17 de julio de 2024

PORQUE SON, NIÑA, TUS OJOS VERDES (BÉCQUERDANCE - RIMA XII) de Gustavo Adolfo Bécquer

 

*BÉCQUERDANCE - RIMA XII*
*PORQUE SON, NIÑA, TUS OJOS VERDES*

¿Porque son, niña, tus ojos, verdes como el mar te quejas? Verdes los tienen las náyades, verdes los tuvo Minerva, y verdes son las pupilas de las hurís del Profeta. El verde es gala y ornato del bosque en la primavera. Entre sus siete colores brillante el iris lo ostenta. Es tu mejilla temprana rosa de escarcha cubierta, en que el carmín de los pétalos se ve al través de las perlas.
Las esmeraldas son verdes,
verde el color del que espera
y las ondas del océano
y el laurel de los poetas.
Y sin embargo, sé que te quejas, porque tus ojos crees que la afean: pues no lo creas, pues, no lo creas. Que parecen sus pupilas, húmedas, verdes e inquietas, tempranas hojas de almendro que al soplo del aire tiemblan. Es tu boca de rubíes purpúrea granada abierta que en el estío convida a apagar la sed con ella.
Las esmeraldas son verdes,
verde el color del que espera
y las ondas del océano
y el laurel de los poetas.
Y sin embargo, sé que te quejas, porque tus ojos crees que la afean: pues, no lo creas, pues, no lo creas. Que parecen, si enojada tus pupilas centellean, las olas del mar que rompen en las cantábricas peñas. Es tu frente que corona crespo el oro en ancha trenza, nevada cumbre en que el día su postrera luz refleja.
Las esmeraldas son verdes,
verde el color del que espera
y las ondas del océano
y el laurel de los poetas.
Y sin embargo, sé que te quejas, porque tus ojos crees que la afean: pues, no lo creas, pues, no lo creas. Que, entre las rubias pestañas, junto a las sienes, semejan broches de esmeralda y oro que un blanco armiño sujetan. ¿Porque son, niña, tus ojos verdes como el mar te quejas? Quizás si negros o azules se tornasen, lo sintieras.
Las esmeraldas son verdes,
verde el color del que espera
y las ondas del océano
y el laurel de los poetas.
AUTOR: GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER (AÑO 1868)

16 de julio de 2024

YO SOY POESÍA (BÉCQUERDANCE, RIMA V de Gustavo Adolfo Bécquer)

 

BÉCQUERDANCE: RIMA V

"YO SOY POESÍA"


Espíritu sin nombre, indefinible esencia,
yo vivo con la vida sin formas de la idea.
Yo nado en el vacío, del sol tiemblo en la hoguera,
palpito entre las sombras y floto con las nieblas.

Yo soy el fleco de oro de la lejana estrella,
yo soy de la alta luna la luz tibia y serena.
Yo soy la ardiente nube que en el ocaso ondea,
yo soy del astro errante la luminosa estela.

[Estribillo]
Yo, en fin, soy ese espíritu, desconocida esencia,
perfume misterioso de que es vaso el poeta.

Yo soy nieve en las cumbres, soy fuego en las arenas,
azul onda en los mares y espuma en las riberas.
En el laúd soy nota, perfume en la violeta,
fugaz llama en las tumbas, y en las ruinas yedra.

Yo atrueno en el torrente y silbo en la centella
y ciego en el relámpago y rujo en la tormenta.
Yo río en los alcores, susurro en la alta yerba,
suspiro en la onda pura y lloro en la hoja seca.

[Estribillo]
Yo, en fin, soy ese espíritu, desconocida esencia,
perfume misterioso de que es vaso el poeta.


Yo ondulo con los átomos del humo que se eleva
y al cielo lento sube en espiral inmensa.
Yo en los dorados hilos que los insectos cuelgan,
me mezco entre los árboles en la ardorosa siesta.

Yo corro tras las ninfas que en la corriente fresca
del cristalino arroyo desnudas juguetean.
Yo en bosques de corales que alfombran blancas perlas,
persigo en el océano las náyades ligeras.

