'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

EL CARTERO (14 de Septiembre - Día del cartero)


A la memoria de mi padre, don David Sada,
quien sirvió durante 40 años en el Correo Argentino,
hasta jubilarse en 1990.



EL CARTERO

Recorriendo el barrio entero
por las calles va el cartero.
Trae cartas de felicidad,
y otras de dolor y silencio.

Trae cheques por cobrar,
trae boletas de impuestos,
atiende con amabilidad,
es un servidor muy atento.

Lo corren hasta la esquina
deseando que haya un correo,
y le dan buenas propinas,
cuando es en buenas noticias experto.

Ni los Beatles de él se olvidan
cuando cantan "Please, mister postman"
reclamando una carta tan querida
del lejano novio, o de la novia.

Y como decía Luis Aguilé:
"Cartas de amor,
solo cartas de amor,
las demás si se pierden, mejor"

No tengas miedo cartero,
destruirte nunca podrán,
ni el correo electrónico moderno ,
ni la insensibilidad patronal.

Ellos solo te quitarán
algo de trabajo y sacrificio,
el e-mail no puede sonreir,
es irreemplazable tu oficio.

Tampoco desapareciste
con la invención del teléfono,
no te sientas ahora tan triste,
siendo un ente tan benévolo.

Me alegra oir de tu boca de cartero
cuando en mi casa gritas: "Corrreeeooo"
y mientras cartas de amor espero
me dices: "Su seguro servidor me siento."

Te agradezco tu cumplimiento.
Gracias por tu abnegado esmero,
vienes con frío, calor, lluvia o viento.
Muchas gracias, señor cartero.



★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★
26-08-2007
©Todos los derechos reservados por Rubén Sada.

★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★☆★



Este simpático dibujo hecho por mi novia (actualmente mi esposa) en 1981 tenía relacion con el envío de las cartas de amor que ella me escribía estando yo en la prisión de Magdalena. Arriba se puede ver el sello rojo ((R)) que ponían en la "Requisa" del Penal, ya que todas las cartas privadas que recibíamos eran leídas por personal militar para detectar algún posible foco terrorista.(Ver TERRORISTA DE AMOR)

Al dorso se hallan escritas las hermosas palabras de amor que ella me enviaba por carta, y recuerdo lo alegre que me ponía recibir el correo dentro de la Prisión. Esta fue escrita a solo dos días de cumplir yo los 21 años de edad, y dichas cartas de amor las conservo hasta el día de hoy.
Las demás si se pierden mejor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...