'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

A MI PIBE LE PEGUÉ (de Juan Arrestía)



A MI PIBE LE PEGUÉ

I

Saben muchachos, anoche
a mi pibe le pegué.
Estuve mal, ya lo sé
no merecía ese reproche.
Pero, muchachos, anoche
le pegué una cachetada,
sus pupilas empañadas
por las lágrimas aún veo
y confesarme deseo
porque él no me hizo nada.

II

Mi purrete es juguetón
como todos los cachorros
y como será de chorro
que me afanó el corazón.
Cuando tiré el bofetón
yo lo quise retener,
mas, mi mano fue a caer
sobre su tierna mejilla
y allí quedó en una silla
queriéndome comprender.

III

Porque él no me hizo nada
para que yo le pegara
y se tocaba la cara
y me seguía su mirada.
Debió quedarme estropeada
la mano que le pegó
porque hacía un rato, yo,
en esa misma tarde,
había sido un cobarde
con uno que me insultó.

IV

Me insultó y bajé la frente
porque él es muy poderoso,
entendés bien, mi mocoso,
me insultó y bajé la frente
y rechinando los dientes
con rabia, indignación
me arañé en el corazón
pa' no saltarle al pescuezo
y en vos desahogué por eso
la hiel de mi humillación.

V

Pero después te besé,
cuando vos, hijo, dormías,
y el perdón que te pedía
solamente yo lo sé.
Pero la frente bajé
y la razón me sobraba
mas, qué importa, si él mandaba
yo tenía que obedecer,
¡A mi pibe le pegué!
mientras otro riendo estaba.


Autor: Juan Arrestía
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...