[Estribillo]
Yo, en fin, soy ese espíritu, desconocida esencia,
perfume misterioso de que es vaso el poeta.
(BIS)


Yo en las cavernas cóncavas do el sol nunca penetra,
mezclándome a los gnomos contemplo sus riquezas.
Yo busco de los siglos las ya borradas huellas
y sé de esos imperios de que ni el nombre queda.

Yo sigo en raudo vértigo los mundos que voltean,
y mi pupila abarca la creación entera.
Yo sé de esas regiones a do un rumor no llega,
y donde informes astros de vida un soplo esperan.

Yo soy sobre el abismo el puente que atraviesa,
yo soy la ignota escala que el cielo une a la tierra.
Yo soy el invisible anillo que sujeta
el mundo de la forma al mundo de la idea. 

[Estribillo]
Yo, en fin, soy ese espíritu, desconocida esencia,
perfume misterioso de que es vaso el poeta.

AUTOR: GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER.
RIMA V - AÑO 1868.



9 de julio de 2024

EL CUCHARÓN DE LA ABUELA

 

EL CUCHARÓN DE LA ABUELA


[ESTRIBILLO]

Yo conozco un cucharón de colosal energía
para calentar la encía, el alma y el corazón.
No te alcanza una ración y un plato no te consuela,
cuando el tiempo está que hiela su mesa está siempre lista.
¡No hay frío que se resista al cucharón de la abuela!



[ESTROFA 1]
Con cariño a su familia la abuela enciende el fogón,
su amor en ebullición nos sostiene y reconcilia.
Fría afuera es la vigilia pero el mantel da calor,
se sirve con el amor que enseña la vieja escuela,
se parece a un corazón el cucharón de la abuela.

[ESTROFA 2]
El aire se va llenando de experiencia y trayectoria,
morrón, papa y zanahoria, y un ajo de contrabando.
Se está el agua calentando mientras la cebolla pela,
el guiso va a toda vela y con pollo en pedacito,
¡cuánto aviva el apetito el cucharón de la abuela!

[ESTRIBILLO]
Yo conozco un cucharón de colosal energía
para calentar la encía, el alma y el corazón.
No te alcanza una ración y un plato no te consuela,
cuando el tiempo está que hiela su mesa está siempre lista,
no hay frío que se resista al cucharón de la abuela.


[ESTROFA 3]
Con laurel, pimienta y sal y un poquito de romero,
un tomatito casero le da perlas de coral.
No le viene nada mal verdurita de la quinta
y medio choclo prestado ruega pronto la cazuela,
la panza trina un socorro al cucharón de la abuela.

[ESTROFA 4]
El plato es un sol radiante y a la helada le sonríe,
aunque afuera el clima enfríe y el cielo precise un guante.
Después de este olor fragante el invierno se cancela,
ya no es una castañuela cada diente que tirita,
y el cucharón toma forma del corazón de la abuela.

[ESTRIBILLO]
Yo conozco un cucharón de colosal energía
para calentar la encía, el alma y el corazón.
No te alcanza una ración y un plato no te consuela,
cuando el tiempo está que hiela su mesa está siempre lista,
no hay frío que se resista al cucharón de la abuela.


© Rubén Sada. 8/7/2024.




2 de julio de 2024

CON CARTÍLAGOS DE UNIÓN

 

CON CARTÍLAGOS DE UNIÓN

 

Nuestros pasos se acompasan
con latidos que rebasan
en la órbita de ensueño
donde el sol trazó el diseño.
Universos en abrazos 
en el aire forman lazos,
suspendidos en un vuelo
sobre el manto azul del cielo.

Las estrellas nos observan
y sus luces nos preservan,
dibujando en el vacío 
un sopor de escalofrío
en susurros de la brisa 
cada arpegio se improvisa,
y en la danza de los vientos 
se entrelazan nuestros cuentos.

Cuando escucho esta canción 
permanezco en suspensión,
flota el aire en mi pulmón 
con etérea inspiración.
Nuestras alas de ilusión 
en espacios sin timón,
con cartílagos de unión 
¡hacen nido en el mismo corazón!

