'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

EL SILENCIO DE LA PAMPA


EL SILENCIO DE LA PAMPA


"Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. 

Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad. "

(Marco Aurelio - Meditaciones).

Cuando me visita el rapto
arrobándome en poesía,
es un fuego mi osadía,
tizna en papel lo que capto.
Es que todavía estoy apto
y no he caído en la trampa
de ser cómplice ante el hampa
con cobardía y mutismo,
y asciendo del negro abismo
del silencio, amada pampa.

Pampa, otrora tierra sacra
que hoy pierdes soberanía
porque bien pago está usía, ([1])
“untado” ([2]) por una lacra.
Cada cual cuida su chacra
y es un pecado el bochinche,
matarán a quien relinche
o a quien grite la denuncia,
mientras la historia pronuncia
la maldición de Malinche. ([3])

¡Qué castigo has de llevar,
llanura nuestra, magnífica,
que aun siendo harto prolífica
ante el hambre has de callar!
¡Qué escarmiento es silenciar
tanto robo y menosprecio,
tanta injusticia y desprecio
hacia tu heredad sagrada,
que ha sido vituperada
por el codicioso y necio!

Por dos pesos te han vendido
mancillando la bandera,
la avaricia es lo que impera,
¡la corrupción ha vencido!
Hasta el juez está incluido
con dictamen que desmedra,
corriendo mojón y piedra,
y la ley, alambre y poste
ríndense ante el capitoste ([4])
que atemoriza y arredra. 

¡Me tildaron de oligarca
esos que han prostituido
tus tierras con el aullido
miserable de la parca!
Seré todo, menos garca ([5])
como lo es la elite enferma
de codicia que no merma
y ojalá que el latrocinio ([6])
tenga “extinción de dominio” ([7])
nutriendo tu tierra yerma.

¡Cómo duele tanto engaño!
¡Cuánto lastima este ultraje!
Han diezmado sin ambages
doce y más prósperos años.
Sus robos de gran tamaño
saqueándote de a millones,
criaron viles ricachones
y si “la corrupción mata”,
son “homicidas por plata”
votados en elecciones.

Hoy de luto, pampa, estás,
en un sepulcral sigilo,
y en mi creencia vacilo
que de ese luto saldrás.
Con gloria nos cantarás,
con alimento y consuelo,
porque ellos, a nivel suelo,
con desparpajo que aterra,
habrán comprado tu tierra
pero no pueden el cielo.

Quisiera que finalice
este silencio canalla,
que por la plata se calla,
miente, engaña y se desdice.
Que la verdad garantice
al fiscal y juez que imputa,
recuperación absoluta,
penando a la corrupción…
¡Lo hurtado a nuestra nación
es un silencio que enluta!

Rubén Sada.



[1]) Usía. Síncopa de “vuestra señoría”, referido a la forma de dirigirse a un juez.
[2]) Untar. (coloquial) Comprar a una persona con regalos o dinero. Sobornar.
[3]) Maldición de Malinche. Expresa la renuncia secular de los pueblos latinoamericanos por la herencia propia y la aceptación a ojos cerrados de todo aquello que venga de afuera. Actualmente se refiere a la entrega de lo propio a los extranjeros y a la incapacidad de valorar lo nacional.
[4]) Capitoste. Persona con mucha influencia, poder y mando (nombre usado como despectivo).
[5]) Garca. adj. Arg. Dícese de la persona sin escrúpulos a la hora de engañar, estafar o chantajear.
[6]) Latrocinio. Hurto o fraude, especialmente el que se comete contra bienes públicos.
[7]) La “Ley de extinción de dominio” e imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, que está en discusión en el Congreso Nacional, apunta a recuperar para el Estado las propiedades de las personas o empresas que las compraron con dinero ilícito o producto de actos de corrupción y peculado. 



POEMAS RELACIONADOS:


¡VUELVAN, HERMANAS PERDIDAS!

