'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

SOLEDAD (Escrito en Costa Salguero, Río de la Plata.)



SOLEDAD

(Frente al Río de la Plata, Buenos Aires)

Atravieso soledades, 
en medio de un crudo invierno,
junto al río y pajonales, 
debajo de un cielo inmenso.
Mientras admiro este bello 
paisaje bien costanero,
aquí viene a visitarme 
mi niño, mi amigo interno.
Paisaje de soledad, 
todo es lejano silencio.
Sólo estoy conmigo mismo 
sólo pienso, sólo siento:
zumbadores de hojas libres,
movidas que arrastra el viento
y un frío atroz que me hiela, 
me recorre todo el cuerpo.
Toda esta agua no alcanza 
a llenar el hondo hueco
de este vacío que hoy
me taladra el esqueleto.
Arrojo en el horizonte 
mis más hondos pensamientos
que se apoderan de mí,
y de mi alma en desconsuelo.
A estos pájaros, si existo 
o no, les importa un bledo.
Tampoco al pato que vuela 
graznando su aullido negro.
¿Para qué volar como él, 
si terminaré en el suelo?
¿Por qué tan lleno este río
si yo de sed aquí muero?
Allá atrás, en la ruidosa 
metrópoli, alzada lejos,
miles de hombres y mujeres 
viven perdiendo su tiempo.
Van despegando en aviones 
hacia su destino incierto,
esperando así su turno 
en la fila de los muertos.
Y me pienso: soy igual, 
pues yo también eso espero.
¿Por qué tengo tanto espacio 
si en este mundo no quepo?
¿Por qué creí en el amor 
si éste no iba a ser eterno?
¿Los rechazos son cenizas, 
que quedaron del incendio?
¿Serán el amor y el odio
dos partes del mismo juego?
¿Es la dicha, enfermedad, 
y la soledad su remedio?
Entonces, allá habrá miles 
de engañados tan enfermos
que viven buscando dicha,
felicidad en lo externo...
Creyendo que vivir es 
satisfacer sus deseos,
cubriendo agujeros de 
felicidad con obsequios,
comprando lo último que 
aparece, lo más nuevo,
gastando en banalidades 
para tapar el desprecio.
Creo que esta soledad
no se cura con dinero,
y aunque tuviera millones,
si no estás tú tengo cero.
Y es por esta soledad
que en este paisaje siento,
que me encuentro muy confuso
frente a esta Costa Salguero.


Copyright © Rubén Sada 2008-2016. 
Escrito en Costa Salguero, el 19-07-2008
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...