'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

LA NIÑA PRESUMIDA



La niña presumida


Agua clara y limpia,

quiero yo de mañana
ponerla en un aljibe,
y una alcoba soleada,
arremangarme los brazos,
echarla, sobre mi cara,
que quede limpia, la mirada;
y cristalitos que brillan,
sean mis perlas doradas,
cepillarme suavemente,
mi melena complaciente,
con sus ondas rebeldes.
Me asomaré a mi balcón,
cuajadito de geranios,
por si veo, pasar a mi amor,
y en un beso le mandé mis labios.
Espera mi corazón,
que él me mire,
y el ojo guiñe, y me diga:
¡que linda estás, mi amor!
entonces... sonrojaré,
y, a otro lado miraré.



Autora: Mercedes Ruiz Luna
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...