LA ENDECHA DEL ÁRBOL MOCHO (29 de agosto, Día del árbol)


LA ENDECHA DEL ÁRBOL MOCHO

(29 de agosto, Día del árbol) 

Cuánto sufre el árbol mocho
luego que alguien lo amputó,
y recuerda en una endecha
su vida antes del horror.
Cuántos pájaros su copa
en vaivenes hamacó,
cuántos nidos, su follaje,
de tormentas cobijó.

Cuánto sufrió el árbol mocho,
cuando una sierra azotó
su cuerpo, preciada carne,
con saña y mutilación.
Cuántas flores en sus brazos
dieron fragancia y color,
cuántos frutos han trocado
belleza en un gris tocón.

Tocón que señala al cielo
como un dedo acusador,
indicando desde dónde
vengará la inundación,
advirtiendo el negro hartazgo
de los cielos y de Dios,
por talar bosques enteros
con una codicia atroz.

Qué triste está el árbol mocho,
que ya no embellece al sol,
y era la sombra un escudo
de su fuego abrasador.
La sapiencia de un abuelo
que hace añares lo plantó,
quedó trunca por el hacha
filosa de un gladiador.

Pero verde es su esperanza,
brotará con gran verdor,
pues la fuerza de la vida
es grande como el amor.
O tal vez vuelva en guitarra,
y convertido en canción,
su endecha de triste tronco
alegre algún corazón.

©Rubén Sada – 29 de agosto de 2016

Otros trabajos del autor sobre el tema ÁRBOL Y FORESTACIÓN:

LLAMAMIENTO INTERNACIONAL A PLANTAR UN ÁRBOL

MANCHA EN EL PULMÓN 

SOY EL FRUTO DE TU FLOR (Décimas honrando a la madre)

SOY EL FRUTO DE TU FLOR 

(Décimas honrando a la madre)


En mi verso se aglutina
mi más sensible homenaje,
para ti, madre coraje,
fuerte, bella y cristalina.
Madre tierna, flor divina,
en diestro hogar, la mejor,
aquí te brindo mi amor
sin disfraz falso ni máscara,
pues debajo de mi cáscara
soy el fruto de tu flor.

Recibe, madre, mi afecto
que desde mi esencia brota,
con la más sincera nota
de mi canto predilecto.
Perdóname algún defecto,
te lo pido, por favor,
que este fruto y su dulzor
te haga en el alma cosquillas,
porque tengo en mí semillas
de tu fructífera flor.

Para ti, madre columna
de un templo en el que soy prole,
ejemplo que es una mole,
del que mi senda es alumna.
Mi camino se encolumna
en tu sembrar mostrador,
y quiero ser sembrador
imitando así tu aporte,
porque me has marcado el norte:
¡Soy semilla de tu flor!

Que este homenaje circule
por tus genes subcutáneos,
mi respeto es espontáneo
y hace que yo lo formule.
Tal vez, madre, te titule
con todo mi gran fervor:
“Alborada de mi albor”,
“Creadora de mi legajo”,
pues soy de tu planta un gajo:
“¡Yo soy fruto de tu flor!”

Rubén Sada. Homenaje a mi madre, a 39 años de su partida.
22 de octubre de 2016

CONFECCIÓN DE PRIMAVERA


CONFECCIÓN DE PRIMAVERA


Fuiste la bella alborada
de una aurora tempranera,
cuando naciste, heredera
del sol del amanecer,
un pimpollo de mujer,
confección de primavera.

Para haber confeccionado
a una mujer como vos,
seguro precisó Dios
bellezas del universo,
materiales muy diversos
cohesionados con amor.

Tomó el brillo de la luna
para ponerlo en tus ojos,
coloreó tus labios rojos
con plumas de un cardenal,
y un blanco peñón glacial
pintó a tus dientes su antojo.

En el bronce de tu tierra
sembró tu piel con espigas,
dio una tibieza que abriga
a semillas bien fructíferas,
y dio trinos de plumíferas
tu voz, en brisas amigas.

El fuego de tu pasión
te otorgó del sol sus lumbres,
tomó del monte sus cumbres
para erguirlas en tus pechos,
y engordó tu vientre estrecho
hasta criar a muchedumbres.