Cada verso es un suspiro 
en el eco de un zafiro
y en el éter del silencio 
hallo el cálido consenso.
Con las manos enlazadas, 
nuestras alas elevadas
van tejiendo en el espacio 
un anhelo de topacio.

Y es porque vivo en suspensión onírica,
cuando volamos en la estrella idílica,
y tu mirada se hace más lumínica
si nos acercamos: ¡al sol!

Cuando escucho esta canción 
permanezco en suspensión,
flota el aire en mi pulmón 
con etérea inspiración.
Nuestras alas de ilusión 
en espacios sin timón,
con cartílagos de unión 
¡hacen nido en el mismo corazón!
 
© Rubén Sada. 2/07/2024.
Poema convertido en la canción: EN SUSPENSIÓN ONÍRICA, que se puede escuchar en Youtube aquí:


 
 
 



29 de junio de 2024

BORRACHO DE INSPIRACIÓN

BORRACHO DE INSPIRACIÓN

Ocho horas por la noche
bebí palabras en sueños,
y mis versos fueron dueños
de la mente en un derroche.
Ni dormí, ¡Dios! ¡Qué fantoche
soy, bebiendo una ilusión!
En el bar de mi colchón
naufragó mi mente calva,
y me desbordé en el alba
borracho de inspiración.

© Rubén Sada. 29/6/2024

 


28 de junio de 2024

EL BESO DE MÁRMOL (Poema-Canción basado en la leyenda "EL BESO" de Gustavo Adolfo Bécquer)

 

*EL BESO DE MÁRMOL*

(Basado en la leyenda “EL BESO” de Gustavo Adolfo Bécquer).

 

Dentro de una vieja iglesia del Toledo de antaño,
vuelan antiguas leyendas, mil secretos del pasado.
Hay una estatua olvidada, de cuerpo y rostro helado
que destella nieve y luz entre penumbras de mármol.
 
En su mirada de piedra puedo ver ojos tallados,
espejos de un gran misterio, del tiempo ya sepultado.
A sus pies un capitán, en el sopor de este halo
cayó preso en la ilusión de besar sus muertos labios.
 

¡Oh, beso suave de alabastro! Umbral de muerte sagrado,
Las cadenas romperás, de un corazón encantado.
La luna pálida advierte: ¡No despiertes al soldado,
que sellarás tu destino a los pies del frío mármol!

 
Un estallido en la piedra y el celo bajó su mano,
sin dar tiempo al capitán para el beso más profano.
Un grito desde la estatua profirió el amor vedado,
un amor más que imposible y un instante desgraciado.
 
Cruzaste la línea etérea buscando amor en el mármol,
buscando en labios ásperos un suave calor helado.
Mas, la piedra es solo eso: grosero canto rodado
sin el beso de la vida, un recuerdo evaporado.
 

¡Oh, beso suave de alabastro! Umbral de muerte sagrado,
Las cadenas romperás, de un corazón encantado.
La luna pálida advierte: ¡No despiertes al soldado,
que sellarás tu destino a los pies del frío mármol!


Así queda la leyenda, en una piedra grabada,
de un amor que fue inmortal bajo la noche estrellada.
Del beso que nunca se dio, el que perturba la calma
y que permanece eterno bajo el mármol del alma.
 
© Rubén Sada. 28/6/2024.
Poema-Canción basado en la leyenda de Bécquer: EL BESO.




23 de junio de 2024

EMPEDRADO (TANGO DE RUBÉN SADA, CANTA ADRIANA IVONE)

 

EMPEDRADO

 

[verse 1] 
Un paisaje fantasmal se apoderó del país,
mientras un capote gris viste al orbe terrenal.
Los valores del fangal han embarrado a mi gente,
la estafa Ponzi es frecuente, mientras la mentira reina
y el latrocinio despeina calles de un amor ausente.

