21 de abril de 2024

EN OCÉANOS DE LLANTO


 

EN OCÉANOS DE LLANTO

 

Tantas noches vi llover
en mis tontos lagrimales,
queriendo que me regales
tu perfume de mujer.
Hoy me fundo en el ayer
y me desahogo en canto,
porque necesito el manto
de tu tibio corazón,
mientras sujeto el timón
en océanos de llanto.

© Rubén Sada. 21/04/2024.

19 de abril de 2024

LA MEDIDA DE UN SUSPIRO ES CREAR EN OCTOSÍLABOS

 

LA MEDIDA DE UN SUSPIRO
ES CREAR EN OCTOSÍLABOS


“La medida de un suspiro”,

según dice más de un bocho,
es saber medir en ocho
cada verso del papiro.
La “PRECISIÓN” de este tiro
de castellana doctrina,
fue herencia grecolatina
y en los ancestros más sabios
germinó ayer de sus labios
la poesía genuina.

Cada verso que se hermana
me hace volar contento,
porque aflora el sentimiento
que late cada mañana.
Germina idea arte-sana
que va desde el alma al diente,
y entre poetas un puente
se construye en diez pilares
que armonizan sus cantares
octosilábicamente.

Pío, pío, pío, pío,
guau guau guau, guau guau guau guau,
miau miau miau, miau miau miau miau,
mis mascotas tienen frío.
Baja a la granja el rocío
y una niebla delincuente,
se me congela hasta el lente,
bee, bee, bee, bala la oveja
porque la esquilé y se queja
octosilábicamente.

Do Re Mi Fa Sol La Si Do,
Do Re Mi Fa Sol La Si,
no es música baladí
y suena bien al oído.
Todo el ritmo del sonido
me solfea de repente,
y va cantando mi mente
“papa papa papa papa”,
y a cada verso se atrapa
octosilábicamente.

Ja ja ja, ja ja ja ja,
de los chistes de mi tío
a carcajadas me río
y se ríe mi mamá.
Yo escucho desde el sofá
mucha risa en el ambiente,
pues causan gracia a la gente
la manera en que los cuenta,
la familia está contenta
octosilábicamente.

Si es que no puedes medir
versos de española escuela,
cuéntalos bien, con cautela
y recuérdalo al oír:
Si con “GRAVE” es tu decir
y la lengua se te empapa,
el verdulero te atrapa
con bolsas de poesía,
pide en la verdulería:
“PAPA, PAPA, PAPA, PAPA”.

Pero si el verso es agudo
tendrá en la receta harina,
la del trigo que germina
desde el germen más menudo.
En un campo macanudo
las espigas crecerán
acuérdate del refrán
que va a medir en tu ayuda,
ante la palabra “AGUDA”:
“PAPA, PAPA, PAPA, PAN”.

Si la última del verso
llegara a ser una 
ESDRÚJULA,
te orientará con su brújula
el verdulero converso.
El problema no es adverso
ni ocasiona la agonía,
pues la ‘jitanjafería’
enunció en la vieja ‘Acrópolis’:
“PAPA, PAPA, PAPA, BRÓCOLIS”
y midió la poesía.

Es la “MEDIDA PERFECTA”
para poder respirar,
necesaria al declamar
con la inhalación correcta.
La construcción arquitecta
tiene metro de zafiro,
y el verso español que admiro
no es de arrítmica afición,
sus ocho sílabas son
“la medida de un suspiro”.

*© Rubén Sada. 19/04/2024.*

17 de abril de 2024

UNA FLOR EN EL BUZÓN

 


UNA FLOR EN EL BUZÓN

 

