'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

SIEMPRE TE IMAGINÉ COMO A UNA PRIMAVERA


Siempre te imaginé como a una primavera

vistiendo la fragancia propia de esos años

cuando todo es ensueño y danza permanente

libando de la vida sus más ardientes rosas


Los sueños que forjé invocando tu rostro

y las exactas palabras que de tus labios partieron

cual leves mariposas en un mundo de niño

se han quedado grabadas para siempre en mi voz


Y es que en tu mirada de mar y de esmeralda

guardaron mis pupilas su reflejo de pájaro silvestre

como un faro buscando en la niebla del tiempo

la barca de canciones que partió hacia otro puerto


Cuando veo mis manos de Marqués desterrado

las mismas que ahora evocan tu paso de gacela

y tu cantar de estrellas en universos nuevos

solo pienso que el tiempo abre viejas heridas


Cuando veo mis ojos de trigo entristecido

los mismos que hoy se pierden en un mar de recuerdos

buscando aquél reflejo que partió de los tuyos

solo oteo una estela que huye entre las sombras


Siempre te imaginé como a una primavera

largas horas soñando con trenzarte el cabello

pobre iluso perdido en tu cuerpo de océanos

y tú regando besos sobre campos lejanos


por eso las distancias me crecen en el pecho

como un río que arrastra en su líquido vientre

lejanos horizontes desfallecientes soles

y la piedra que es música de cristales quebrados

Autor: César Lucil
(El Salvador)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...