27 de agosto de 2022

POZOS

 

POZOS

 

He caído en tanto baches
que golpearon mi columna,
fue mi vida buena alumna
colocándome remaches.
Mis huesos son cachivaches
y mi piel un pergamino,
mi pelo tiene platino
y espinas tiene mi pie,
de tantos pozos dejé
*pedazos por el camino*
 
De guijarros que junté
he construido mis palacios
y en atardeceres lacios
cometí mucho traspié.
Tantos baches que crucé
en mi andar de peregrino,
siendo un paria del destino
en la diáspora a la fosa,
deja rota de su losa
*pedazos por el camino.*
 
Queriéndome reconstruir
del tormento del pasado,
siete mares he llenado
con lloros de souvenir.
Soy maestro en resurgir
del abismo de mi sino
con el poder del Divino
y la fuerza de la fe,
saltando pozos dejé
*pedazos por el camino.*
 
Bajo el cielo y sobre el mar
esquivé un millón de balas,
inventando un par de alas
para poder escapar.
Después el calor solar
las despegó cuando vino,
y mi sueño de ave y trino
al fracaso se hermanó,
fui un Ícaro que dejó
*pedazos por el camino.*

 Entregué mi corazón
en cuotas a mucha gente,
y me llegó, de repente,
la cuenta de una traición.
Hoy en la última sección
de cobrarlas no termino,
porque el minuto asesino
no se porta nada lerdo,
dejé de mi lado izquierdo
*pedazos por el camino.*

© Rubén Sada. 27/08/2022. Pie forzado v.10 impuesto por Poeta Baldor.

26 de agosto de 2022

SLASH

 


*SLASH*

Sin pentagrama ni atril
sus dedos fueron guitarra,
y al concierto puso garra
con fuerza de proyectil.
Su arpegio en tono febril
fue un cohete al sol, solista,
voló al cielo de un artista
que siempre se tuvo fe...
¡Todo el público de pie
aplaudió al gran guitarrista!

© Rubén Sada - 26-08-2022.
VIDEO ►

FUIMOS

FUIMOS

♥
Fuimos guitarra y concierto
en una noche estrellada,
fuimos sol, luna plateada
sobre un piélago desierto.
Un cohete en cielo abierto
que dispara fogonazos,
cariñosos latigazos
y después del yin y el yang
explotó un nuevo big bang
y encontré el sueño en tus brazos.
♥
En tus formas de guitarra
afino mi melodía,
y en tu cuenco de bahía
mi galeón ancla su amarra.
Te dibujo en mi pizarra
mil poemas, diez mil trazos,
me flecharon tus ojazos
y más veloz que un cohete,
descansé de ser jinete
y encontré el sueño en tus brazos.
♥
El viento y sus consonantes
de guitarra, pondrá el broche
de amor en la dulce noche
de pasión a los amantes.
Cantarán temas galantes
olvidando los ocasos
de un cohete de fracasos
disparado al más allá,
porque yo en el más acá
encontré el sueño en tus brazos.
♥
Fui el AVE (el tren bala),
fui cohete de Elon Musk,
fui el guepardo, el avestruz,
el halcón y el mismo impala.
Fui el misil, fui la bengala
y a tu alma di chispazos,
fui explosión que hace retazos
a una guitarra sin cuerdas,
y en noches de tiempo lerdas
encontré el sueño en tus brazos.
♥
Fuimos fuga en un cohete
hasta un cielo de zafir,
y tú fuiste mi elixir
y el amor nuestro juguete.
Aunque el insomnio me inquiete
nada rompe nuestros lazos,
luego de un millón de abrazos
se durmió mi diapasón,
con guitarras de pasión
encontré el sueño en tus brazos.
♥
Tus caderas de guitarra
me han regalado fortuna,
y en un cohete a la luna
esta noche alumbra farra.
Si allí en el cielo se amarra
la piel en encontronazos,
juntaremos nuestros vasos
al brindar por el amor
festejando con fervor
que encontré el sueño en tus brazos.
♥
© Rubén Sada - 26/08/2022. Pie forzado v.10 perteneciente a Paco Heliogabalo de España. Palabras de uso obligado: "guitarra" y "cohete" fueron impuestas por Miguel Angel Osorio Jaramillo de Colombia.

23 de agosto de 2022

"FOLK" y "LORE"

 


"FOLK" y "LORE"


"Folk" y "Lore" se casaron
y su vida hicieron juntos,
con musicales asuntos
letra y música incubaron.
"Folk" y "Lore" bailotearon
al compás de un payador
y luego vino el amor
con diez dedos y seis cuerdas,
tal vez tú no lo recuerdas
pero así nació “Folklor”.
© Rubén Sada. 23/08/2022.


20 de agosto de 2022

OTRA VEZ VOLVÍ A SOÑAR

 

OTRA VEZ VOLVÍ A SOÑAR

 

Volví a soñar otra vez
antes de la oscura noche,
y le fui poniendo el broche
a la locura después.
Sin problemas ni traspiés
fue mi refugio mi hogar,
el entorno familiar
me dio toda la ternura,
y en la noche más oscura
otra vez volví a soñar.
 