Sin escribir nada bueno
pasé tantos, tantos días,
hoy encendí las bujías
y el cielo me dio su trueno.
Mi teclado anda a pleno
y parece un diapasón,
paso el plumero al arcón
garabateando el pasado,
hoy la musa me ha dejado
una flor en el buzón.
 🌼 
Desde tiempos infinitos
y aunque son torpes y lerdos,
me visitan los recuerdos
que piden quedar escritos.
Son de júbilos bonitos
que anclé en este corazón,
los recita mi mentón
con un término inspirado,
hoy la musa me ha dejado
una flor en el buzón.
 🌼  
Remembranzas de clavel
y caminatas de noche,
con abundancia y derroche
del cariño de un doncel…
Descienden de mi anaquel
a mis manos de ilusión,
y en un ramo de pasión
sostengo un lirio rosado,
hoy la musa me ha dejado
una flor en el buzón.
 🌼  
La memoria es una hamaca
de pasajero vaivén,
veloz a veces, el tren
y otras se enoja y empaca.
Pero estoy en la butaca
y escribo el primer renglón,
¡oh! ¡Bendita inspiración,
llegó tu sobre dorado!
Hoy la musa me ha dejado
una flor en el buzón.
 🌼  
© Rubén Sada. 17/4/2024.
 

16 de abril de 2024

LICUADO DE FRUTAS

 

LICUADO DE FRUTAS

 

De los árboles frutales
de la vera de las rutas,
haré un licuado de frutas
con miras medicinales.
No necesito hospitales
ni difícil tratamiento,
si bebo el medicamento
frutal del árbol doctor,
de saludable sabor,
natural ciento por ciento.
 
La receta es muy sencilla
y preste atención, señora:
Cómprese una licuadora,
¡qué artefacto maravilla!
Tenga a mano en su vajilla
un cuchillo de cortar:
Un durazno va a pelar
y le quita su carozo,
córtelo en pequeño trozo
y va al vaso de licuar.
 
En pedazos una pera
dará al batido dulzura,
vuelque un vaso de agua pura
más la fruta que prefiera.
Eche una banana entera
y frutilla en pedacitos,
jengibre en trozos chiquitos,
pizca de cúrcuma a gusto,
es el componente justo
de ingredientes exquisitos.
 
Después, jugo de un limón
tendrá efecto positivo,
le dará riel curativo
y al hígado, protección.
Completará la ración
para la “C” Vitamina,
la naranja o mandarina
sin semilla y bien pelada,
grande, dulce, anaranjada,
del jardín de Evangelina.
 
Ya se licua el contenido
que se degusta sin culpa:
Batir agua, jugo y pulpa
es un deleite al oído.
El brebaje producido
por los frutos de la flor,
tiene el más rico sabor
y a la salud da armonía,
un licuado cada día
ahuyentará del doctor.
 
Sirve para adelgazar
y da reloj al abdomen,
¡ya verán cuando lo tomen
cada día este manjar!
Gracias dará el paladar
y un organismo sin males,
son pócimas ancestrales
cosechadas en mil predios,
y están entre los remedios
de los árboles frutales.
 
© Rubén Sada. 16/4/2024.
 
Mi receta de LICUADO DE FRUTAS EXQUISITO para dos personas:
 
Un durazno.
Una pera.
Una banana.
Un limón exprimido.
Una naranja o mandarina.
Un kiwi o tres frutillas (opcional).
Un vaso de agua pura (fría).
Un trocito de jengibre.
Una pizca de cúrcuma.
 
Licuar todo durante al menos dos minutos.
Tomar un vaso por día durante un mes.
 

15 de abril de 2024

EN LA LUNA DE UN PAPEL

 

EN LA LUNA DE UN PAPEL

 

En la luna de un papel
de blanca pureza calva,
esbocé trazos de alba
y proyecté mi vergel.
El tiempo de carrousel
dio diez mil vueltas de noria
y hoy puedo contar mi historia
desde el ya hasta la cuna,
todo está escrito en la luna:
mi fracaso y mi victoria.
 
En ese plato redondo
cada día desayuno
con un poema que acuno
desde el sentimiento hondo.
Mi cielo no tiene fondo
y escabel por escabel,
cada día, mi pincel
deja todo registrado,
y allí quedará anotado:
en la luna de un papel.
 
Con esa ostia sagrada
que me da luz desde arriba,
la penumbra se derriba
y triunfa la alborada.
Una Diana enamorada
de mis ojos de doncel,
me toca su cascabel
y me hace saltar feliz,
el amor se hace matiz
en la luna de un papel.
 
