'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

ME OBLIGO A AMARTE

ME OBLIGO A AMARTE



Me obligo a amarte, pues cuando me miras
hay fulgor y brillo en tu mirada.
Me obligo, como está obligado el mar,
a llegar diariamente hasta la playa.

Me obligo a amarte, pues cuando me besas,
una explosión, detona allí en mi alma.
Me obligo como está obligado el aire
a llenar el cielo con sus alas.

Me obligo a amarte, cuando me acaricias,
y un fuego me incendia con tus llamas.
Me obligo como está obligado el sol
a renacer todas las mañanas.

Me obligo a amarte, y siento que soy tuyo
cuando me tomas con tus manos y me abrazas.
Me obligo como se obliga al espacio,
a colocarse al final de una palabra.

Me obligo a amarte, bella mujer mía,
cuando demuestras que de verdad me amas.
Me obligo yo, y sé que no me obligas,
porque me gustas, aunque me obligaras.

Rubén Sada, 21-04-2009

EL ÓVULO

ovulo, concepción, gestación


EL ÓVULO

Él es redondo como lo es un glóbulo
pequeño gran planeta, gen primitivo,
es fantástica la historia del óvulo,
asombroso inicio de todo ser vivo.

Todo allí dentro, se halla concentrado,
es cuna simple, para todo un mundo,
laboratorio de todo ser humano,
que centuplica pueblos muy fecundos.

Todo está allí, en suelo microscópico,
esperando muy feliz, ser penetrado,
y de repente cae lluvia como un tópico
y miles de meteoritos, por todos lados.

Fértil planeta regado por tormentas,
en el que impera el temblor y el terremoto,
entre sacudidas de pasiones violentas,
alguien perfora su dosel, y ya está roto.

Y así en su cuna va creciendo la semilla,
que en los siguientes meses será un párvulo.
Es milagroso que tanta maravilla,
suceda allí adentro, en este óvulo.


Rubén Sada, 1-04-2009

EL CORAZÓN AL SUR (Soneto de Rubén Sada)

el corazón al sur


(Gracias, Eladia Blazquez)
_________________________________


EL CORAZÓN AL SUR

Se ríe hoy de nosotros el Imperio,
no hay buena vida que alcance y los conforte:
Vienen al Sur a saquearnos, los del Norte,
y el asunto se va poniendo serio.

Nos someten a pobreza y vituperio,
y no hay ley que su conquista aborte.
Cambiarnos vidrio por oro es su deporte,
y empobrecen diariamente al hemisferio.

Nos prometieron libertad, y ¡No cautiverio!
Y es la economía una pesada cruz.
Latinoamérica es un pobre cementerio...

... pues falta educación, seguridad, salud.
¡Administren los recursos con criterio!
¡Pongan también el corazón mirando al Sur!

________
Rubén Sada, 13-03-2009

Con grata alegría comparto la noticia de que este poema ha sido premiado por un jurado de escritores pertenecientes a Cultura de la Municipalidad de Berazategui, con una MENCIÓN, la cual me ha sido entregada el 30-08-2009 en el café literario de Marga Mangione. ¡Muchas gracias! Pues fue un honor haber participado en el "Certamen Cuento y Poesía 2009" con este soneto.

¡SEGUÍ EN LA SENDA! (Para mi hijo, en su viaje a México)



¡SEGUÍ EN LA SENDA!


Ahora que el camino está trazado
no puedo interrumpir lo que tú emprendas,
pues también, yo he sido afortunado,
y sé que seguirás la misma senda.

No digo adiós, porque estaré contigo
con recuerdos cariñosos que perduran,
mejor, un 'hasta luego' es lo que digo,
mientras subes como pájaro en alturas.

Ve, sé como ave que levanta vuelo,
y que ningún miedo te detenga,
tu único límite será el azul del cielo,
y enfrentarte con coraje a lo que venga.

