'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

OTOÑO Y PRIMAVERA (Décimas de Alejandro Omer Rosales y Rubén Sada)



OTOÑO Y PRIMAVERA


(Alejandro Omer Rosales)
Me estuve regocijando
en las cuales demostraste
el arte de estar payando.
Es por eso que te mando
una inquietud que me acosa
la payadora ¿es tu esposa?
Pues surge de las payadas
palabras que son fundadas
por relación muy hermosa.

(Rubén Sada)
Doy gracias por tu lectura,
querido amigo Alejandro,
no es mi dulzor el de Sandro
ni canto con su estatura.
Pero si hablo de cultura
y el arte que aquí pregona,
me acompaña una bordona
y el dulzor de la poesía,
esta dulce mujer mía
que es mi esposa, Delia Arjona.

(Alejandro Omer Rosales)
Quien doy las gracias soy yo
por responder mi mensaje
que por éter hizo un viaje
que Rubén Sada oyó.
Veo qué bien te cayó
lo de mi rima cansina
que aquí no se termina,
veo no me equivoqué
cuando esposa mencioné
con mi intuición femenina.

(Rubén Sada)
Y hablando que no termina
la décima que trasunto,
te invito a este contrapunto
que a las neuronas refina.
Florece ya la Argentina
y yo algo saber quisiera:
si una flor muy bella viera
y a su olor tu olfato adhieres,
dímelo tú, ¿qué prefieres?
¿El otoño o primavera?


(Alejandro Omer Rosales)
Paso ahora a aceptar
la invitación formulada,
una especie de payada
que es un placer realizar.
Y te voy a contestar
que el otoño yo prefiero,
porque sino, aparcero,
no podría responder:
otoño me vio nacer
tres meses pasado enero.

(Rubén Sada)
Yo he nacido en primavera,
mas fue en un tiempo de otoño
que sembré amor y el retoño
lo regué y vi que creciera.
Por eso, si aquí eligiera
la estación que más me agrada,
concordaré en la mentada
de tu arte payadoril,
porque fue en un mes de abril
que he conocido a mi amada.

(Alejandro Omer Rosales)
Estas etéreas payadas,
la verdad, me está asombrando,
por detalles que vas dando
y las coincidencias dadas.
Pues conociste a tu amada
en abril, mes otoñal,
que el primer día, un caudal,
de amor me unió a mi esposa,
fue una jornada hermosa,
inolvidable y nupcial.

(Rubén Sada)
Inolvidable y nupcial
también lo fue para mí,
desde que la conocí
y la alcé a mi pedestal.
Un buen sincronismo astral
nos amalgama en amor,
y dime tú, payador,
cuéntame aquí tu secreto,
tus consejos los respeto
porque vienen de un “señor”.


(Alejandro Omer Rosales)
En tu mensaje, señor,
lo pusiste entre comillas.
Sentí que me hacen cosquillas
y resulta un gran honor.
Te comento que mi amor
sólo doce años tenía,
cuando en Rufino, un día,
don Cupido nos flechó,
y así nuestro amor nació
porque Dios lo bendecía.

(Rubén Sada)
Aunque tú y yo elegimos
del otoño la amistad,
la primavera en verdad
nos inspiró, y la estimo.
Porque tu apellido rimo
con rosas primaverales
y en humildes decimales,
te agradezco el ramillete
que en el dos mil diecisiete
florecieron tus “Rosales”.

(Alejandro Omer Rosales)
Además de payador
posees también otro don,
el que se llama intuición
de la que eres portador.
Porque has hablado de flor
y unas que son especiales,
estás muy bien de cabales,
pues dices, sensatamente,
que en mi casa, en San Clemente,
florecieron los rosales.

(Rubén Sada)
Ante un ínclito poeta
mi sombrero aquí se inclina,
tu estrella sanclementina
iluminará el planeta.
Santosvegana etiqueta
guía tus versos astrales
de helénicas ancestrales
con poético maremagno:
¡vos sos más grande que el Magno,
Alejandro Omer Rosales!


(Rubén Sada)
Versos y rosas de a dos
se juntaron en poesía...

(Alejandro Omer Rosales)
y llenaron de alegría
a quien escribe y a vos...

(Rubén Sada)
Aquí te dejo mi adiós,
mil gracias por la payada,

(Alejandro Omer Rosales)
nuestra amistad está sellada,
mostramos las credenciales...

(Rubén Sada)
cantó Alejandro Rosales,
lo acompañó Rubén Sada.


Muchas gracias, poeta Alejandro Omer Rosales, de San Clemente, por compartir estos maravillosos momentos de poesía.

 Autores: Alejandro Omer Rosales y Rubén Sada.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...