[verse 2]  
Presencio aceras heladas y blancas de soledad,
una selva es mi ciudad con mil almas desalmadas.
Homeless en calles cortadas y otros duermen bajo un puente,
sin el techo de un pariente la noche los va cubriendo,
con tristeza están sufriendo calles de un amor ausente.

[chorus]
Está duro el empedrado y el frío adoquín se siente,
mientras llora un jubilado calles de un amor ausente.

[verse 3]  
Bajo niebla sepulcral grita un silencio que aterra,
aunque en el Plata no hay guerra, hay que batallar igual.
Lágrimas de ajenjo y sal y migajas en el diente
van formando el ingrediente que aproxima la explosión
mientras tose mi pulmón calles de un amor ausente.

[verse 4]   
Es la hiel de la tiniebla una incomprensión que arropa,
ya ni alcohol tiene la copa que al bolsillo lo despuebla.
Mezcla de cartón y niebla se descuelga de su frente,
y el huevo de la serpiente va gestando su eclosión,
angustia y desolación, calles de un amor ausente.

[chorus]
Está duro el empedrado y el frío adoquín se siente,
mientras llora un jubilado calles de un amor ausente.

[verse 5]  
¿Cómo poder meditar cuando el maxilar rechina?
La zozobra que asesina no permite continuar.
Un candil en el altar es este verso insurgente,
que derramo en la vertiente del momento cotidiano,
mientras lamenta mi mano calles de un amor ausente.
 
[verse 6]  
Con el pulso tembloroso mi rapsoda traza espinas,
y en solitarias esquinas un brumal celaje esbozo.
Queda apenas el carozo de una pasa que silente,
se arruga muy de repente mientras espera el final,
la acuarela fantasmal: calles de un amor ausente.

[chorus]
Está duro el empedrado y el frío adoquín se siente,
mientras llora un jubilado calles de un amor ausente.

© Rubén Sada. 
Pie forzado: Joel Márquez Sánchez. (MÉX)
Canta: Adriana Ivone Tango Argentino.

Tango basado en la letra del poema ACUARELA FANTASMAL, de RUBÉN SADA, que se puede leer aquí:
POEMA ACUARELA FANTASMAL.



TAGS

Rubén Sada, poesía, canción, letra, música, paisaje fantasmal, capote gris, valores del fangal, estafa Ponzi, mentira, latrocinio, aceras heladas, soledad, homeless, calles cortadas, sin techo, tristeza, sufrimiento, amor ausente, frío adoquín, jubilado, niebla sepulcral, lágrimas de ajenjo, batalla, ingredientes de explosión, pulmón, tiniebla, incomprensión, alcohol, bolsillo, serpiente, eclosión, angustia, desolación, meditar, zozobra, candil, altar, verso insurgente, momento cotidiano, pulso tembloroso, rapsoda, solitarias esquinas, brumal celaje, pasa silente, final, acuarela fantasmal, interludio orquesta, música instrumental, música triste, balada poética, reflexión, crítica social, injusticia, desigualdad, esperanza, resistencia, lucha.

#Empedrado, #RubénSada, #poesía, #canción, #letra, #música, #paisajefantasmal, #capotegris, #valoresdelfangal, #estafaPonzi, #mentira, #latrocinio, #acerasheladas, #soledad, #homeless, #callescortadas, #sintecho, #tristeza, #sufrimiento, #amorausente, #fríoadoquín, #jubilado, #nieblasepulcral, #lágrimasdeajenjo, #batalla, #ingredientesdeexplosión, #pulmón, #tiniebla, #incomprensión, #alcohol, #bolsillo, #serpiente, #eclosión, #angustia, #desolación, #meditar, #zozobra, #candil, #altar, #versoinsurgente, #momentocotidiano, #pulsotembloroso, #rapsoda, #solitariasesquinas, #brumalcelaje, #pasasilente, #final, #acuarelafantasmal, #interludioorquesta, #músicainstrumental, #músicatriste, #baladapoética, #reflexión, #críticasocial, #injusticia, #desigualdad, #esperanza, #resistencia, #lucha


LAS CALLES DEL ARRABAL (TANGO, DE JORGE DE LOS ANDES) CANTA: IGNACIO ARMANDO

 

*LAS CALLES DEL ARRABAL*


[verse 1]
Un empedrado de antaño, que el tiempo lo fue puliendo,
las calles que van muriendo junto a su policromía
pintada en dulce poesía orgullo de aquel ayer,
adosada en todo haber como una herencia de vida.

