'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

FALTA DE INSPIRACIÓN



FALTA DE INSPIRACIÓN

Presumo que algo terrible
es para todo poeta
cuando su musa se aquieta...
¡debe ser insostenible!
Si es un poeta sensible
no perderá inspiración,
buscará toda ocasión
para escribir sobre ello,
bueno, malo, feo o bello:
a todo dará atención.

¿Cómo puede ser posible
que un poeta no se inspira?
¿Es que acaso no respira,
o tiene un alma insensible?
Escribir siempre es posible,
sólo hay que ver y observar
y poder entresacar
poesía de nuestro entorno,
pintar ideas, contornos,
para poderlos plasmar.

Es que a nuestro alrededor
hay poesía invisible,
atraparla es muy factible
si adentro nuestro hay amor.
Hasta lo horrible es clamor,
que si él se guarda o se calla
con un silencio canalla,
y el dolor su ánimo entierra,
mente y alma entran en guerra
y el corazón se le estalla.

¿Qué le ha sucedido al bardo?
¿No presencia ambiente crudo?
¿Por qué es un cómplice mudo
y sólo ve hermosos nardos?
¿O es que en el campo no hay cardos
y sólo ve flores rosas?
¿Ve en el hambre mariposas?
¿Ve en las guerras pajaritos?
¿No escucha aterrados gritos
en esas calles furiosas?

Que recorra los juzgados,
pasillos de tribunales,
donde hay víctimas de males
y bandidos liberados.
Que entreviste a abogados
que proclaman inocentes
a femicidas dementes
y delincuentes, por plata,
callan testigos, los matan,
y la justicia está ausente.

Que camine por las calles
donde duermen los descalzos,
donde comen del pan falso
compuesto de blancos ayes.
Cuando el Titanic encalle
habrá visto estas miserias,
violencia en la periferia...
¿Cómo es que no encuentra verbo
con tanto valioso acervo,
para escribir su materia?

Que viaje a los arrabales
para ver la urbe violenta,
si no busca ni lo intenta
no encontrará materiales.
Pero si tiene ideales
y una fuerte convicción,
allí estará la razón
del porqué de su existir,
y de allí habrá de salir
su profunda inspiración.

Que no se encierre en sí mismo
que hay un mundo allá, afuera,
un universo que espera
que termine su mutismo.
Que cante con altruismo,
que salga de sus murallas,
que les presente batalla
a los que quieren callarlo,
y que en vez de amordazarlo
venza el miedo que lo acalla.

El pueblo lo necesita,
el poeta es el vocero
del sufrido, del obrero,
de todo aquel que lo admita.
La patria será bendita
si el vate es su portavoz,
contra una censura atroz
que el poeta no claudique,
y que su poesía replique
la voz del que no tiene voz.

Si cree que ha muerto su musa
y un silencio lo secuestra,
salga él a la palestra
sin improvisar excusas.
Si a trazar versos rehusa
y deja su pluma quieta,
si la vida no lo reta
y es su pulso indiferencia,
que no engañe a su conciencia
¡y renuncie a ser poeta.!

© Rubén Sada - 28/05/2015
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...