Desde el talón a la nuca
vivo meditando en ella,
porque es la más dulce estrella:
un satélite de azuca.
Su eternidad no caduca
ni su dulzura de miel,
ella se ganó el laurel
y sus láureas sinfonías
me cantan todos los días
en la luna de un papel.
 
¡Cuánto admiro su estructura,
su argenta circunferencia!
Octosílaba es su esencia
y en diez versos la aventura.
La chispa remonta altura
con las alas de Espinel,
el cielo bajó al mantel
y en esta hoja, mi vida
registrará su partida
a la luna de papel.
 
© Rubén Sada. 15/4/2024.
 
 

11 de abril de 2024

UNA CASA PARA DOS

 



UNA CASA PARA DOS

 

Desde el desván una foto
del día de nuestra boda,
canta al amor una oda
que al compromiso hizo voto.
Cuando la recuerdo, floto
igual que el día precoz
que soñaba que tu voz
me daría pronto el “sí”,
soñé, amor, con frenesí,
una casa para dos.
 
Cuarenta y dos primaveras
brotaron nuestros ligustros,
ya fueron más de ocho lustros
subiendo mil escaleras.
Nuestras manos muy sinceras
se abrazaron ante Dios,
bajo una lluvia de arroz
prometiendo florecer,
y soñando con tener
una casa para dos.
 
¿Qué más puedo agradecer
si hoy el sueño hemos cumplido?
Bajo un techo bendecido
nace un nuevo amanecer.
Desde el eco del ayer
vino nuestro esfuerzo en pos
y el tiempo a paso veloz
nos trajo a la gran carrera,
y nos dio en esta pradera
una casa para dos.
 
© Rubén Sada. 11/4/2024.

10 de abril de 2024

DÉCIMAS PARA EL BOSQUE (de Carmen Caballero y Rubén Sada)

 

DÉCIMAS PARA EL BOSQUE

 

—Carmen Azparren Caballero 1—
Se oye el canto del sinsonte
entre los ramajes altos,
en las cumbres se unen saltos
del agua en el horizonte.
La luna raya aquel monte
con la luz multicolor,
y en un cerco hay una flor,
que duerme un sueño profundo,
conociendo que es oriundo
del bosque del buen amor.
 
—Rubén Sada 1—
Un bosque el aire fabrica
y nos regala el oxígeno,
también nos sirven de antígeno
sus remedios de botica.
La polución purifica
y hasta al oído recrea
cuando al alba hay asamblea
de plumas chirriando, lacias,
al bosque le doy las gracias…
¡Del mundo es la panacea!
 
—Carmen Azparren Caballero 2—
Cuando estrellas aparecen
en las aguas de los bosques,
los poetas guardabosques
cantos de luna parecen.
Las musas de amor se crecen
bailando entre las montañas,
y vierten las musarañas
el velo de su hermandad.
¡Qué profunda es la unidad
de todas estas hazañas!
 
—Rubén Sada 2—
Un bosque tiene el color
de la fe y de la esperanza,
cuando la acacia le danza
con los vientos del verdor.
Posee el inmenso honor
de ser hogar de mil nidos,
sinfonía de sonidos
hacen eco en su vergel,
cuando estoy dentro de él
se aceleran mis latidos.
 
—Carmen Azparren Caballero 3—
Los latidos que en el pecho
quieren bordar armonía,
nos cantan la melodía
del cuento del triste helecho.
Lo arrancaron de su lecho
donde su madre cantaba
y llorando recitaba
los versos recién nacidos
que morían divididos
mientras padre trabajaba.
—Rubén Sada 3—
Un bosque es más que la casa
de mil pájaros y osos,
por sus troncos bien frondosos
mucha más ánima pasa.
Por eso, cuando la brasa
de un vil, destruye el pulmón,
se quedan sin protección
la floresta y las especies…
¡Al bosque no lo desprecies
hombre vil, sin corazón!
 
