'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

MISIVA DE UN SECUESTRADO (Por la libertad de los secuestrados de Colombia, de Héctor José Corredor Cuervo)







MISIVA DE UN SECUESTRADO






Con tristeza de la selva,
que cruel erosiona el alma,
hoy escribo esta misiva
con llanto y luz de una llama
para pedirles clemencia
a los caudillos de fama,
que deben tener conciencia
de cuidar la vida humana.


Estamos bajo la fronda
de cruel indolencia añosa
con la parca que nos ronda
como abeja venenosa
la que se pasea oronda
con la caterva medrosa
que dispara a sol y sombra
por presencia de la tropa.


Aquí estamos defensores
de la patria y democracia,
sin que escuchen los clamores
dirigentes de importancia,
que dicen ser salvadores
del pueblo con ignorancia
mientras reciben honores
de la falaz democracia.


Son aquí, los compañeros
la soledad y la tristeza,
el hambre del pordiosero
entre el tedio y la pobreza,
el enfado, los agüeros,
el maltrato y la rudeza
de todos los carceleros
que demuestran su torpeza.
Aquí está goteando el tiempo
en clepsidra lentamente
y en medio del sufrimiento
horadando nuestras mentes,
hasta perder el aliento
como tristes indigentes
que mueren sin alimento
ante seres inconscientes.


Vivimos encarcelados
como reales animales,
sin libertad e infectados
por insectos infernales,
que parecen ser enviados
por los propios criminales,
para matar secuestrados
que luchan por sus ideales.


Pretendo que esta misiva
viaje por el mundo entero,
que la lean los artistas,
el maestro y el obrero,
estudiantes e idealistas,
el pastor y el consejero,
para que la gente autista
se apiade del prisionero.


Porque, ¿hasta cuándo este grito
se quedará en las montaña?
Sin eco en el infinito
y atrapado en la maraña,
sin que escuche el Dios Bendito
el llamado de las almas
que mueren en el olvido
por un tirano con armas.


 (Héctor José Corredor Cuervo)

















 Biogrfía de Héctor José Corredor Cuervo:


Héctor José Corredor Cuervo,(Colombia): Coronel retirado, graduado en administración logística, experto en administración pública, control interno, periodismo, medios de comunicación y seguridad nacional.


Durante su carrera militar ocupó cargos importantes como analista de inteligencia, comandante de la Escuela Logística, inspector delegado del Comando del Ejercito, director nacional de reclutamiento y movilización, adjunto militar a la embajada de Colombia en Washington. Adelantó cursos de especialización en la Universidad Santo Tomás y en los Estados Unidos.


Ha sido distinguido con las siguientes condecoraciones: Medalla de tiempo de servicio 15-20-25-30 años, Medalla División De Vanguardia del Ejercito Libertador, Medalla de Servicios Distinguidos En Orden Público, Medalla de Honor al Deber Cumplido, Orden del Mérito Antonio Nariño, Orden del Mérito Militar José María Córdova, Cruz del Mérito Agrupación Logística, Cruz de honor de Interlanza, Gran Cruz del Sur, Medalla Policía Militar.


Profesor escalafonado en primera categoria en los campos de administración, logística, inteligencia, estrategia y acción sicológica; habiendo sido distinguido con la inscripción en el libro de oro de la Escuela Superior de Guerra por su excelencia.


En el retiro ha desempeñado cargos de importancia como jefe de división de usuarios rurales de la Empresa de Energía de Bogotá, director de seguridad de la Compañía Latinoamericana de Seguridad y Protección, gerente de la Compañía Internacional de Logística y Seguridad. Columnista del diario de La República, Diario de Tunja, periódicos de Acore, Acorpol y en forma ocasional de otros medios de circulación  nacional.


Ha escrito los siguientes libros: Apuntamientos Críticos del Sistema Colombiano y de la Seguridad Nacional, Te Amo Colombia, Jirones de Mi Patria, Orgullo Colombiano. Sus poemas han sido seleccionados por Lord Bayron Ediciones par a ser publicados en la Nueva Antología de Poesía Hispanoamericana la cual está siendo divulgada en todos los países de habla hispana, Estados Unidos y Europa.
Ha participado en varios eventos y encuentros nacionales e internacionales y sus poemas han sido difundidos en internet, en diferentes periódicos, boletines y revistas.