El fracaso es para el que no lo intenta,
triunfarás con tesón, constancia y celo,
deseo que sigas con amor, la buena senda,
y seguirás siendo siempre mi polluelo.

(Para Eduardo Sada, de tu papá, en tu despedida antes de partir a México.)
Rubén Sada, Domingo 29 de Marzo de 2009.

SIGA EL CORSO

teatro, corso, carnaval, poema

SIGA EL CORSO

Siga, siga, siga el corso,
al compás del tamboril,
mientras nos morimos de hambre
festejan, ricos, el FMI.

De lagos, ríos, y montañas
los dueños no son de aquí,
por dos dólares la hectárea,
se afanaron el país.

Hay mucha violencia urbana,
mucho chorro, malandrín,
la justicia brilla ausente
para actuar ni prevenir.

La inflación no se detiene,
subió la fuerza motriz,
para pagar la factura
no me alcanza ni un botín.

Yo trabajo como un burro,
agachando la cerviz,
me exigen como a un esclavo,
y cobro como aprendiz.

Medio oriente está que explota,
el conflicto israelí,
la paz a nadie le importa,
el mundo es un polvorín.

Siga, siga, siga el corso,
se está acabando el festín,
ya no queda más un cobre,
pero igual hay que reir.

____________________
Ruben Sada, 13-02-2009

ESCÁNER

    escaner_mujer_poema

    ESCÁNER 

     (Del inglés "scanner," el que explora o registra)

     Hoy quiero ser, el escáner de tu cuerpo, 
    y recorrerlo con las yemas de mis dedos. 
    Conoceré cada uno de tus huecos, 
    descubriré todos tus secretos. 
     Cada una de tus curvas, te prometo, 
    será escaneada por mis pensamientos. 
    Exploraré cada parte de tu espectro,
     llegaré muy hondo, hasta tus huesos. 
     
    Oleré tus flores, cada pétalo. 
    Gustaré la dulzura de tus pechos, 
    rozando tus dos senos con mis besos, 
    hasta lograr erizar todos tus vellos. 
     Besaré con amor tu vientre estrecho. 
    Morderé tu clavícula y tu cuello. 
    Tocaré hasta tus íntimos deseos. 
    Peinaré uno a uno tus cabellos. 
     
    Miraré en tus ojos, muy adentro, 
    desde el iris hasta el punto negro. 
    Mimaré tus orejas y oído interno, 
    para que escuches lo mucho que te quiero.
     Con caricias que derritan este hielo 
    palparé tu perfil derecho, izquierdo.

     Lameré cada gota del deshielo,
     y de cada lunar tuyo, haré un recuento.
     Serán mis manos, escáner de tu cuerpo, 
    para encender la pasión que llevas dentro.
    Pues en cada milímetro, en ti encuentro, 
    que eres divina, la musa de mis sueños.

     Rubén Sada. 18-04-2009

COMO HARÉ PARA DECÍRSELO

poema desamor


CÓMO HARÉ PARA DECÍRSELO 


Cómo voy a hacer para decírselo, 
si en mi boca ya no quedan palabras, 
ya no dialogamos al unísono, 
y en sus oídos ya no escucha campanas. 



Cómo voy a hacer para decírselo, 
si al hablarle sus pupilas se empañan. 
No se puede ver tras el acrílico, 
ni penetrar hasta llegar al alma. 



Cómo voy a hacer para decírselo, 
si mis roces y caricias son nada. 
El calor de estío es esporádico, 
y en lugar de primavera, hay escarcha. 



Cómo voy a hacer para decírselo, 
si la noche oscureció la mañana. 
Se acerca el final, es el epílogo. 
El silencio enmudeció nuestra cama. 



Ya no existe más fuego volcánico, 
ni le quema el calor de mi mirada. 
Entonces, cómo haré para decírselo, 
que mi amor, es grande como montañas.



Rubén Sada,14-04-2009
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...