Así, mujer, te creó Dios,
sos su mejor performance,
obra cúlmine de alcance
universal, sin frontera,
confección de primavera,
florescencia de un romance.

Rubén Sada - 21-09-2016 - FELIZ PRIMAVERA

LUCHA MACABRA



LUCHA MACABRA 


La misma tapia cercaba 
los cementerios rivales, 
y un mismo azadón cavaba 
aquel suelo que tragaba 
ateos y clericales.

Otra tapia recia y fuerte, 
ambos campos dividía... 
¡Libertad y tiranía, 
ni en presencia de la muerte 
cejaban en su porfía! 

La iglesia, en el paredón 
de su fúnebre mansión, 
puso la cruz nazarena, 
mientras el otro frontón 
mostraba un reloj de arena. 

Y en la augusta soledad 
de los que en la eternidad 
yacían en hondo sueño, 
reñía la Humanidad 
su psicológico empeño. 

Sobre losas sepulcrales 
y entre galas funerales, 
la tradición y la duda, 
-fieros y eternos rivales,- 
proseguían su lid ruda. 

En el católico osario 
los nichos, en largas filas 
fingían al visionario 
quietos ojos sin pupilas 
mirando al campo contrarío. 

Así, buscando motivos, 
hasta en los despojos yertos, 
siempre fieros, siempre esquivos, 
se amenazaban los vivos 
sobre el polvo de los muertos. 

En aquel combate vano, 
con escrúpulo servil, 
cuidaba el rencor humano 
el cementerio cristiano 
y el cementerio civil. 

Mas en su torpe ceguera, 
los combatientes no ven 
que, mientras en lucha fiera 
sucumben por su quimera 
y por su mutuo desdén, 

subiendo de opuesto lado, 
sobre ese muro elevado 
que divide a los rivales, 
con amor se han abrazado 
las ramas de dos rosales. 

Y que sus entrañas puras 
a todos abre la tierra, 
y desde azules alturas 
el sol alumbra su guerra 
y besa su sepultura. 

Venancio Serrano Clavero
Poeta, escritor y periodista valenciano.
(España, 1870-1926)

UN CUENTO DE LA EDAD MEDIA

Castillo del Bellver, donde estuvo preso el escritor Baltasar Melchor Gaspar María de Jovellanos


UN CUENTO DE LA EDAD MEDIA

  —“¡Prendedlo !” ˗Ordenó imperativamente el caballero medieval a sus lanceros, fornidos guerreros, que lo tenían rodeado.
El poeta no tuvo temor cuando lo arrestaron, arrojándolo luego a un calabozo donde pasaría muchos años preso.
Allí dentro se le pasaría la vida, con la única tarea de “escribir sus pensamientos”. 
Su cuerpo estaría preso, pero sus ideas volarían en libertad afuera de los barrotes y se transformarían en unas cerillas que propagarían su fuego en el bosque.
Aunque escritas en cautiverio, sus ideas “prendieron”.
Un fósforo puede estar preso en una caja, pero cuando el mismo es prendido, puede iluminar…
… O causar un incendio.
Nunca había sido tan equivocadamente cierto el mandato del caballero medieval a sus soldados: “¡Prendedlo!” Pues fueron esas ideas la luz brillante que propagó en otros el fulgor que puso fin a la “edad del oscurantismo”.
Sus letras causaron un incendio.
Al “prenderlo”, “encendieron” una antorcha.

©Autor: Rubén Sada.


DISFRAZ DE PALOMA

DISFRAZ DE PALOMA

Vestidos de palomas, tus halcones
han rapiñado la esperanza cierta,
embargando ilusiones que hoy son muertas
nos defraudaste en miles de millones.

Peste fue tu corrupción, aunque encubierta,
y derramaba sangre a borbotones,
tus socios jueces besan a bribones
con lenguas mentirosas muy expertas.

¿Por qué estúpida causa enriqueciste?
¡Si no tendrán bolsillos tus mortajas!
¿Por qué robaste y lo guardaste en cajas?

¿Por qué en negocios turbios te envolviste?
¡Sol de una nueva república se asoma
y hoy se ve bien tu disfraz de paloma!