—Carmen Azparren Caballero 4—
El incendio se avecina,
se adormecen los sentidos,
los hombres viven perdidos
cuando el horror les domina.
Una cerilla se inclina
rogando por compasión
que no prenda en la intención
su cabeza amarillenta,
huele a leña y a polenta…
¡Se rompe mi corazón!
 
—Rubén Sada 4—
Un bosque que tiene vida,
por tenerla se distingue,
y si su vida se extingue
la tierra estará vencida.
La espesura bendecida
en las raíces se instala,
y no habrá sierra ni pala
que lo pueda detener,
ni fuego al amanecer
que le haga arder el ala.
 
—Carmen Azparren Caballero 5—
Amanece entre la espera
y el ruego de una oración,
hay tristeza y decepción
en el sentir de la esfera.
En el manto cuya estera
era hierba y fantasía,
hoy hay humo en ordalía
por la mano de un cobarde,
que pensó que lo que arde
era matar su valía.
 
—Rubén Sada 5—
De madera es el santuario
donde honro a la existencia,
porque de bosque es mi esencia
y mi cuerpo su escenario.
Mi sangre es savia de herbario
y mis brazos son dos ramas,
mi epitelio tiene tramas
de hojas de esperanza y selva
no pretendas que yo absuelva
a los que encienden las llamas.
—Carmen Azparren Caballero 6—
El bosque pide silencio,
los pájaros ya se han ido,
hay un rumor desprendido
en el aire que presencio.
El aura yo reverencio,
de los árboles que un día,
vibraban con la alegría
de la faz resplandeciente
del campo y de la corriente,
del agua y su algarabía.
 
—Rubén Sada 6—
La espesura es fiel custodio
contra el mal de la erosión,
el boscaje es un embrión
que a la vida lanza al podio.
Por eso, cuando con odio
alguien enciende la hoguera,
destruye su primavera
y hasta incendia al alelí,
mi pico de colibrí
es al bosque una manguera.
 
—Carmen Azparren Caballero 7—
Yo le pido al universo
que la ansiedad se termine,
que nuestro ser no se incline
por el dolor del perverso.
Portadora de mi verso,
el hada de la memoria,
refrescará nuestra historia
con aventuras celestes.
y jamás serán agrestes
las manos de tanta escoria.
 
—Rubén Sada 7—
Un bosque es la gran fortuna
de riquezas naturales,
a la noche hay animales
vestidos de plata y luna.
Cada rama es una cuna
en que hay preciosos chirridos,
bajo árboles tupidos
donde se hamacan los monos,
y detiene el tiempo cronos
si mueren de pie, caídos.
 
—Carmen Azparren Caballero 8—
Renace el bosque, Rubén,
vuelven a cantar los grillos,
y en el campo los chiquillos
cantan buscando su bien.
Ya se despierta el Edén
y envía a la lluvia mansa
que artesana se remansa
buscando al río fluyente,
arteria que permanente
mana con fe y no descansa.
 
 
—Rubén Sada 8—
Un bosque es la vestimenta
del planeta, un casimir,
una prenda de vestir
que de agua está sedienta.
Se mantiene y se alimenta
con la bendición del cielo,
y en cada árbol abuelo
hay semillas de futuro,
un bosque es el ser más puro
que está vivo sobre el suelo.
 
—Carmen Azparren Caballero 9—
El hombre debe entender
que no hay nobleza más pura,
que la paz que le asegura
un bosque y su acontecer.
Nada puede suceder
que lo turbe o lo extorsione,
si en su cabeza dispone
buen juicio y honestidad,
la aurora de la unidad
a su frente la compone.
 
—Rubén Sada—
A dos voces va el saludo
a nuestro bosque encantado…
 
—Carmen Azparren Caballero—
El sol mira enamorado
y al cielo glorioso acudo
 
—Rubén Sada—
Lo salvamos, no lo dudo,
del incendio y del hachero...
 
—Carmen Azparren Caballero—
Y como buen heredero
del verbo en esta jornada
 
—Rubén Sada—
Ha cantado Rubén Sada
junto a Carmen Caballero.
 