© Rubén Sada. 20/08/2022.

16 de agosto de 2022

VÓRTICE

 


VÓRTICE

 

Navego el inmenso mar
de tu vientre de mujer,
y mi barco, sin querer,
se hunde en profundo girar.
Es tu centro mi lugar
y en la órbita prosigo,
porque en ella encuentro abrigo
y allí late el corazón
una secreta atracción:
*El vórtice de tu ombligo.*
 
Fue la sábana un tifón
centrifugando el aliento,
y el rozar de un sentimiento
que provocó agitación.
Y girando en el ciclón
de la vorágine sigo,
para encontrarme contigo
dentro de ese punto exacto
en el cual oigo el impacto:
*El vórtice de tu ombligo.*
 
Me convertí en navegante
y conozco cada isla,
que en el mar tuyo me aísla
de cualquier mar circundante.
Del timón yo me hice amante
y en cada viaje bendigo
la quimera que persigo
mientras mi ser no esté muerto...
Que arribemos a buen puerto:
*El vórtice de tu ombligo.*

© Rubén Sada. 16/08/2022. Pie forzado  v.10 pertenece a Rubén Sada. 

Respuestas al poema:

 
—Reinaldo Figueroa González—
El vórtice del ombligo
del mar de tu poesía
tiene olas de alegría
para esta playa, mi amigo
yo no soy el que persigo
el canto de una ballena
pero cuando veo llena
la barca de un verso bueno
convierto en ola al sereno
y lo desmayo en la arena.
 
—Rubén Sada—
Exploré cada centímetro
de su fantástica tierra,
anclé en su lomo mi yerra
con precisión de milímetro.
Mil watts le marcó el voltímetro
al voltaje de dos potros,
cuando muy cerca nosotros
nos amamos ciegamente,
¡que siga hablando la gente!
¡No importa que digan otros!
 
—Reinaldo Figueroa González—
El vórtice del ombligo
pescando en el mar abierto
a veces es un buen puerto
y otras veces un castigo
Si le encuentras el postigo
que te lleva a la cintura
Aunque esté la noche oscura
y profundo el caracol
sacas del salitre el sol
brillante de la locura.
 
—Rubén Sada—
Clavé mi bandera y asta
en tierra que conquisté,
en suelo virgen sembré
y regué con agua casta.
Hoy mi producción es vasta
y he cumplido con mi rol,
el sueño del caracol
que todo industrioso copia:
ya tengo mi casa propia
y un amor de noche y sol.
 
—Reinaldo Figueroa González—
Ese fruto verdadero
hijo de una playa isleña,
es el fruto con que sueña
tener hoy cualquier pesquero.
Pero por el desespero
la ambición y el desamor,
aunque tengas el mejor
mástil que al cielo se eleva
cualquier sardina le lleva
la carnada al pescador.
 
—Rubén Sada—
Ocho lustros se coronan
con cinco estrellas brillantes,
y con dos negros diamantes
que la emoción me pregonan.
Dos manos que se fusionan
para andar la misma vía,
hace real la utopía
de un amor de eternidad,
que ha bendecido la edad
con magnífica poesía.
 
—Reinaldo Figueroa González—
Yo navego lo que quieras
con tu barco y milla a milla,
ondean de popa a quilla
juntas nuestras dos banderas.
No conozco las fronteras
para el país que te digo,
tú eres maestro y amigo,
hoy fue un gusto navegar,
y encontrarme sin buscar
el vórtice del ombligo.
 
—Rubén Sada—
En aventurero viaje
de este marino avezado,
mil veces estuve a nado
pero siempre con coraje.
Tuve y no tuve equipaje
pero te cuento, mi amigo,
que en el océano sigo
enfrentando al huracán,
siempre el mejor capitán
se prueba ante el enemigo.
 
—Reinaldo Figueroa González—
El sol se mete en el mar
la noche llega sombría...
 
—Rubén Sada—
Bajo esta policromía
vino a Quilmes el Palmar...
 
—Reinaldo Figueroa González—
Ya vamos a terminar
este sueño que persigo...
 
—Rubén Sada—
con otro marino amigo
al centro pusimos proa...
 
—Reinaldo Figueroa González—
Rubén Sada y Figueroa
al vórtice del ombligo.
 
© Rubén Sada y Reinaldo Figueroa.
16/08/2022.

 
 

13 de agosto de 2022

¿A QUÉ HUELE LA CIUDAD?

 



¿A QUÉ HUELE LA CIUDAD?
La ciudad huele a café
cuando por un bar camino,
huele a pizza, fainá y vino
y a chocolates Nestlé.
Huele a iglesias, huele a fe,
huele a lujo y vanidad,
aulas de universidad
y marchitas plazoletas,
ahora díganme, poetas:
¿a qué huele la ciudad?

