo,
hay pasión y hay compromiso
en mi hogar del corazón.
 
Hay ternura y simpatía
y producción a destajo,
en la estación de trabajo
que fabrica poesía…
Hay mucha bibliografía,
humildad y bendición,
hay amor y comprensión
bajo tejas que protejen,
y dos manos se entretejen
en mi hogar del corazón.
 
© Rubén Sada. 26/01/2024.

Con fecha 1/02/2024, el cantautor Bernardo Calvo convirtió esta letra en una canción:
👇
https://youtu.be/78ET65bW4Uw?si=jCG9_NbETqxp0lTL


25 de enero de 2024

EN EL RINCÓN DONDE ESCRIBO


EN EL RINCÓN DONDE ESCRIBO

Yo escribo en la buhardilla
de vista a un lago y balcón,
escribo en ese rincón
con la estrofa de Castilla.
Me siento en mi vieja silla
y en metáforas describo
la belleza de estar vivo
mientras la idea presencio,
ahí reina el rey del silencio:
Es el rincón donde escribo.

En este solaz sereno
hay perfume de azahar,
y una mesa circular
frente al diván más ameno.
Las palabras que almaceno
de mi diccionario archivo,
huyen hacia el positivo
rumbo de pluma viajera,
porque hay sol de primavera
en el rincón donde escribo.

Empujado por las suaves
brisas de la inspiración,
va mi alado corazón
al nirvana de las aves.
El cielo tiene las llaves
de lo que en papel transcribo,
y me dicta un tanto altivo
cada verso a la cabeza,
hay armonía y belleza
en el rincón donde escribo.

Desde mi hermosa guarida
cada amanecer contemplo
la paz del sagrado templo
que me impulsa a amar la vida.
Este amor mi copla anida
y por eso estoy cautivo
del poema reflexivo
que es mi huella dactilar,
es el tiempo de crear
en el rincón donde escribo.

Escondrijo del encanto
do la calma repercute,
paraíso del disfrute
donde escribo, ensayo y canto.
Mi rincón, mi lugar santo
donde los muros derribo,
me regala el efusivo
arte de la poesía,
hago un poema por día
en el rincón donde escribo.
 
¡Si relataran, acaso,
sus paredes mis vivencias,
pensamientos y experiencias
desde el alba hasta el ocaso!...
Escribiendo en el regazo
del papel mudo y pasivo
que con la tinta revivo
hasta hacerlo declamar,
moriré en este lugar:
En el rincón donde escribo.

© Rubén Sada. 25/01/2024.

23 de enero de 2024

UN COLLAR DE TURMALINAS

 


UN COLLAR DE TURMALINAS
 

Mi alma tiene guijarros
que gastó el tiempo salino,
cuando el mar de mi destino
me aplicó golpes bizarros.
Los junté en algunos jarros
como las canicas chinas,
les hice aberturas finas
por poderlos enhebrar,
y hoy te voy a regalar
un collar de turmalinas.

De mis guijarros del alma
te asombrarán los colores,
tienen tristeza y humores,
tienen bronca y tienen calma.
Te los ofrezco en mi palma
tejidos de nacarinas,
vienen de épocas marinas
y un espacio colosal
les aplicó miel y sal
a estas gotas turmalinas.

Sé que soy piedra y coraje
y a veces muy obstinado,
mas, por lo que no te he dado
te pido el perdón del viaje.
Hoy rescaté del oleaje
entre espumas blanquecinas,
estas piedras cristalinas
con todo el color de mí,
y por eso te tejí
un collar de turmalinas.

Desde la ancestral centuria
redondeados por mil olas,
sus primas, las caracolas
les imprimieron lujuria.
Del azote han visto furia
pero también golondrinas,
y mil estrellas divinas
les han dejado su sello,
acepta este collar bello:
un collar de turmalinas.

© Rubén Sada. 23/01/2024.


20 de enero de 2024

UNIDOS EN LA NOCHE


UNIDOS EN LA NOCHE

Cuando en el aire las sombras
van contagiando de negro,
a tu presencia me integro
y con tu esencia me nombras.
Hacen las flores de alfombras
con generoso derroche,
nuestra alcoba pone el broche
a este día y sus asuntos,
en la noche estamos juntos
y unidos en esta noche.

© Rubén Sada. 20/1/2024. 



19 de enero de 2024

UNA CASA EN LA MONTAÑA

 

UNA CASA EN LA MONTAÑA

 

Yo quise tocar el cielo
con las manos con que escribo,
y aproveché que estoy vivo
para realizar mi anhelo.
Compré una casa modelo
de alguien que emigró a España,
creo que logré una hazaña
y aquí podré descansar,
¡qué suerte tuve al comprar
una casa en la montaña!
 
Vivo cerca de las nubes
y a unos metros de la cima,
hay un cóndor que me mima
y tú lo verás si subes.
Me saludan los querubes
y un serafín me acompaña,
tocar el cielo es mi maña
hasta el ámbito lunar,
¡qué suerte tuve al comprar
una casa en la montaña!
 
Desconecté las noticias
porque acá no hay Internet,
y al tejado del chalet
la nieve le da caricias.
Sembré lilas, ¡qué delicias,
porque el frío no las daña!
Y mi ventana se empaña
cuando hay leña en el hogar,
¡qué suerte tuve al comprar
una casa en la montaña!
 
En la altura el aire es puro
y los ruidos son escasos,
muy confiados van mis pasos
en el camino seguro.
El espacio se ve oscuro
cuando de estrellas se baña,
me olvidé de la migraña,
de la farmacia y del bar,
¡qué suerte tuve al comprar
una casa en la montaña!
 
