'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

SANGRE Y VINO, CUERPO Y PAN

Jesús, Jesucristo

SANGRE Y VINO, CUERPO Y PAN

Jesucristo, Rey de reyes: Sangre y vino, cuerpo y pan,
sacrificio y redención de los tropiezos de Adán.
Concebido en matriz virgen sin pecados que cargar,
Él cargó con nuestras faltas y salva a la humanidad.

En los prados de Pradales hoy me he de recostar,
en la Tierra Prometida mi Pastor me ha de cuidar.
Cuando ando de su mano nada me falta jamás,
en su esperanza y su guía mi alma ha de confiar.

Jesucristo, pan de vida; Jesucristo, vino y pan,
el que brilló con milagros y una prédica veraz.
Recibió espíritu santo, el bautismo de San Juan,
y santo y glorificado, como ángel de Dios está.

Jesús, palabra de vida; Jesucristo, fuego y sal:
portador de luz que brilla y ejemplo para calcar.
Ruego a Dios que el reino suyo sea solamente amar,
pido a Dios que libre al mundo, que nos proteja del mal.

Continuaré en su camino bebiendo en su santo grial,
practicando el altruismo, el perdón, la caridad.
Mis cantares van al cielo, mis manos al prójimo van,
y mis prédicas al mundo: “¡Que reine siempre la paz!”


Rubén Sada – 30/07/2014.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...