Es participante activo en recitales para colegios, universidades y entidades culturales. Es miembro de los siguientes centros culturales: Centro Poético Colombiano, Tertulia Cultural de Acore, Fundación poética Algo por Colombia, Tertulia Cultural Acorpolista, Tertulia Cultural de Santander- Actualmente colabora en los siguientes foros internacionales de poesía: Mundo Cultural Hispano, Auténtica Poesía, Poesía en Español, Poesía Castellana, Foros de Ababolia, Poemas del Alma, Rincón de Poesía, Lo Paisa, Pasos en la Azotea, Conexión Colombia, Predicado Letras y Musas.


Actualmente participa en las siguientes comunidades internacionales: Asociación Internacional de Escritores, Encuentro Internacional Virtual de poesía, Escuela de Poesía, Nueva Poesía Hispanoamericana, Literatura Cubana en el Exilio, Poemas y Más Poemas, Poesía Romántica, Club de los Enamorados, El Cobijo de Poemas, Isla Tropical Tenerife, Paraíso Poético, Poesía en Movimiento, Sueños de Lesly, Versos y Poetas. Es administrador de la s siguientes comunidades: Colombia Poesía Canta y Tertulia Cultural de Acore.

MÁS POEMAS DEL MISMO AUTOR:


SECUESTRADOS EN LA SELVA

(Héctor José Corredor Cuervo)


    Quisiera ser el ave que vuela por  la selva
    para alegrar con trinos el tedio de mañanas,
    para llevar mensajes pidiendo se devuelva
    a todo secuestrado que sufre en sus entrañas.

    Quisiera ser la abeja que vive en la maraña,
    para chupar  néctar de flores entreabiertas
    y formar una bresca en indómita montaña
    que dulcifique las almas cuando estén despiertas.

    Quisiera ser el gran felino, audaz e imponente,
    que ande cauteloso sin temor a la escopeta
    para dar un zarpazo en el lugar pertinente
    y lograr liberarlos de manera discreta.

    Quisiera ser la nube que cubre el firmamento
    con armas poderosas de rayos y centellas
    para asustar raptores con temores adentro
    en una noche oscura, sin luna y sin estrellas.

    Quisiera que mi cuerpo volara en pensamiento
    y que el Señor me otorgara el don de ubicuidad
    para mitigar los infernales sufrimientos
    hasta lograr de todos completa libertad.

    Quisiera con mi lira cantarle a ese hermano
    que con salvajismo le hunde a la patria el acero
    y decirle que actualmente  el pueblo colombiano
    no cree en esa lucha de terror verdadero.



“No es el dolor físico el que me detiene, ni las cadenas en mi cuello lo que me atormenta, sino la agonía mental, la maldad del malo y la indiferencia del bueno”. Coronel  Luis Mendieta.

   VIDA  EN LA SELVA

(Héctor José Corredor Cuervo)

Revestida de gris entre la selva,
bajo sombras de la hostil maraña,
la vida pasa esperando que vuelva
la luz en  libertad  por la mañana.

Entre  sombras de injusto cautiverio
ronda la soledad  agazapada,
mirando que la parca y su misterio
llegue con claridad en la alborada.

Las ramas son las  fieles compañeras
que ofrecen el abrigo y real  confianza
entre  hombres que matan como fieras
la propia libertad y la añoranza.

 El sol al ocultarse huye aterrado
al ver tanta maldad  en este mundo
y estrellas no dan lumbre al collado
por temor a un felino vagabundo.

Los sueños, al igual que el tiempo,
están  bajo la fronda secuestrados
sin esperanza , sin ningún aliento,
sin ilusión de  que sean liberados.

 Los recuerdos, cual feroz catarata,
rompen espacios en la frágil mente
para  mostrar a la amistad ingrata
y al duro corazón del dirigente.

Las plegarias y gritos de clemencia,
que se hacen a Dios en el calvario,
se ahogan en el mar de la indolencia
con esbirros que roban el  sudario.


6 de enero  de 2008. En honor de Ingrid Betancour y  de todos los secuestrados que en la fecha permanecen en cautiverio esperando que el mundo reaccione. El epígrafe corresponde a una frase de la última carta enviada por el coronel Luis Mendieta Secuestrado por las FARC desde hace 9 años.