_______________
© 10/4/2024. Diálogo de Carmen Azparren Caballero y Rubén Sada, por WhatsApp.

DESDE EL ECO DE LOS TIEMPOS

 

DESDE EL ECO DE LOS TIEMPOS

 

Desde el eco de los tiempos
me arrullaste, poesía,
tu fuego en Alejandría
nunca jamás se apagó.
Y hoy escuchas mis lamentos
y te posas en mis manos,
tejida por artesanos *
me arropas el corazón.
 
Desde el eco de los tiempos
te acuné con alegría
y me serviste de guía
con melodía y canción.
Tus susurros en el viento
se grabaron en mi alma
y hoy te acaricia mi palma
y te canta con amor.
 
Desde el eco de los tiempos
tú te grabaste en mi alma
y hoy te acaricia mi palma
y te canta el corazón.
 
© Rubén Sada. 10/4/2024.
Música: Summer Somewhere In Cuba
Cumbia Deli (Youtube Audio Library)

NOTA: 
*
“Quien escribe, teje. "Texto" proviene del latín, “textum” que significa tejido. Con hilos de palabras vamos diciendo, con hilos de tiempo vamos viviendo. Los textos son como nosotros: tejidos que andan." (Eduardo Galeano).
 


9 de abril de 2024

POIESIS

 

POIESIS

 

¡Es un creador el poeta!
¿Crear mundos? ¡Su afición
y lo expongo aquí en mi tesis!
“Poesía” es la “poiesis”
que es en griego “creación”.
Sus materias primas son:
De palabras buen caudal,
gen de miel, ojos de sal,
sentimiento a flor de piel,
metáforas sobre el papel
y música de zorzal.
 
¡Es un creador el poeta!
Fabricar es su misión
y produce diariamente
la “poiesis” de la mente
que impulsa a su corazón.
¿Su chispa? ¡La inspiración
que octosílabos detona!
Con cadencia los entona
hasta hallar la melodía:
¡Crear buena poesía
es lo que más lo apasiona!
 
¡Es un creador el poeta!
Del diccionario es ladrón
y le arranca diez mil voces
que escapan, tirando coces,
veloces de la prisión.
Libertad le da al pulmón
y la canción pasa al frente
con un canto inteligente
que destila brillo y lumbre,
su poiesis ve la cumbre
al expresar lo que siente.
 
¡Es un creador el poeta!
Y funda mil universos
con palabras que se erigen
entre imágenes que rigen
su retórica y sus versos…
Compartidos por los cierzos
van lloviendo sobre el orbe,
no hay sequía que lo estorbe
en su manía inventora,
de su siembra productora
un lector la vida absorbe.
 
© Rubén Sada. 9/4/2024.
Estructura: “Oncena espinelada”.(Conserva el formato lírico de la espinela, con el verso inicial agregado de una anáfora que se repite a modo de estribillo y no debe asonantar con los demás).
 
 
 
 

MI COMPROMISO DE ACERO

 

MI COMPROMISO DE ACERO

 

Se firma con la verdad,
se sostiene con la guía,
se expresa con poesía,
se mantiene con la edad…
Se siembra con lealtad
y se cumple con esmero,
hace el bien de enero a enero
y al trabajo pone garra,
a la existencia se amarra
mi compromiso de acero.
 
Se cimenta en la evidencia
y se funda en el amor,
cicatriza con dolor
y descansa en la conciencia…
Es la exitosa experiencia
del desacierto certero,
es el canto más sincero
que en rocas la gota talla,
no se encarcela ni calla
mi compromiso de acero.
 
La derrota no lo frustra
y es experto en resiliencia,
aun con titanio en su esencia
con mil pétalos se ilustra...
El brillo del sol lo lustra
mientras enfrenta al pampero,
los valores son su fuero
y es su escudo la justicia,
cada día se reinicia
mi compromiso de acero.
 
© Rubén Sada. 9/4/2024.


Con tu visita yo vibro./ Tu regalo apreciaré,/y te obsequiaré mi libro/ si me invitas un café.

Invitame un café en cafecito.app