La ciudad huele a parejas tomándose de la mano, huele a un smog cotidiano y a ventanales con rejas. Huele a cuentos, moralejas en una charla de bar, huele al mantel familiar con fideos en domingo, y un olor que no distingo pero me hace llorar. La ciudad huele a cemento y a colmenas sin amor, a mil balcones sin flor en almas de pavimento. La ciudad huele a lamento de una boquita pintada, huele a niñez vulnerada y a graffiti con doctrina y en el hueco de una esquina a dulce garrapiñada. La ciudad huele a la venta y a ambulantes vendedores, huele a incautos compradores de cosas que alguien inventa. Huele a volantes de imprenta que nadie acepta ni mira, huele a un muerto que respira revolviendo la basura, huele a fuentes de agua pura que por ser libre delira. La ciudad de guantes blancos huele a sirenas, alarmas, a forajidos con armas en las cajas de los bancos. Huele en varios de sus flancos al jacarandá y al tilo, a paloma y cocodrilo, a cucaracha y ratón, a pan duro y a mansión, huele a hachís y fentanilo. Huele a transporte atestado y a montañas de cartones, a falsas licitaciones con la firma del Estado. Huele a sitio vigilado por cámaras enjauladas, a calles siempre cortadas por el miedo y su negocio, la ciudad hoy huele a ocio y huele a puertas cerradas. © Rubén Sada - 13/08/2022.

12 de agosto de 2022

TU PARTIDA

 

* TU PARTIDA *


Hay un río que va al cielo
espejando la corriente,
corre una nube silente
detrás de un profundo anhelo.
Mientras agito el pañuelo
se hunde en el agua mi canto,
tu partida fue un espanto
desde que no estás, mamá,
y no es el río el que va,
*viaja el sauce con su llanto.*

© Rubén Sada. 12/08/2022. Pie forzado v. 10 pertenece a Vicente Baltazar Huaripata LLanos.

ESCALERAS DE AUTOESTIMA

 

ESCALERAS DE AUTOESTIMA

 

Desde el fondo del abismo
continúo viendo el cielo,
y me late un tonto anhelo:
poder subir por mí mismo.
La calma vencerá al sismo
y podré alcanzar la cima,
mi corazón ya se anima
y el primer paso es vivir,
hoy me propongo subir
*escaleras de autoestima.*
 
*© Rubén Sada. 12/08/2022.*

AL OLFATEAR SU BELLEZA (SINESTESIA)

 

* AL OLFATEAR SU BELLEZA *

(V. 10 es ejemplo del recurso de la retórica denominado "SINESTESIA")
—(Yo)—
La arvejilla es de un aroma
que me recuerda a mi infancia,
porque tiene la fragancia
y amor de mi cromosoma.
Con sus manos de paloma
mi madre con su pureza,
las sembró con sutileza
y las recuerdo extasiado,
me enamoré del pasado
al olfatear su belleza.
—(Tú)—
Leí en tu libro el currículo
con los versos de tu obra,
ninguna página sobra,
ningún renglón, ni un versículo.
Te leí en cada artículo
y admiro tu fortaleza,
he cumplido mi promesa:
de tus letras, ser devoto,
me enamoré de tu foto
al olfatear su belleza.
—(Él)—
Después de viajar un mes
a través del monstruo Atlántico,
tocó tierra con un cántico
sin temores ni mudez.
Él prometió en su vejez
repetir esa proeza,
y con valiente entereza
quiso volver al lugar,
él se encontró con el mar
al olfatear su belleza.
—(Nosotros)—
Aunque nos ponemos viejos
y el espejo lo recalca,
nuestra mocedad se calca
más allá de los espejos.
Se calca en nuestros festejos,
la experiencia, la destreza,
y una arruga en la corteza
no seca a un tronco de amor
y admiramos una flor
al olfatear su belleza.
—(Ustedes)—
Kamikazes, hoy ustedes
son los reyes de la décima,
y aunque alguna salga pésima
sepan esto, que: “Tú puedes”.
Los esperan en las redes
pues transmiten fortaleza,
¡planten rosas con presteza!
Y rieguen el sembradío.
Cumplirán el desafío
al olfatear su belleza.
—(Ellos)—
Ellos cada día escriben
y no es porque sea un vicio,
es gimnasia, es ejercicio,
gracias a esto sobreviven.
De la inspiración reciben
lucidez en su cabeza,
y mantienen la pureza
que a la décima custodia
repitiendo esta rapsodia
al olfatear su belleza.

© Rubén Sada. 12/08/2022. Pie forzado pertenece a Jaier Jae Fontalvomejia. Desarrollo en 6 décimas utilizando un enfoque distinto de acuerdo a las 6 personas verbales subtituladas.

Con tu visita yo vibro,/ Tu regalo apreciaré,/ Si me invitas un café/ yo te obsequiaré mi libro/.

Invitame un café en cafecito.app