Hago trekking, senderismo
y en invierno esquí en la pista,
ya soy casi un alpinista
o hasta un guía de turismo.
Me siento el rey del abismo
y en mi mansión ermitaña
la musa que me acompaña
me complace el paladar,
¡qué suerte tuve al comprar
una casa en la montaña!
 
En mi casa confortable
nada falta y nada sobra,
la primavera recobra
el clima más agradable.
Te invito de forma amable
a brindar con una caña,
tu presencia aquí se extraña
pero para ti hay lugar,
¡qué suerte tuve al comprar
una casa en la montaña!
 
© Rubén Sada. 19/01/2024.

18 de enero de 2024

UNA ESPECIE EN EXTINCIÓN

 

UNA ESPECIE EN EXTINCIÓN

¿Qué habrá de ser del rapsoda
en la próxima tormenta?
¿Dónde pondrá su osamenta
si se silencia su oda?
Cuando se pasen de moda
sus versos del corazón,
¿a qué hueco irá el cajón
mientras suene el triste cántico?
¿Será el último romántico
una especie en extinción?
.
¿Cuál será la última rosa
en las manos de su amada?
¿Y qué espina ensangrentada
irá con él a la fosa?
¿Qué le pondrán en la losa
al costado del crespón?
¿Qué epitafio y qué sermón
serán su boleto cuántico?
¿Será el último romántico
una especie en extinción?
.
¿Y dónde irán a parar
sus escritos cuando él parta?
¿Dónde irán, si cada carta
ha muerto en el muladar?
¿En qué invisible lugar
se hará viento su ilusión?
¿Huirá con la gran legión
que habló el idioma cervántico?
¿Será el último romántico
una especie en extinción?
.
Ya el poeta no está más.
Ha cambiado, no es el mismo.
Se escapó el romanticismo
como una estrella fugaz.
Su ambrosía tornó agraz
y el recóndito panteón
llora la última función
inundando el mismo Atlántico,
la del último romántico,
una especie en extinción.
.
© Rubén Sada. 18/01/2024.

17 de enero de 2024

PAZ EN LA CASA DEL DELTA

 


PAZ EN LA CASA DEL DELTA

 

Sé de una casa bendita
que no necesita más,
disfrutaremos solaz
en la isla más bonita.
Nuestro corazón palpita
cuando damos rienda suelta,
pasional música celta
nos recibe en cada encuentro,
respiramos paz adentro,
paz en la casa del Delta.
 
Caprichoso el Paraná
retorció y curvó a su anhelo
mil riachos bajo un cielo
azul de jacarandá.
Me siento como un pachá
con la reina más esbelta,
nuestra historia está de vuelta
en la casa del amor,
mientras tanto brindo por
paz en la casa del Delta.
 
De repente un camalote
ha venido de visita,
y desde él una ranita
desembarca en este lote.
La garza sobre el islote
se desenvuelve muy suelta,
a pescar está resuelta
porque su pico es capaz,
creo que este Edén es paz,
paz en la casa del Delta.
 
Antes de la noche asoma
con su luminaria, Diana,
y un arrullo en la ventana
nos presenta una paloma.
¿Es un presagio o es broma?
La jornada está disuelta
y la noche desenvuelta
nos invita a descansar
en la paz de nuestro hogar,
paz en la casa del Delta.
 
© Rubén Sada. 17/01/2024.


UN PAR DE ZAPATOS VIEJOS

 

UN PAR DE ZAPATOS VIEJOS

 

Caminamos de la mano
en jardines de ligustros,
pasaron más de ocho lustros
como octavas en el piano.
Hoy se gasta el tiempo anciano
y se agrietan los espejos,
mas, nuestros pasos parejos
dan amor que no envejece,
somos el vaivén que mece
a un par de zapatos viejos.
 
© Rubén Sada. 17/01/2024.
 
 

16 de enero de 2024

COSMOS EXTRANJERO

 

COSMOS EXTRANJERO

Dime, Dios, ¿por qué nací
en esta nación maldita?
Cada día se marchita
mi corazón de alelí.
Quiero escaparme de aquí
con el oleaje de enero,
como se va un marinero
tras el sueño de estar vivo,
ya no quiero ser nativo
y en mi cosmos, extranjero.
.
Dime, Dios, ¿por qué he nacido
en esta pampa insensata,
donde un hermano te mata
por la nada o sin sentido?
¿Qué castigo he merecido
silenciado y sin tintero
bajo el crimen guerrillero
que amordaza la verdad?
¿Por qué falta libertad
en mi cosmos extranjero?
.
¿Para qué hablar un idioma
que no entienden mis hermanos?
¿Por qué cantar versos vanos
ante la sorda Sodoma?
¿Qué anómalo cromosoma
dejó a tanta mente en cero,
y taló del hueso al cuero
los valores argentinos,
multiplicando asesinos
en mi cosmos extranjero?
.
¿Por qué firma con la izquierda
el juez que libra reclusos,
y por la frontera, intrusos
traen substancias de mierd@?
¿Por qué al cuello está la cuerda
que nos amputa el dinero?
Si Argentina fue un granero,
¿por qué, siendo democrática,
vive como una lunática
y es un cosmos extranjero?
.
¿Por qué debo alimentarme
con el pescado podrido
y entre hieles de un olvido
no dormir ni al acostarme?
Mi patria quiere matarme
como el chacal al cordero,
yo esta selva no la quiero
y aquí voy a resistirme,
pero cuán triste es sentirme
en mi cosmos, extranjero.
.

© Rubén Sada. 16/01/2024.

Con tu visita yo vibro./ Tu regalo apreciaré,/y te obsequiaré mi libro/ si me invitas un café.

Invitame un café en cafecito.app