23 de agosto de 2007

EN SECRETO

secretaria


EN SECRETO 

¡El encantó llegó a mí 
y te busqué al instante! 

*** 
Llamé a tu alma en secreto 
y furtivo me asomé a ella. 
¡Sorpresa! Ahí mismo encontré 
la luz que se revela en tus pupilas 
que conforta como bálsamo, ¡Por Jesús! 
Las intenciones más bellas del corazón. 

Llamé muy quedo, 
y al asomarme, me encontré 
con un fluir de sensaciones, 
de palabras, 
de colores y frescura; 
lo que es y lo que sos, 
de la Alegría tuya, 
y de la alegría mía. 
De lo que soy, y pronto seré. 
Y para sentir juntos, la primavera en flor, 
y sumergirnos a plenitud, 
¡En las interioridades de la Felicidad! 

Sos vos o soy yo 
(al que la felicidad inunda. 
¿Es tu alma o es la mía? 
¿Quién eres? 
La verdad es que eres mi Musa: 
Que acaricia con ternura, 
que refresca con devoción 
(en lo más íntimo de mi ser, 
¡Y en lo más bello de mi amor! 

Edmundo Icaza Mendoza.