  LIBERACIÓN DE ESCUESTRADOS
              (Héctor José Corredor Cuervo)

Ya se escuchó el clamor de las montañas
que oyeron el dolor de secuestrados
quienes mueren de tedio en sus entrañas
por la culpa de  seres depravados

Ya se abrieron cerrojos de las mentes
de captores que viven en la selva
torturando a humanos inocentes
que crecen bajo  la sombra cual la hiedra.

Ya en la patria se palpa la alegría
por regreso  de varios secuestrados
que aguantaron con fe y con valentía
las cadenas con odio  de malvados

Hoy se siente en los aires matinales
el ruido de las naves  salvadoras
que fueron a los sitios infernales
donde muere la vida con las horas.

Los hogares se adornan con festones
para dar la bienvenida al esposo,
al padre honesto que sembró ilusiones
en espera de un  día victorioso.

En ciudades  se sienten ya la brisa
de concordia, de paz y de hermandad
que sopla entre los seres con gran prisa
bajo sueños de amor y libertad.

Amarrados quedaron servidores
que juraron a patria defender
de bandidos y de los  invasores
que matan ilusiones con placer.

Ya el pueblo de la hermosa patria mía
no cree en las promesas del tirano
que siembra las semillas de agonía
en todo el territorio colombiano.




MAR DE  INDOLENCIA
(Héctor José Corredor Cuervo)

Gritemos todos unidos
en este mar de indolencia
donde se oyen los aullidos
de los lobos sin conciencia
que defienden los bandidos
que torturan sin clemencia
a  seres desprotegidos
con escarnio y con violencia.

Prendamos todos la lumbre
que ilumine al dirigente
para que vea cuanto sufre
el secuestrado inocente
que en medio de incertidumbre
espera solo la muerte
de un matón con reciedumbre
que  ya le arruinó el presente.

Libertad sin condiciones
en el grito de la gente
que sabe de vejaciones
de la fiera irreverente
que le pide a las naciones
dar apoyo al delincuente
mientras mantiene intenciones
de traficar libremente.





HOLOCAUSTO 

(Héctor José Corredor Cuervo)


Con los miembros y troncos mutilados,
en la selva con crueldad inhumana,
diez inocentes fueron inmolados
por luchar por la patria soberana.

Sus almas tristes se fueron al cielo
en medio de las olas de terror
que dejan fieras que atacan en sendero
con garras afiladas de rencor.

Hoy, valientes están acongojados
junto a la tumba y de la patria altar
al despedir a mártires soldados
que buscaron la paz y bienestar.

Sus sentimientos de unión y concordia
en nuestras mentes estarán por siempre
para acabar con el odio y discordia
de apátridas que atacan ciegamente.

Bajo influjo de espirituales lluvias,
que caerán del cielo cual torrente,
florecerá la paz, como magnolias,
que adornará el rostro del continente.



5 de mayo de 2003. Homenaje a los mártires Gilberto Echeverri Mejía, Guillermo Gaviria Correa, Alejandro Ledesma Ortiz, Wargner Harvey Tapias Torres, Yercinio Navarrete Sánchez, Mario Alberto Marín Franco, José Gregorio Peña Guarnizo, Samuel Ernesto Cote Cote, Francisco Negrete Mendoza y Héctor Lucuara, sacrificados por la guerrilla de la Farc en la quebrada Papayal, municipio de Urrao (Antioquia).

                                                        


MÁRTIRES POR LA DEMOCRACIA  
(Héctor José Corredor Cuervo)

Entre lampos de dolor y tristeza
por la verde alameda se marcharon
las once ánimas que en la vida hallaron
un tormento sin par en la maleza.

Se fueron  sin tiquetes de regreso
dejando grandes huellas en la selva
para indicarle al pueblo que no vuelva
a creer en faccioso o en sabueso.

Sus cuerpos se quedaron en el monte
atados a instrumentos de tortura
los que vieron sufrir con amargura
ultrajes de opresor sin horizonte.

Los corrales bruñidos por la brisa,
que azotaba  con fuerza los dolores,
no volverán a escuchar más clamores
de seres que soñaban con justicia.

Hoy rechina en silencio la hojarasca
que fue testigo de los sufrimientos
cuando con frío, con sed, sin alimentos
ansiaban que pasara la borrasca.

En campos, en aldeas y en ciudades
 solo se oye el clamor de libertad
de un pueblo saturado de orfandad
que queda tras el paso de criminales.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...