'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

TIEMPO E INFANCIA

TIEMPO E INFANCIA 

Tiempo que pasás veloz,
más rápido que el sonido,
ayer creí haber nacido
y hoy me seguís con la hoz.
Aquí enciendo mi altavoz
sin vanidad ni jactancia,
sin orgullo ni arrogancia 
yo te nombro mi enemigo,
mas, si querés ser mi amigo
¡regresame hacia mi infancia!

Tiempo, no seas tan cruel,
que soy uno de tus hijos,
y por eso yo te exijo
más hilo a mi carretel.
No me des a beber hiel,
ni de tu amarga substancia,
que me causa repugnancia,
mejor hazme beber dulce
para que mi alma se endulce
como en mi temprana infancia. 

Tiempo, no me oxides más,
que cada vez más me oxido,
hazme en la cara un pulido
y que mi piel vuelva atrás.
Para algo estaré, quizás,
compartiré mi abundancia, 
combatiré la ignorancia,
haré a cuantos pueda el bien,
y seré bueno, también,
y puro, como en mi infancia.

Tiempo, no soy tu rehén,
no me arrastres tan ligero,
disfrutar el viaje quiero,
que no se estrelle mi tren.
Tu marcha feroz detén
y dale a esto importancia,
que a pesar de la distancia
cinco hijos te he entregado,
y en sus ojos he observado 
la inocencia de mi infancia!

Tiempo que nos arrebatas
cada hálito de vida,
tú acercas nuestra partida
hacia una muerte que mata.
Cuando yo estire la pata
no tendré deseos ni ansias,
por eso hoy en consonancia
con la edad que yo poseo,
te digo, tiempo, que creo
que más linda fue mi infancia.

Tiempo, me obligaste a ser
como un mísero ñandú,
me obligas a avanzar tú,
sin poder retroceder.
Reloj, te hago saber
y entrando ahora en confianza,
contra ti va mi asechanza
y mis manos te mutilan:
¡Prefiero darle tus pilas
a un juguete de mi infancia!

Autor: Rubén Sada -
Publicado en el libro "DE DIEZ - Floreos, contrapuntos y décimas enriquecidas", décimo libro de Rubén Sada presentado en Noviembre de 2015.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...