'fauxcolumn-outer body-fauxcolumn-outer'>

Vendedora de fantasías



Vendedora de fantasías

¡Vendo! ¡Vendo! señores, fantasías.
Alguno... digo, ¿No me las quisiera comprar?
Están al alcance de todos los bolsillos.
Puedo regalárselas, al que no las pueda abonar.
Ellas alimentan mis días aciagos...
¡Tanto! que se me hace, más fácil caminar.

¿Señorita; señor? ¿Porque se sorprenden?
¿Es que no vieron nunca, a una loca delirar?
¡Vender fantasías! en el siglo veintiuno...
Cuando el hombre ya pisó la esfera lunar.
Cuando el poder ya compró a los hombres.
A cambio de que renuncien a decir la verdad.

Soy poeta y mi vida está llena de sueños.
¡Esa es mi locura! ¡Mi hermosa realidad!
Mirar la vida que pasa a mi lado.
Y ni siquiera mi ropa me puede manchar.
Me seducen los hombres con frases ya hechas.
Y mis ojos ni así, me los hacen bajar.

Estoy llena de orgullo, por eso pregono.
Si mis fantasías... ¿No las quieren comprar?
En mi espalda no cargo rencores por nadie.
Las alas me crecen y soy capaz de volar.
Me acuna la luna y me cubren las estrellas.
Y el sol es mi lámpara que mi mañana encenderá.

Golondrinas me peinan los cabellos largos.
Con sus picos ¡tan finos! lo desenredarán.
Al oler el perfume de las rosas silvestres,
con su polen colorean, mis mejillas ¿que más?
La vida es ¡Hermosa! cuando se tiene esperanza.
De que al despertar mañana ¡nada será igual!

Que no habrá niños durmiendo en las calles.
Que la escuela en vez de cárcel, será un hogar.
Que nadie es dueño de la vida de nadie
Que se abolirá la ley de poder abortar.
Que al fecundar la semilla ya es un mortal.
Que Dios da la vida y solo El la puede quitar.

¿Por eso soy loca? ¡Bendita locura! ¡Bendita!
Fantasía pura...que me hace pensar.
En aquellos ricos, que les sobra todo.
Y por temor a un asalto, no lo pueden disfrutar.
En cambio yo cargo mi maleta con versos.
y acostada en la arena me pongo a soñar.

Los sueños no se roban, están registrados.
Muy dentro del alma ¿Quien los encontrará?
Solo otro loco que sabe el escondite...
Y los de "nuestra raza", no conocen la maldad.
Por eso... ES LA ÚLTIMA VEZ QUE OFREZCO.
Vendo fantasías ¿Quien las quiere comprar?

El que no lo haga, acabará sus días.
Sumido en la tristeza y se arrepentirá.

Libia Beatriz Carciofetti
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...