'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

DIGNIDAD PARA VENEZUELA

DIGNIDAD PARA VENEZUELA

 “El payador (verseador o poeta) no dice lo que el pueblo quiere oír, sino lo que el pueblo quiere decir”. (Yeray Rodríguez, poeta de Islas Canarias). “El poeta es el vocero del pueblo”.


En el ínfimo decir
de esta poética tos,
la palabra es una coz
que sacudirá el sentir.
Mi verso es el elixir
cuando el alma se me hiela,
la poesía me consuela
ante la inhumanidad
¡y ruego que en dignidad
viva el pueblo en Venezuela!

Mi reclamo aquí descolla
por la víctima inocente,
con la necesidad urgente
de poner algo en la olla.
Por eso esta queja boya
ante la miseria diaria
y elevo a Dios mi plegaria
para que el hambre decline
y este tiempo no termine
en crisis humanitaria.

Disposiciones bellacas
de un dictador inmaduro,
manchan de sangre el oscuro
presente del gran Caracas.
La paz y justicia opacas
avivando las peleas,
escuadrones de tareas
que disparan plomo y salva,
matarán gente a mansalva
pero no así las ideas.

Ideas de libertad
que enunció Simón Bolívar,
y que hoy son amargo almíbar
tragado sin dignidad.
Personas de toda edad,
un pueblo que paz anhela
espoleado por la espuela
de una dignidad quimérica,
las venas de Sudamérica
sangran hoy en Venezuela.

Delirios de tiranía
que no renuncia al poder,
y producen un dossier
de lucha y de rebeldía.
Una cruel dicotomía
crea dos calles opuestas,
dos aceras manifiestas
con más penurias que Job,
muchas bombas molotov,
fuego, odio y mil protestas.

Venezuela, pueblo digno,
pueblo pacífico y manso,
hoy no encuentras tu remanso
por un destino maligno.
Ruego un futuro benigno
con la paz como tutela,
esta poesía cincela
el mensaje que yo apronto:
“¡Por favor, que vuelva pronto
la dignidad a Venezuela!”

Rubén Sada 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...