Rubén Sada - 20-08-2016


Y MI NIÑO LLORÓ (de Néstor Loza)


Y MI NIÑO LLORÓ 

(Al niño interior de cualquier adulto)

Las lágrimas que lloró mi niño
riegan nutrientes en las raíces
del hombre, fecundo cariño,
emblemando la vida con matices.

Es la esencia que sublima
gestando amor de la terneza
quedando para siempre plasmada
la fusión de ambos con certeza.

Es la transfusión incorporada
que brinda al hombre con grandeza
riquezas de vida generada,
a través del niño: la pureza.

Espero recibas el legado
y proyectes luces de tu cabeza,
y recuerda, estoy incorporado
para hacerte cumplir la promesa.

¡Oh, niño! Dame tu sonrisa pura.
Ya no soporto esta impiedad,
temo hundirme en la locura
rodeado de tanta perversidad.

Sólo en el mundo de los niños
existe lo hermoso: su bondad.
El hombre perdió el equilibrio
también va perdiendo su verdad.

Y mi niño lloró su gran dolor,
no cree en todo lo que sucede.
Nació en un mundo de amor
y no podrá vivir con ustedes.

No olvides este cometido,
es la misión a cumplir del niño.
Yo te regué y hemos crecido
succionándome todo el cariño.

Si al nacer hubiera percibido
que este mundo ya no servía,
seguro que, de haber podido,
en otro planeta yo estaría.

Autor: Néstor Loza 
(Quilmes, Bs.As. Argentina)

EL HUEVO DE LA SIERPE


EL HUEVO DE LA SIERPE

“Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir”, extraído de “Los Hijos de los Días”. (Eduardo Galeano, escritor uruguayo). La frase fue utilizada por los jóvenes indignados españoles en las protestas que ocuparon plazas y calles de varias ciudades en el año 2011.

La sierpe incuba, el nido que zozobra,
disfraz de "paz" tiene el control de masas,
mientras no pueden achicar las tasas
de honda miseria en el que nace y sobra.

Duerme silente el huevo de la cobra,
y el iracundo desove, que se aplaza,
sangre y dinero forman la argamasa
incompatible de esta vil maniobra.

El germen mustio de este gran reptil,
sobrevivió el embate de centurias,
gestando con violencia, rabia y furia,

sus réplicas genéticas de a mil.
Su avara matriz gris, obscena de herpe,
está incubando el huevo de la sierpe. 

©Rubén Sada. 16-08-2016



LA ANTESALA DEL ADIÓS


LA ANTESALA DEL ADIÓS


Cuando el achaque se instala
en el viaje de regreso,
dolorido sufre el hueso
que a la tierra se regala.
Pero existe una antesala
antes de esa despedida,
vocación comprometida
con la ciencia y con Dios,
la antesala del adiós
le prolongará la vida.

Viene bien darse una vuelta
por esta blanca antesala,
hacer una corta escala…
y la molestia: ¡resuelta!
La salud quedará esbelta,
si algún tornillo se afloja,
y una humana paradoja
se arreglará en la camilla:
o le indican la amarilla,
o sacan tarjeta roja.

La antesala del adiós
nuestro respeto merece
y a todo aquel que padece
le dan curación veloz.
Jura el médico ante Dios
un juramento hipocrático,
de no comportarse apático
cuando peligra la vida,
mitigar dolor y herida
y casos más problemáticos.

Un positivo reporte
en sitios de ambiente tibio,
donde encontrar el alivio
y poder mirar al norte.
Si uno no halla el pasaporte
al sombrío más allá,
mimado amanecerá
entre enfermeras amables,
con mangueras y unos cables
que lo traerán más acá.

Y si el adiós no es pa’ uno
y la osamenta repunta,
una receta le apunta:
“respete dieta y ayuno”.
Y el galeno, que oportuno,
su indicación clara enmarca,
lo manda pa’ su comarca
y usted se pone feliz,
volverá a casa en remís,
si aún no lo halló la parca.

© Rubén Sada, 10/08/2016

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...