'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

EL SALVAVIDAS DE GRASA

El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir las enfermedades diarreicas o la neumonía, responsables de la mayoría de muertes infantiles. Cada año, más de 3,5 millones de niños y niñas no llegan a celebrar su quinto cumpleaños debido a enfermedades contagiosas, como diarrea y neumonía. El jabón de tocador puede salvar sus vidas, gracias a la higiene que proporciona, liberando a las manos del contagio.


Consigna: “Sacar poesía de un tema u objeto que no la tiene”.

EL SALVAVIDAS DE GRASA


Hay inventos importantes
cuyo uso obligatorio
nos evita el sanatorio,
¡son inventos fascinantes!
Hay uno de buen talante
que huele como una flor,
un producto limpiador
antiséptico a la herida,
salva millones de vidas:
el jabón de tocador.

Agua y jabón son salubres
y garantizan asepsia,
nos proveen de antisepsia,
nos van quitando la mugre.
En cada quince de octubre,
costumbre ceremonial,
se celebra el día mundial
del lavado de las manos:
una práctica de sanos
que se transformó en ritual.

Contagios de enfermedades
el jabón de olor evita,
los microbios mata y quita,
tiene muchas cualidades.
Más que el agua, suciedades,
infecciones y parásitos,
los mata con beneplácito,
lavarse antes de comer
y después de deponer
será un buen proceder tácito.

Con jabón, que vidas salva,
la higiene, técnica básica,
lavarse, medida clásica,
por la noches y en el alba.
Mata el germen a mansalva,
de diarrea o neumonía,
las manos como lejía
bien limpitas con jabón,
“shock de perfume limón”
ya le encontré la poesía.

Rubén Sada – 7/09/2015



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...