Ya no se ven más las chatas rodar por el empedrado,
ni el organito plantado en su tarde musical.
Los pebetes en su sal rodeando aquella sonora, 
expectantes a la hora se juntaban a escuchar.

[chorus]
Todo, todo ya se fue, quedó colgado al olvido, 
junto a la arena se ha ido, solo queda recordar...
¿Cómo poder olvidar esta herencia del pasado,
este recuerdo clavado? ¡Las calles del arrabal!

[verse 2]
Qué hermoso fue el tiempo aquel, esas calles de arrabal, 
las damas con el percal cruzaban con fina estampa,
y el piropo que reinaba del caballero elegante, 
al paso del inquietante taconear de las muchachas.

Los almacenes de barrio, el farolito, el café,
llora un tano en su vejez encurdelado a un recuerdo, 
ya todo quedó desierto, el taquito militar,
y esa flor en el ojal, sombrero, faja, y pañuelo.

[chorus]
Todo, todo ya se fue, quedó colgado al olvido, 
junto a la arena se ha ido, solo queda recordar...
¿Cómo poder olvidar esta herencia del pasado,
este recuerdo clavado? ¡Las calles del arrabal!

[verse 3]
Los patios del corralón con sus erectos candiles, 
alumbrando a bailarines, y al son del fueye el fervor,
el ritmo de ese fulgor con arpegios orilleros,
y en el bajo los malevos jugándose por su amor.

El tira tocando ronda como un arrullo de barrio 
asegura al vecindario su presencia noche y día 
como un matiz de porfía recorriendo el arrabal,
que entre puerta viene y va chapaleando la neblina.

[chorus]
Todo, todo ya se fue, quedó colgado al olvido, 
junto a la arena se ha ido, solo queda recordar...
¿Cómo poder olvidar esta herencia del pasado,
este recuerdo clavado? ¡Las calles del arrabal!

Autor: Jorge de los Andes.
Canta: Ignacio Armando Tango Argentino.
Producción integral: Rubén Sada.

22 de junio de 2024

TANGO QUE ME HACÉS FELIZ (HOMENAJE AL TANGO, DE JORGE DE LOS ANDES)

 

TANGO QUE ME HACÉS FELIZ 

[estrofa 1]

Tango que me hacés felíz, cuando siento esos acordes
por tu música que absorbe el genuino sentimiento,
de aquel que en todo momento este derrotero marca,
lo rico de la alabanza, lo pobre del casto acento.

Humildes son los comienzos, dura la senda emprendida,
pero esa flama encendida, alguna vez censurada,
no lograron apagarla o arrancarla de su seno,
y en virtud signó ese empeño hasta arraigar su portada.

[estribillo]
Por eso me hacés feliz, sino que lo diga el mundo,
tu rodar meditabundo apasiona continentes,
con el arrullo perenne de un errante peregrino
y orgulloso por tenerte, te llaman tango argentino.

[interludio]
[estrofa 2]
Naciste en el arrabal, en el bajo, en las orillas
y te abrazaron las minas en los patios de ladrillos
bajo aquel farol prendido, alumbrando a kerosén
mientras que allá en el trocén la opulencia pegó el grito.

Hace ya muchos deseños nació la luz del legado,
desde entonces te llamaron por magos en la creación
como tango que es tesón, pena, quietud, alegría,
misterio, amor, porfía, e identidad de nación.

[estribillo]
Por eso me hacés feliz, sino que lo diga el mundo,
tu rodar meditabundo apasiona continentes,
con el arrullo perenne de un errante peregrino
y orgulloso por tenerte, te llaman tango argentino.

