'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

NO ME DEJES IR



NO ME DEJES IR

No me dejes ir, mi amor, retenme,
que mis pies no crucen esa puerta.
Debe existir un cartel que nos advierta
que ninguno de los dos saldrá indemne.

Dame más de tu ternura, aunque sea leve
que mi alma la espera bien abierta.
Terminemos ya nuestra reyerta
permitiendo que el amor nos lleve.

Aprésame entre tus brazos bien fuerte
y fugará la desconfianza incierta.
Si me voy, la casa quedará desierta,
y no aguantaré un día sin verte.

No me dejes ir, mi amor, sostenme,
y bésame con tu boca experta.
Que mi piel, de vos se halle cubierta,
para que nuestra alianza sea perenne.

Si mi pié da un paso en falso, que se aquiete,
y que vuelva a retomar la senda cierta.
Que la tregua en paz auténtica se convierta
y que tus manos, las mías aprieten.

Deja que con las gotas de mi cariño te riegue
para que la planta del amor ya no esté muerta.
Así la tierra será fructífera y no desierta,
porque solo la flor que no se riega perece.

No me dejes ir, mi amor, retenme,
que lo que no se conoce desconcierta.
Jura que tu estima hacia mí está despierta,
hazme ya mismo ese juramento solemne.

No me dejes ir, mi amor, retenme,
aunque la puerta de salida ya esté abierta.
Y si llegara a hacerle caso a la voz que me liberta,
igual, en tu corazón para siempre tenme.



©Rubén Sada. 11-04-2008


_________________

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...