[interludio]
[estrofa 3]
Tango sos depositario en la sanguínea emoción,
con genuina tradición copaste al globo de afecto
representando a lo nuestro cual bastión de noble raza
y entre cortes y quebradas arengando tu dialecto.

Te bautizaron las dagas en manos de corajudos,
cicatrices que al desnudo quedaron marcando un tiempo,
mas titilan viejos vientos de lo que ayer fue el repecho,
y hoy en bajada ese trecho se viste de frac tu acento.

[estribillo]
Por eso me hacés feliz, sino que lo diga el mundo,
tu rodar meditabundo apasiona continentes,
con el arrullo perenne de un errante peregrino
y orgulloso por tenerte, te llaman tango argentino.

[interludio]
[estrofa 4]
Sobre el Río de la Plata, al pie de nuestra ciudad
un bagaje de equidad con rimas, versos, y sones
boyan las viejas pasiones del Buenos Aires de ayer,
conglutinan nuestro haber con futuras precisiones.
Para qué seguir mis rimas y más versos desatados
si infinitos son tus lazos que tallan como un cincel,
con tu artesano saber, lo corona una sonrisa
eterna como nodriza, ¡la de don Carlos Gardel.

[puente]
Este es mi humilde tributo por la herencia recibida,
si el tango es la vida misma desde el tallo a su raíz,
por eso me planto aquí y agradezco sus lecciones
e inmerso a esos fragores me motiva a ser feliz.

[estribillo]
Por eso me hacés feliz, sino que lo diga el mundo,
tu rodar meditabundo apasiona continentes,
con el arrullo perenne de un errante peregrino
y orgulloso por tenerte, te llaman tango argentino.

AUTOR: JORGE DE LOS ANDES.
INTÉRPRETE: IGNACIO ARMANDO (TANGO ARGENTINO)



19 de junio de 2024

VAYAN ABRIENDO LA CANCHA (TANGO DE JORGE DE LOS ANDES)

 

VAYAN ABRIENDO LA CANCHA"


[verse 1]

Vayan abriendo la cancha que el resongo de una orquesta
en la portada comenta su longánimo existir...
De fondo llora un violín acicalando profundo
arpegios meditabundos que nunca habrán de morir.

¡Sí señores! Es el tango la música identidad,
ella apunta esa verdad, penas, rencor, y alegrías...
La verdadera poesía adosada en cada ser,
por eso supo crecer en sus vestes con porfía.

[chorus]
Es un étnico existir, un mandato a flor de piel,
como el golpe de un cincel de aquel artista que avanza,
y es por eso más se ensancha, más y más en su incremento,
y como un vital acento ¡vayan abriendo la cancha!

[verse 2]
La magia hizo su efecto por los notables creadores,
trasnochados soñadores abrazando tantos sueños;
perseverando ese empeño prosiguieron su atenuante
dejando la voz cantante a través de los decenios.

Nació con el arrabal sobre el río de la Plata
bautizado con las dagas de los taitas orilleros,
con los tiras, los malevos en los patios de ladrillos
con candiles encendidos y el mutis de sus acervos.

[chorus]
Es un étnico existir, un mandato a flor de piel,
como el golpe de un cincel de aquel artista que avanza,
y es por eso más se ensancha, más y más en su incremento,
y como un vital acento ¡vayan abriendo la cancha!


Y se instaló en la ciudad como música oficial,
seguido en su eco triunfal atesoró continentes...
Por todo el mundo latente pregonó con su adjetivo
nuestro tesoro nativo ¡la herencia más resurgente!

[chorus] 
Es un étnico existir, un mandato a flor de piel,
como el golpe de un cincel de aquel artista que avanza,
y es por eso más se ensancha, más y más en su incremento,
y como un vital acento ¡vayan abriendo la cancha!


AUTOR: JORGE DE LOS ANDES.
CANTA: IGNACIO ARMANDO TANGO ARGENTINO.
REALIZACIÓN MUSICAL: RUBÉN SADA.


Con tu visita yo vibro./ Tu regalo apreciaré,/y te obsequiaré mi libro/ si me invitas un café.

Invitame un café en cafecito.app